SE ENFRENTA A PORTUGAL A LADO DEL MAR NEGRO

El debut de España en el Mundial: calor, humedad y una montaña rusa

España arranca su participación en el Mundial de Rusia, ante Portugal, en el estadio olímpico Fisht, en Sochi, un enclave turístico

Foto: El parque olímpico de Sochi, con el estadio Fisht al fondo a la izquierda. (Reuters)
El parque olímpico de Sochi, con el estadio Fisht al fondo a la izquierda. (Reuters)

Quedan dos horas para que España arranque su participación en el Mundial de Rusia. Lo hará en el estadio olímpico Fisht, en Sochi, un enclave turístico a orillas del Mar Negro. Y, como es habitual en este tipo de lugares en verano, la temperatura y la humedad aprietan. En estos momentos nos encontramos a 30 grados con un 66% de humedad relativa en el ambiente, aunque lógicamente el calor irá cediendo a medida que se acerque la noche e inlcuso podría llover.

[Sigue el partido de Portugal vs España en directo]

El estadio se encuentra en el parque olímpico, un megacomplejo que incluye un parque de atracciones, una pista de automovilismo (aquí se disputa el GP de Rusia de Fórmula 1) e incluso un mueso que recrea cómo eran las cosas en tiempos soviéticos. La seguridad, como pueden imaginar, roza el paroxismo. Incluso los periodistas tienen que acreditarse una y otra vez, pasar diversos arcos de seguridad y mostrar el pasaporte a quien se lo pida. Lo piden. Aquí está desplegada la policía local, la policía nacional, los agentes de seguridad privados, los guardias cosacos e incluso el ejército. Estos dos últimas instituciones, muy respetadas en el país, se encuentran siempre en segundo plano, ya que su sola presencia —y sus armas largas— desincentivan inmediatamente el gamberrismo.

El parque de atracciones frente al estadio. (A.P.)
El parque de atracciones frente al estadio. (A.P.)

Si usted está en Sochi es probable que ni siquiera se dé cuenta de que hoy se juega un partido de Mundial. Las instalaciones olímpicas no se encuentran en la misma ciudad, sino en la aledaña Adler, a 13 kilómetros de Sochi. Así, la mayoría de los asistentes al partido van del aeropuerto a la villa olímpica, casi pegados, sin colapsar la ciudad ni crear incidentes en los bares. A simple vista, parece que hay más aficionados de España que de Portugal, ya que los locales apoyan a la Roja y también una considerable cantidad de turistas asiáticos. En cualquier caso ambas aficiones confluyeron en una explosión de júbilo cuando Giménez, el central del Atlético de Madrid, le dio la victoria a Uruguay en el último minuto frente a Egipto.

La gran duda es si Fernando Hierro alineará dos delanteros

"De aquí no nos podemos mover, si me cruzo de bar lo mismo me desmayo", dice un grupo de aficionados que han venido desde Sevilla en relación al calor y las distancias en el complejo. La gente se agolpa en los chiringuitos dispersos a modo de oasis, y capea las altas temperaturas a golpe de cerveza. La queja generalizada, además del sol, es que ningún establecimiento del complejo acepta tarjetas de crédito que no sean Visa, patrocinadora del Mundial.

En cuanto a los equipos, ya saben: pocas sorpresas en el once de Portugal y gran expectación por el de España, con el seleccionador inédito. En la sala de prensa la gran preguntas es si Hierro alineará dos delanteros, aprovechando que los centrales de Portugal están cerca de la cuarentena, o seguirá con la línea de Lopetegui, con un solo punta de referencia. Si se gana, el 'affaire' Lopetegui quedará atrás y España recuperará el crédito perdido durante los últimos días. Pero, ay, si se pierde.

Mundial

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios