UNA TEMPORADA NEGRA QUE CIERRA UN GRAN CICLO

¿Quién debe irse del Real Madrid? Los señalados tras una hecatombe de récord

Una temporada para olvidar: así es como se puede calificar ya la situación de un Real Madrid que volvió a deambular por el césped como un muerto en vida al que aplastó el Ajax

Foto: El Ajax aplastó al Real Madrid para eliminarlo de la Champions. (EFE)
El Ajax aplastó al Real Madrid para eliminarlo de la Champions. (EFE)

Fin de ciclo. El Real Madrid tocó fondo este martes, después de que el Ajax lo aplastase en el Santiago Bernabéu (1-4) para eliminarlo de la Champions League, la competición que había ganado en las últimas tres temporadas —y cuatro de las últimas cinco—, de la que llevaba siendo campeón más de 1.000 días consecutivos. Un equipo irreconocible, sin alma y sin gasolina, recibió una de las mayores humillaciones que se recuerdan en los últimos años. Y hay muchos señalados.

En poco más de seis días, el conjunto blanco se ha despedido de los tres títulos por los que luchaba: Liga, Copa y Champions. De aquí a final de temporada, el equipo penará por los campos con la intención de acabar al menos cuarto y poder disputar la máxima competición continental el próximo curso, pero sin ningún aliciente en juego más que el honor y el orgullo —que, en el caso del Madrid, debería ser suficiente—. Una temporada para olvidar que cierra el periplo ganador de un equipo histórico.

Cómo se ha derrumbado el equipo queda demostrado en los récords negativos que ha acumulado el Madrid en solo 16 días: es la primera vez en la historia que pierde cuatro partidos seguidos en el Santiago Bernabéu (encajando 10 goles en contra y solo marcando dos a favor); ha sufrido la mayor derrota de la historia de la Champions en casa (1-4), y ha encajado siete goleadas en siete meses (dos veces el Barça, Atlético, Sevilla, Eibar, CSKA y Ajax). Un año para olvidar.

Después de un año mediocre, la afición ya señala a los responsables:

Karim Benzema

El delantero francés se ha convertido en uno de los grandes señalados por parte de la afición. Benzema es un jugador con grandes movimientos y capacidad de asociación, pero no es un rematador, que es lo que precisamente necesita el equipo. En lo que va de temporada, 'solo' ha marcado 20 goles. ¿A quién? Levante, Ajax, Alavés, Girona (5), Espanyol (2), Villarreal, Rayo, Celta, Melilla, Viktoria Plzen (3), Leganés (2)... y Atlético en la Supercopa de Europa. O, lo que es lo mismo, no aparece en los partidos importantes de la temporada. Benzema no es el 'killer' que el Madrid necesita y el equipo precisa de un jugador que asegure goles.

Gareth Bale

El idilio del galés con el Bernabéu parece haber llegado definitivamente a su final. Bale, el jugador que estaba llamado a tomar el testigo de gran estrella del equipo desde la marcha de Cristiano Ronaldo, ni está ni se le espera. Su actitud —cortes de manga y desplantes a compañeros inclusive— ha terminado por enfadar a directiva, entrenador, jugadores y afición, por lo que su salida del equipo en el próximo mercado estival parece un secreto a voces. Llegó al Madrid como un proyecto de 'crack', pero no ha sabido adaptarse a las exigencias. Posiblemente, sea el jugador más señalado por una hinchada que entiende que no está a la altura.

Thibaut Courtois

Fichado en verano tras ser nombrado mejor portero del Mundial y con la vitola de guardameta solvente, el belga es otro de los responsables de la situación. En lo que va de temporada, ha disputado 31 partidos, en los que ha recibido la friolera de 41 goles de 122 tiros entre los tres palos. O lo que es lo mismo: uno de cada tres tiros que recibe se convierte en gol. Courtois no ha sabido transmitir seguridad en la portería, pero la apuesta del cuerpo técnico en él ha provocado un daño colateral: que tenga la maleta hecha Keylor Navas, el portero que ha sido básico en los 15 títulos que ha ganado el Madrid en los últimos cinco años.

Toni Kroos

El centrocampista alemán es otro de los señalados por la afición. Conocido por ser uno de los jugadores más eficaces con el balón en los pies, esta temporada está siendo una de las más apagadas de su carrera deportiva, con un nivel muy por debajo de lo que se espera de un jugador con sus galones: desubicado en la medular, con pérdidas de balón que acaban en gol, sin capacidad de mando... Kroos no ha sido capaz de ofrecer lo que se espera de un jugador de su talla, posiblemente lastrada por el esquema de 4-3-3 del equipo en el que tiene que hacer excesivo trabajo físico, algo que ha quedado demostrado que no es su fuerte.

Varane-Nacho

El centro de la defensa del Real Madrid es, posiblemente, uno de los puntos que la entidad debe reforzar de cara a la próxima temporada. Sergio Ramos es el jugador más en forma de una línea donde Varane y Nacho —y ya ni hablar de Vallejo, sin oportunidades— no están al nivel de un equipo como el Madrid. El francés está completamente desconocido, excesivamente blando y sin capacidad de mando; el canterano blanco, un comodín para cualquier posición, no ha tenido demasiadas oportunidades este curso, pero las pocas que ha tenido ha demostrado estar a años luz de su mejor versión. Una defensa sin tensión y a la que es fácil hacer daño.

Santiago Solari

El entrenador argentino llegó al club como apagafuegos después del cese de Julen Lopetegui, pero no ha conseguido revitalizar al equipo. No solo no ha logrado levantar la moral de un equipo hundido sino que ha sido responsable directo de una serie de problemas que se han enquistado en el seno del equipo con nombres propios: Isco, Marcelo, Keylor y Asensio. En lo deportivo, no ha sido capaz de tener soluciones para dar la vuelta a marcadores adversos ni ofrecer cambios tácticos para cambiar dinámicas. Por si fuera poco, ha demostrado no confiar en fichajes del club como Mariano, Odriozola o Brahim, habituales descartes en las convocatorias.

Florentino Pérez

El presidente del conjunto blanco es señalado desde muchos focos como uno de los responsables de la situación. Curso tras curso, el equipo ha ido perdiendo calidad —Di María, Morata, Pepe, James, Cristiano...— y los refuerzos de nivel no han llegado. Como mucho, se ha pensado en jóvenes prometedores que están muy lejos de tener el peso de jugadores contrastados. La falta de planificación ha hecho que la plantilla haya ido perdiendo calidad, lo que ha desembocado en lo que todo el mundo parecía ver menos Florentino Pérez: una caída brutal en el rendimiento que ha provocado que en pleno mes de marzo, el Real Madrid solo esté pendiente de las vacaciones.

Los 'apestados'

Desde su llegada al banquillo, Solari ha señalado como responsables de la situación del equipo a varios jugadores: Marcelo, Isco, Keylor y Asensio, pesos pesados de los éxitos del Madrid en los últimos años, que no solo han perdido la titularidad sino que, en el caso del malagueño, han convertido la grada en su nuevo hábitat. Evidentemente, un jugador que no sale al campo —o que lo hace de manera residual— no puede ser el responsable de la situación del equipo, pero la manera en que el técnico lo ha gestionado solo deja dos soluciones: cambio de entrenador y vuelta a su protagonismo habitua o salida del club en verano si el argentino sigue.

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios