Cómo mantener a raya a otro de los grandes demonios del jugador amateur
  1. Deportes
  2. Golf
claves para bascular correctamente

Cómo mantener a raya a otro de los grandes demonios del jugador amateur

Bascular es otro de los grandes demonios del golfista amateur. El origen de muchos problemas. Y no, bascular no viene del peso ni nada parecido

Foto: Bascular en golf significa hundir el hombro izquierdo (EFE)
Bascular en golf significa hundir el hombro izquierdo (EFE)

Bascular es otro de los grandes demonios del golfista amateur. El origen de muchos problemas. Y no, bascular no viene del peso ni nada parecido. Bascular en golf significa hundir el hombro izquierdo cuando iniciamos la subida (en el caso de ser zurdo sería hundir el derecho). Cuando un jugador inicia el swing basculando, lo que ocurre en la mayoría de los casos, es que sube con la cara del palo cerrada mirando al suelo y para poder impactar la bola correctamente tendría que compensar el error de inicial. Encaje de bolillos.

[Ignacio Guerras y su firme apuesta por un 'golf para todos' en Madrid]

Este problema no se convierte en muy grave hasta que el jugador utiliza palos más largos, que tienen menos grados y que exigen una técnica más depurada. También se presentan problemas al bascular cuando el jugador necesita golpear sobre superficies con poca hierba, cuando el golpe es en descenso y cuando la bola está hundida o mal colocada.

[Una clase magistral de trabajo mental con Rafa Cabrera Bello]

La dificultad en estas tres posiciones se debe a que el ángulo de ataque a la bola de un jugador que inicia basculando es ascendente y cuando encontramos la bola en las tres posiciones dichas anteriormente éstas exigen al jugador lo contrario, un ángulo de ataque descendente (también llamado hachazo).

[¿Cómo acabar con el maldito 'socket' en golf?]

El error más común del jugador que bascula es pegar antes al suelo que a la bola, así que si te sientes identificado con este fallo y no sabías lo que podía pasar, aplica el ejercicio que te detallo y verás cómo se soluciona el problema. Si te cuesta mucho procesar el cambio y no estás dispuesto a pegar muchas bolas puedes poner un parche al problema cogiendo el palo un dedo más corto, esto mejorará los impactos de forma radical.

Así inicia el jugador que bascula, hunde el hombro izquierdo y sube con la cara del palo cerrada.

Ejercicio de los tres pasos:

1. Debes iniciar bajo atrás sin independizar las manos del cuerpo, debe ser girando el tronco hasta que las manos estén a la altura de la pierna derecha en jugadores diestros e izquierda en zurdos.

2. Una vez hemos girado el bloque de arriba hasta darle la espalda al objetivo debes quebrar las muñecas intentado que el palo apunte al cielo; es importante en este segundo paso sentir amplitud sin rigidez, lo ideal es que las manos estén separadas del cuerpo dejando el brazo izquierdo extendido sin tensión y el derecho encogido con el codo mirando al suelo.

3. Por último debes dejar que las manos se encarguen del resto y el palo sea el protagonista; tranquilo, que la inercia de tus manos se encargaran de que el cuerpo complete el swing hasta el final.

* (Como siempre decimos, estos son valiosos consejos que te pueden ayudar a mejorar, pero no lo olvides: las clases, siempre con tu profesor).

Más información en tengolf

José María Olazábal lanza un aviso sobre la próxima Ryder Cup (vídeo)

De película: Así se preparó Valderrama para el Open de España (vídeo)

Golf Ryder Cup José María Olazábal