Simeone empieza 2022 igual que acabó 2021: el Atleti tropieza en La Cerámica (2-2)
  1. Deportes
  2. Fútbol
Nuevo tropiezo de los colchoneros

Simeone empieza 2022 igual que acabó 2021: el Atleti tropieza en La Cerámica (2-2)

Los amarillos fueron superiores a los rojiblancos en la mayor parte del encuentro. Correa marcó desde medio campo y le anularon un gol a Parejo sin aparente motivo

Foto: Moi Gómez y Lodi. (Reuters/Pablo Morano)
Moi Gómez y Lodi. (Reuters/Pablo Morano)

Atlético de Madrid y Villarreal disputaron un interesante partido en el que ocurrió de todo. Desde polémicas arbitrales hasta goles inimaginables. Aquellos que todo jugador sueña hacer y que rara vez ocurren en la realidad; Correa lo logró. El empate (2-2) no fue justo porque los amarillos fueron superiores durante todo el encuentro.

El Villarreal comenzó el partido con las ideas muy claras: dominarían. Desde el primer momento, movieron con rapidez la pelota para evitar la alta presión del Atleti. En una salida de balón, un mal pase de Parejo, en el centro del campo, acabó en los pies de Correa. El argentino ni se lo pensó: disparó desde donde estaba y batió a Rulli, al que pilló adelantado. Los colchoneros se encontraron con un tanto de la nada.

El ánimo del Villarreal podría haber decaído con el gol del Atleti. Sin embargo, los colchoneros se encerraron en lugar de buscar el segundo y los amarillos sacaron su orgullo. Apenas un minuto después del tanto encajado, Alberto Moreno mandó el balón al poste en un extraordinario zurdazo que cerca estuvo de ser el empate.

placeholder Llorente y Estupiñán. (Reuters/Pablo Morano)
Llorente y Estupiñán. (Reuters/Pablo Morano)

Cunha, cerca de cerrar el partido

Los colchoneros eran injustos vencedores del partido; la balanza caía del lado local. El partido estuvo cerca de cerrarlo Cunha, pero Rulli se mostró formidable en el mano a mano ante el delantero. El Villareal hubiese firmado su certificado de defunción de no ser por la fantástica intervención de su portero.

Los sustos, normalmente, sirven para que entre miedo. El Villarreal, sin embargo, parece un equipo de niños al que no le asusta nada. Tras la gran parada de Rulli, le pitaron un penalti. Oblak adivinó el lanzamiento de Gerard Moreno, pero el rechace fue a parar a la cabeza de Parejo, que empujó el balón a la red. Era el empate… hasta que hubo revisión del VAR.

El balón impactó en la cadera de Dani Parejo, pero el árbitro anuló el gol por una presunta mano. Tras ver la nula aportación del VAR en esta jornada, en el Rayo-Betis y el Villarreal-Atleti, es normal que haya más personas que se suban al barco de los que abogan por prescindir de esta herramienta. Su uso es lamentable en la Liga.

placeholder Los jugadores protestan al árbitro. (EFE/Domenec Castelló)
Los jugadores protestan al árbitro. (EFE/Domenec Castelló)

Pau Torres empató el encuentro

El gol del Villarreal, no obstante, llegó. En una falta lanzada desde el lateral, Oblak no fue capaz de detener el centro y el balón salió rebotado a los pies de Pau Torres. El central, al que le impactó la pelota, fue capaz de introducirla dentro de la portería. El empate amarillo era más que merecido.

El encuentro llegó al descanso más vibrante que nunca, con un Atleti encerrado y sin ideas. Y con el Villarreal como claro dominador del partido. La segunda mitad no varió en nada lo visto en la primera. Hay que resaltar la entrega de Rodrigo De Paul. Fue de los pocos futbolistas colchoneros que completó un gran partido.

placeholder Correa celebra el primer gol. (Reuters/Pablo Morano)
Correa celebra el primer gol. (Reuters/Pablo Morano)

De tanto ir a la fuente se rompió el cántaro. Un buen pase de primeras de Gerard Moreno llegó a los pies de Alberto Moreno que definió ante Oblak tras un buen desmarque. El gol, sin embargo, no estuvo exento de suspense. El esloveno tocó la pelota, pero finalmente acabó dentro de la portería.

Simeone lo intentó con los cambios y acertó. El Villarreal, por su parte, le entregó la pelota al rival, conscientes de su dificultad en ataque ante equipos bien cerrados. Tras un rebote, el balón llegó a la frontal del área desde donde Kondogbia, que luego fue expulsado, soltó un buen disparo al que no llegó Rulli. En los dos partidos ante los amarillos, los colchoneros sólo han sumado dos puntos. La Liga, por tanto, es cada vez más madridista o sevillista.

Villarreal CF
El redactor recomienda