victoria por 5-0 ante el eibar

La exhibición de Messi el día en que el Camp Nou estalló contra Bartomeu

El argentino marcó cuatro goles en un triunfo ante el Eibar marcado por el recibimiento a Bartomeu. La afición azulgrana le dedicó una pañolada muy poco habitual en el Camp Nou

Foto: Leo Messi llevaba tres semanas sin marcar. (EFE)
Leo Messi llevaba tres semanas sin marcar. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura3 min

En el FC Barcelona, la tranquilidad se mide en goles de Leo Messi. El problema es que solo puede marcar durante los partidos. El argentino llevaba sin hacerlo tres semanas, un período de tiempo habitual en cualquier delantero, pero excepcional para él. En ese intervalo, el club, experto en la producción de crisis, había vivido un enfrentamiento público entre su principal estrella (el mismo Messi) y su secretario técnico y un escándalo que ha provocado que parte de la Junta Directiva pida el adelanto de las elecciones. Por si fuera poco, la afición brindó al presidente un recibimiento que hacía muchos años que no se veía en el Camp Nou. Nada como una actuación majestuosa de Messi para calmar los ánimos, al menos durante los 90 minutos. Cuatro goles en el triunfo ante el Eibar (5-0).

Es casi menos extraño que Messi marque cuatro goles en un partido que una racha suya de tres semanas sin marcar. Su último gol había sido el 30 de enero en el triunfo ante el Leganés en la Copa del Rey. En ese partido marcó dos goles. El anterior había sido diez días antes contra el Granada en LaLiga, donde llevaba más de un mes sin marcar hasta este sábado.

Contra el Éibar se desató y sentenció el partido en la primera parte. En el minuto 14 marcó un magnífico gol tras marcharse de tres defensas, de uno de ellos con un caño, y picar el balón por encima de Marko Dmitrovic. El segundo llegó en el minuto 37 tras un pase de Arturo Vidal y el tercero, dos minutos después tras un error de la defensa del Eibar. Messi prefirió asistir a Antoine Griezmann, pero el francés no acertó y el balón volvió al argentino, que anotó el tercero. El cuarto, después de una asistencia del debutante Martin Braithwaite, lo marcó en el minuto 87 tras varios recortes en el área pequeña para dejar en el suelo a defensas y portero. El quinto lo marcó poco después Arthur.

La afición del FC Barcelona mostró su descontento con el presidente, Josep Maria Bartomeu. (EFE)
La afición del FC Barcelona mostró su descontento con el presidente, Josep Maria Bartomeu. (EFE)

La afición mostró dos caras muy diferentes. Ovacionó a Messi en cada gol y protestó contra Josep Maria Bartomeu antes del partido y en el descanso. El presidente, muy criticado esta semana por un escándalo que relaciona al club con una campaña para criticar a jugadores y personas relevantes del entorno azulgrana, recibió una pañolada que hacía tiempo que no se veía. Al grito de "¡Bartomeu, dimisión!", muchos aficionados participaron en la pañolada convocada para justo antes del encuentro. Hubo otros que pitaron a los que mostraron su desacuerdo.

El tiempo pasa en el Barcelona, pero Messi continúa. Y quiere seguir, según dijo esta misma semana en una entrevista. El que no lo hará será Bartomeu. Sea el próximo verano, como le pide parte de su Junta Directiva, o en 2021, su etapa en la presidencia del Barcelona ya está agotada. Aparte de no poder repetir mandato por haber alcanzado el límite, las críticas a su gestión y los continuos líos hacen cada vez más irrespirable el ambiente alrededor del club. La afición lo dejó claro este sábado en el partido contra el Eibar. Mientras, Messi rompía su mala racha justo a tiempo para la Champions.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios