TRISTE EMPATE ANTE MARRUECOS

El milagro tecnológico del VAR hace a España primera de grupo

De más a menos, como un globo pinchado. España firmó su clasificación en la última jornada y lo hizo como campeona de grupo gracias al videoarbitraje

Foto: España jugará contra Rusia en octavos de final tras acabar primera del grupo B. (EFE)
España jugará contra Rusia en octavos de final tras acabar primera del grupo B. (EFE)

El Mundial de Rusia pasará a la historia como el que implantó el VAR. Gracias a él España se ha clasificado como primera de grupo después de un catastrófico partido contra Marruecos (2-2) en el que, por momentos, sobrevoló el fantasma de la eliminación.

Fue en el minuto 93 cuando todo cambió. En Kaliningrado, Iago Aspas, recién salido al terreno de juego, se adelantó a los defensas en un centro al área chica y colocó de tacón el balón al segundo palo. Paralelamente, en Saransk, los iraníes reclamaban un penalti contra Portugal que les ponía a un paso de octavos de final. Si esta jornada hubiera sucedido hace un mes, ambas jugadas habrían quedado fuera del acta. Sin embargo ahora está el VAR, el ojo que todo lo ve, que ha venido para cambiarlo todo.

España rascó un empate a dos ante Marruecos en un partido histérico en el que quedaron en evidencia todas sus debilidades, que en este momento superan, con mucho, a sus presuntas fortalezas. No eran los goles de Cristiano ni el muro de Irán, es que la Selección no carbura. No crea peligro, es siempre superada en intensidad por su rival y muestra a un ramillete de jugadores que no están para jugar en el Corralejo.

El gol de Boutaib, por debajo de las piernas de De Gea. (EFE)
El gol de Boutaib, por debajo de las piernas de De Gea. (EFE)

Lo peor es que Fernando Hierro, una vez más, contempló impasible el espectáculo sin ofrecer alternativas, centrándose solo en contener la subida de unos laterales que ni atacan ni defienden. Bastaba ver las expresiones de Ochotorena en el banquillo para ver que la reprobación al juego del equipo no es solo exógena. Su único acierto esta noche fue meter a Aspas, que sacó petróleo de los diez minutos de los que dispuso, como ya hizo con Túnez en el último partido de preparación. Él e Isco, de nuevo el mejor del equipo, fueron las noticias esperanzadoras en una actuación miserable del equipo nacional, que bien pudo pagar con la eliminación en el caso de que la suerte hubiese sido más justa con Irán.

La insistencia en alinear a jugadores que están a medio gas cada vez deja más solo al seleccionador que nunca. Iniesta y David Silva no están para jugar un partido completo, pese a que le ponen ganas, y la presencia de Carvajal en la banda derecha en ningún momento ha mejorado el rendimiento de su sustituto Nacho. Al otro lado, Alba, desnortado por el césped, se desquició hasta el punto de subir a rematar los córneres con su 1,70 raspado en un intento de aportar lo que fuese. Busquets, el carburador de este equipo, es el primero que contribuye al mal funcionamiento del centro del campo. Hoy Hierro intentó arroparle con Thiago, pero es que probablemente a Busquets hay que arroparle en el banquillo.

Tras visionarlo con el VAR, el árbrito concede el gol a España. (Reuters)
Tras visionarlo con el VAR, el árbrito concede el gol a España. (Reuters)

Por atrás, el sistema deja desamparados a los centrales, hoy faltos de tensión y en general de velocidad de reacción, expuestos permanentemente a cualquier extremo que les tire por los suelos. Ramos fue el origen de los dos goles marroquíes, primero perdiendo un balón sin cobertura alguna y después permitiendo un remate de En-Nesyri en el área, en una faceta en la que presume de ser el mejor del mundo. Mención aparte merece De Gea, psicológicamente devastado, al que Hierro insiste en hacer jugar hasta que nos dé el disgusto final. De seis tiros a puerta que le han hecho a España en el Mundial, cinco han terminado el gol. Por el camino, un rosario de despejes grotescos, dudas y fallos inexplicables para un portero de su nivel.

Pero esto es un Mundial y los acontecimientos suceden rápido y por sorpresa. España, sin merecimiento y desde luego despojada de su vitola de favorita, se enfrentará el domingo en Moscú a Rusia, que hoy ha sido arrollada por Uruguay (3-0). No es el mejor momento para enfrentarse a la anfitriona, pletórica de ganas y vivacidad, en Moscú, pero, como dicen los que saben, esto empieza en los octavos de final.

Ficha técnica

2 - España: De Gea; Carvajal, Sergio Ramos, Piqué, Jordi Alba; Sergio Busquets, Thiago (Asensio, m. 74); Silva (Rodrigo, m. 84), Iniesta, Isco; y Diego Costa (Iago Aspas, m. 74).

2 - Marruecos: Munir; Dirar, Saiss, Da Costa, Achraf; Al Ahmadi, Boussoufa; Ziyach (Bouhaddouz, m. 85), Belhanda, Nourredine Amrabat; y Boutaïeb (En Nesriy, m. 70).

Goles: 0-1, m.14: Boutaieb bate por raso a De Gea tras un error de entendimiento de Sergio Ramos con Iniesta en el medio campo. 1-1, m.19: Isco culmina una jugada individual de Iniesta. 1-2, m.81: En Nesiry, de cabeza, tras un saque de esquina. 2-2, m.91: Iago Aspas, de espuela, dentro del área.

Árbitro: Ravshan Irmatov (Uzbekistán). Amonestó a los marroquíes El Ahmadi (m. 22), Amrabat (m. 29), Da Costa (m. 30) y Boussoufa (m. 30).

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada del grupo B del Mundial de Rusia 2018 disputado en el estadio de Kaliningrado ante unos 33.973 espectadores. 

Mundial

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios