FERNÁNDEZ CASTAÑO, CON OPCIONES EN HOUSTON

Phil Mickelson no va a dejar solo a Tiger mientras Sergio García aspira a todo

Coincidiendo en el tiempo, hora arriba o abajo, Tiger Woods y Phil Mickelson confirmaban sendas cuestiones: el primero, su presencia en el Masters, el segundo, su buen momento en Houston

Foto: Phil Mickelson no va a dejar solo a Tiger mientras Sergio García aspira a todo

Coincidiendo prácticamente en el tiempo, hora arriba o abajo, Tiger Woods y Phil Mickelson confirmaban sendas cuestiones: el primero, su presencia en el Masters, el segundo, su buen momento en el Shell Houston Open y, por tanto, su segura inclusión entre los favoritos a la chaqueta verde. Más madera. La vieja guardia se resiste a echarse a un lado. Y vaya vieja guardia: los números 1 y 2 del mundo, por definición, del Siglo XXI.

Mickelson (-11, tarjeta de 66 golpes en la segunda ronda) está a un golpe del líder en el Golf Club of Houston, el novato Andrew Putnam (-12), y va a luchar por el triunfo durante el fin de semana. No es esta ninguna tontería si tenemos en cuenta que 'Lefty' no gana un torneo desde que alzara la jarra de clarete en Muirfield hace más de veinte meses, consiguiendo en todo este tiempo sólo dos top-ten. Siente que su juego corto está fino, y en esta tesitura él puede y debe ser aspirante a todo en cualquier torneo.

Gonzalo Fernández Castaño (-6) también se ha dado, a su manera, un homenaje. Registro de 68 golpes en una de sus mejores rondas de golf en mucho tiempo. Por primera vez en lo que va de temporada 2014-15 en el PGA Tour el madrileño consigue entregar dos tarjetas por debajo del par en las dos primeras rondas de un torneo. Al margen del resultado, lo importante es que él se haga fuerte de una vez por todas en la creencia de que tiene juego más que suficiente para dar perfecta réplica en el mejor circuito del mundo.

Sergio García (-6), igual que Gonzalo, todavía va a aspirar a todo durante el fin de semana. El castellonense salvaba una jornada algo sosa con un resultado bajo par. No anduvo especialmente desordenado, pero tampoco conseguía dejar la bola demasiado cerca de las banderas. Cuando parecía que definitivamente se había enfriado, después de tripatear en el hoyo 3 (salió por el 10) y de encadenar un bogey más en el 4, e incluso comenzaba a coquetear con la posibilidad de quedarse fuera del corte, rescataba su mejor versión para terminar con un gran birdie en el 6, embocando desde unos cinco metros, y otro más en el 8, par 5, donde a punto estaba de convertir el eagle. 

Por lo demás, y aunque ya no sea noticia, hay que reseñar la presencia de Jordan Spieth (-9) en lo alto de la tabla. A este muchacho le salen como churros las rondas bajas y las semanas redondas. A tal efecto, siempre ayudan los puros embocados de más de doce metros, como el que ejecutaba en el 18 para rematar la faena...

Más noticias en Ten-golf.es:

Una dulce celebración antes de la defensa del título...

Mickelson pierde la cabeza... de su hierro 8

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios