EN LA RENOVACIÓN PACTÓ UN ADIÓS A LA SELECCIÓN POR CULPA DE LAS LESIONES

Reyes, que por contrato no debía jugar el Mundial, viajó a España para calmar al Madrid

Felipe Reyes sólo piensa en el choque ante Serbia de la tarde del miércoles, en la noche del sábado los nervios se lo impidieron. La culpa del cambio la

Foto: Reyes, que por contrato no debía jugar el Mundial, viajó a España para calmar al Madrid
Reyes, que por contrato no debía jugar el Mundial, viajó a España para calmar al Madrid
Felipe Reyes sólo piensa en el choque ante Serbia de la tarde del miércoles, en la noche del sábado los nervios se lo impidieron. La culpa del cambio la tiene el doctor José Fabregat, que en la tarde del domingo examinó el cuello del internacional español tras el dolor sufrido en el partido ante Grecia. ¿Tiene lógica que un deportista a las puertas de disputar unos cuartos de final de un Mundial se meta entre pecho y espalda nueve horas en dos vuelos para ver a un médico? Pues en el caso del pivot del Real Madrid, sí. El viaje relámpago de Felipe Reyes hasta la Fundación Jiménez Díaz se debe primero a la confianza que el jugador tiene en el médico en cuestión y para evitar problemas con el club blanco.
 
En la renovación de contrato que firmaron Reyes y el Real Madrid el pasado mes de junio, una de las cláusulas hace referencia a la selección española y a la renuncia por parte del pivot a jugar con España por los problemas físicos que le habían ocasionado el esfuerzo hecho con al selección en los Juegos de Pekín o en el Europeo de Polonia. La consecuencia llegó en forma de diferentes molestias en la espalda que sufrió durante la última campaña y que le evitaron rendir al ciento por ciento. Por este motivo, uno de los puntos de conflicto en el nuevo vínculo que le unía al Real Madrid era el de la selección y el sobreesfuerzo que suponen los casi dos meses de entrenamientos y competición que año tras año tiene la selección española. El jugador aceptó la propuesta, pero consiguió que los dirigentes blancos le permitieran estar en el Mundial de Turquía.
 
Ante la aparición de las molestias en el cuello, las mismas que arrastró durante toda la campaña pasada, se encendieron las alarmas. Reyes se asustó y rápidamente se puso en contacto con el Real Madrid a través de los doctores federativos. El acuerdo para el viaje fue rápido. El club blanco podía certificar el estado físico del pivot, la selección de Sergio Scariolo le recuperaba para el partido ante Serbia y el jugador se ponía en manos de su médico de confianza y el que mejor le conoce. El doctor Fabregat no pertenece a la nómina blanca, pero sí que tiene un acuerdo con la entidad madridista para su sección de baloncesto.
 
Reyes tenía claro que debía viajar a Madrid. El internacional español es bastante aprensivo y sabía que el citado doctor era el único que le podía tranquilizar y dar con la clave de su recuperación. Las pruebas a las que fue sometido confirmaron que la lesión era leve y que con una infiltración podría afrontar el tramo final del Mundial sin mayores problemas. Y lo cierto es que Reyes está presto y dispuesto para estar en la cancha ante Serbia, para buscar una plaza en las semifinales de la cita turca.
Mundial
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios