sergio garcía y cabrera bello defienden a españa

Guía para no perderse nada del Masters de Augusta 2016

El legendario torneo de golf se pone en marcha este jueves y parte con una clara premisa: será más duro. Sergio García y Cabrera Bello son los representantes españoles

Foto: El apasionante Masters de Augusta se pone en marcha con Sergio García y  Rafael Cabrera Bello como representación española. (Reuters)
El apasionante Masters de Augusta se pone en marcha con Sergio García y Rafael Cabrera Bello como representación española. (Reuters)

Los rectores del Augusta National llevan marcada a fuego una cifra: 270. Fueron los golpes que sumó Jordan Spieth para ganar en 2015. Los mismos que Tiger en el lejano 1997. En realidad, y como norma general, todo lo que pasa de -15 como resultado ganador no les hace mucha gracia. Basta que alguien firme este registro para que comience a hablarse de cambios en el campo para hacerlo más largo, tal y como ya ocurriera de manera profunda tras el 'efecto Tiger'. A día de hoy, se baraja ciertamente la posibilidad de alargar el hoyo 13, mítico par 5 del recorrido de Georgia, para siguientes ediciones...

Así que el Masters 2016 que arranca este jueves, parte con esa premisa: será más duro. Olvídense de los 'greenes' extrañamente lentos (para lo que se lleva por aquí) que se vieron en 2015. Además, parece que la meteorología se ha puesto de su lado y el viento va a soplar fuerte, sobre todo el jueves y el viernes. Hay quien cree que quizá se gane esta semana con un resultado en torno al par del campo. Quizás eso sea demasiado. Sergio García cree que el resultado ganador puede rondar el -6. Y Jason Day, número uno del mundo y principal favorito, estima que habrá que llegar al menos hasta -10.

Sergio García volverá a intentar ganar el primer grande de su carrera deportiva. (EFE)
Sergio García volverá a intentar ganar el primer grande de su carrera deportiva. (EFE)

Rory McIlroy, Jordan Spieth...

Day, por cierto, lleva en Augusta desde el pasado viernes, aunque no ha querido darse un atracón y ha jugado solo nueve hoyos cada día. Dice el australiano que no se ve como máximo favorito. ¿Qué va a decir? Aunque puntualiza inmediatamente: se siente en plenitud física y mental. A tope. Encendido. Si consideramos, además, que es un campo que le viene como anillo al dedo por su estilo de juego (bolas a las nubes y 'draws' poderosos; de hecho, fue segundo en su debut en 2011), para qué queremos más...

[Una clase magistral de trabajo mental con Rafa Cabrera Bello]

Tom Watson, que se despide este año de la competición en este torneo, tal y como hiciera en 2015 con el British Open en St. Andrews, cree que el ganador será Rory McIlroy. A Jordan Spieth, sin embargo, no termina de verlo nadie como principal candidato, en vista de la irregularidad mostrada en las últimas semanas. Pero si algo le gusta al joven texano es pegar golpes sobre la mesa cuando uno menos lo espera. Después, por supuesto, llegará un zurdo y los dejará a todos con un palmo de narices: ya saben, en seis de las últimas 13 ediciones cantó victoria un zurdo. Para eso están ahí Bubba Watson y Phil Mickelson, por ejemplo.

Rafael Cabrera Bello llega en un buen momento al Masters de Augusta. (EFE)
Rafael Cabrera Bello llega en un buen momento al Masters de Augusta. (EFE)

La chaqueta de Olazabal

Y el caso es que, repasando los posibles candidatos 'a priori' y exceptuando a Rory, solo suenan nombres de no europeos (hay que incluir por supuesto a Adam Scott). Desde que Olazabal se puso la chaqueta en 1999, el Viejo Continente no se ha llevado un triunfo a la boca. El siglo XXI le es esquivo. Justin Rose, segundo el año pasado, es un tapado de lujo, qué duda cabe. Y Henrik Stenson llega en gran momento. Fuera de estos tres europeos, Rory, Justin y Henrik, cuesta imaginar a otro recibiendo de manos de Spieth la preciada chaqueta el domingo...

[¿Cómo acabar con el maldito 'socket' en golf?]

Se hace difícil, por ejemplo, incluir a Sergio García entre los favoritos. Hay, eso sí, dos circunstancias que favorecen al español esta semana. Una, el simple hecho de tenerlo fuera del radar, y otra, la posibilidad real y comentada de un resultado ganador en torno a -7. A Sergio le vienen bien los filtros exigentes.

La expectación es máxima ante una cita de tanta relevancia como es el Masters de Augusta. (Reuters)
La expectación es máxima ante una cita de tanta relevancia como es el Masters de Augusta. (Reuters)

La inexperiencia de Cabrera Bello

Rafael Cabrera Bello será el español número 14 que debuta en un Masters en la historia del torneo y de nuestro golf. No es exagerado afirmar que llega a la cita como uno de los cinco jugadores más en forma del planeta, pero su inexperiencia en el coloso de Georgia lo aparta de la lista de candidatos. Puede y debe esperarse del canario algo más que una digna actuación, aunque en realidad para él ya sea un triunfo estrenarse en el único Grande que le quedaba por jugar.

[El chip rodado: domine un golpe que le ahorrará dolores de cabeza]

Tampoco nos olvidamos de otros nombres, sin el cartel de los anteriores pero que perfectamente pueden ganar. Están en forma y tienen experiencia suficiente: Rickie Fowler, Charl Schwartzel o Louis Oosthuizen.

El Masters es también un torneo único por cuanto reúne a un buen número de jóvenes 'amateurs' y veteranos campeones. Siempre hay una o dos historias bonitas en torno a ellos esta semana. Apunten estos dos nombres: Bryson DeChambeau y Bernhard Langer.

Más información en Tengolf.

Cabrera Bello viaja por Augusta en una nube... a ras de suelo (vídeo)

Las cuentas de Sergio García para la Chaqueta Verde (vídeo)

Golf
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios