habrá muchos movimientos en verano

Los jugadores que quieren irse del Real Madrid tras el fiasco ante el Barcelona

Más de la mitad de la plantilla se plantea salir en verano y el club pondrá en el mercado a jugadores con contrato para renovar el equipo

Foto: Isco, Bale y Marcelo, tres pesos pesados que han perdido protagonismo en el Real Madrid. (Montaje: EC)
Isco, Bale y Marcelo, tres pesos pesados que han perdido protagonismo en el Real Madrid. (Montaje: EC)

El doble Clásico ante el Barcelona ha dejado el vestuario del Real Madrid en ruinas. La eliminación en Copa y la derrota que les hace despedirse de la Liga han vuelto a enfocar al equipo a la Champions para salvar una temporada ruinosa. Un curso que evidencia la pésima planificación de la dirección deportiva, con Florentino Pérez a la cabeza y José Ángel Sánchez y Juni Calafat un paso por detrás, y el pobre rendimiento de una plantilla aburguesada que se descapitalizó con la salida de Cristiano Ronaldo.

La situación deja un Real Madrid a la deriva con más de media plantilla haciendo las maletas, en muchos casos pese a tener contrato con el club blanco. La reunión exprés celebrada el jueves por la mañana en Valdebebas entre Florentino Pérez y José Ángel Sánchez atestigua que en los despachos dan por certificada la temporada y comienzan a acelerar las negociaciones abiertas durante estos meses para renovar una plantilla en la que se producirá una revolución.

El primer punto caliente es el banquillo. Se trabaja en la contratación de un nuevo entrenador, pese a firmar un contrato a Santiago Solari por tres temporadas. El argentino no ha conseguido corregir la deriva de un plantilla desequilibrada y desmotivada que se ha hecho vieja. Pese a incluir a futbolistas jóvenes cargados de entusiasmo como Vinícius o Reguilón, el equipo ha pagado su falta de gol en ataque tras la marcha de Cristiano y la apatía de un mediocampo acomodado. Solari produce división en la grada, porque aunque los resultados no han sido los deseados, ha tomado decisiones comprometidas mandando al banquillo a jugadores que no están a la altura, como Marcelo o Bale. Decisiones que han gustado entre los aficionados.

Solari tampoco tiene asegurada su continuidad en el Real Madrid. (Reuters)
Solari tampoco tiene asegurada su continuidad en el Real Madrid. (Reuters)

Pero es en la plantilla donde se avecina un tsunami. Jugadores que han perdido protagonismo con la llegada de Solari al banquillo. Por encima de todos estos casos, destaca el de Isco. El malagueño ha pasado al ostracismo más absoluto tras la salida de Lopetegui, perdiendo peso hasta desaparecer de las convocatorias. El futbolista, que a sus 26 años tiene contrato hasta 2022, es un jugador pretendido por el Arsenal, el Tottenham y la Juventus. Con la salida de Solari en junio, el Real Madrid podría replantearse convencer al futbolista para que se quede, pero el de Arroyo de la Miel está decidido a irse de un club en el que la afición le ha silbado y la directiva no le ha respaldado en sus momentos más bajos. Por no hablar del vestuario, donde solo Sergio Ramos se acercó a él para tratar de animarle en esta complicada situación.

Uno de los casos que parecen más claros es de Marcelo. El brasileño ha ido preparando el terreno con declaraciones que no han gustado nada en el club, como adelantó El Confidencial el pasado 15 de febrero. "Si el Real Madrid no me quiere, me iré", declaró tras perder protagonismo en el once blanco en beneficio del canterano Reguilón. Cristiano Ronaldo le insiste diariamente para que se marche a Turín a jugar con él a la Juventus, algo que en Italia se da por hecho.

El tercer caso es más complicado. Es el de Gareth Bale. El galés ha logrado aunar en su contra la opinión de grada, vestuario, entrenador y hasta directiva, por más que Florentino se resistiese. La falta de compromiso del jugador y su pasividad esta temporada, en la que debía haber asumido el rol de Cristiano Ronaldo, han desesperado a todos. Pero el gran problema con el que se encuentra el club es que Bale tiene contrato hasta 2022, cobra 12 millones netos por temporada y no tiene intención ninguna de marcharse de España, donde tiene una plácida vida alejada de los focos con su familia y con muchos campos de golf cerca. La salida de Isco, Marcelo y Bale supondrá una importantísima inyección económica para las arcas del Real Madrid que le permitiría acudir al mercado para traer jugadores como Hazard, Lo Celso, Icardi o Júnior. Fichajes que el club ha sondeado en los últimos meses.

Existe otro grupo de jugadores con peso en el equipo y buenos contratos que aún no se sabe si seguirán o no. En esta situación destacan especialmente los tres centrocampistas titulares del equipo. Toni Kroos, cuyo rendimiento ha decaído alarmantemente con el paso de las temporadas, tiene contrato hasta 2022 y a sus 29 años tiene ofertas para irse a jugar a la Premier. Una liga en la que el mismo Kroos ha comentado en varias ocasiones que le gustaría jugar antes de retirarse.

Modric, que acaba de renovar hasta 2021, tiene una oferta firme del Inter y muchos han visto en esta reciente renovación una medida del Real Madrid para blindar al jugador y asegurarse un buen traspaso en caso de que el croata termine por marcharse en verano. Sus palabras de este lunes señalando a algunos compañeros ("Nos falta Cristiano; algunos jugadores tenían que haber dado un paso adelante”) no han sentado bien en el vestuario, evidenciando el ambiente que se respira en él, por lo que muchos jugadores se están pensando seguir en el club. Hasta Casemiro ha perdido protagonismo ante la irrupción de Marcos Llorente, aunque la continuidad del brasileño se da por hecha.

El tercer grupo es el de los jugadores jóvenes con talento que saldrán en verano en busca de minutos. En este grupo están el delantero Mariano, Dani Ceballos y el flamante fichaje de invierno, Brahim Díaz. Mariano aterrizó con el pesado lastre de llevar el dorsal de Cristiano Ronaldo y la tarea de restar todos los goles posibles a esos 50 que marcaba el portugués cada temporada. Pero el hispano-dominicano suma 390 minutos en 14 partidos y tan solo dos goles (uno en Liga y otro en Champions). Mariano está en la agenda de clubes de la Liga como Betis o Sevilla y otros de ligas como la francesa o la inglesa. Por su parte, Dani Ceballos no ha logrado ser un jugador decisivo en el equipo ni con Lopetegui ni con Solari. Ha participado en 30 partidos, pero en más de la mitad de ellos saliendo del banquillo. Ceballos es un jugador por el que se han interesado equipos españoles, italianos e ingleses, aunque el futbolista ha mostrado sus preferencias por regresar al Betis.

Brahim solo ha jugado 24 minutos con el Real Madrid. (Reuters)
Brahim solo ha jugado 24 minutos con el Real Madrid. (Reuters)

El caso de Brahim Díaz ejemplifica la desastrosa gestión deportiva del club esta temporada. El malagueño llegó en enero para reforzar el tibio ataque madridista y dos meses después ha jugado ¡24 minutos! Brahim ha dejado de entrar en las convocatorias de Solari y como en su contrato hay una cláusula de cesión unilateral por parte del club, se da por hecho que será cedido para madurar ganando minutos en otro equipo de la Liga. A sus 19 años, suenan el Espanyol o el Alavés como posibles destinos.

Por último, están los jugadores que no seguirán en el club pase lo que pase. Keylor Navas, a quien Solari mandó al banquillo para colocar a Courtois, tiene ofertas interesantes en Inglaterra. El costarricense, con contrato hasta 2021 y 32 años, ya pudo salir en enero, pero se decidió apostar por mantenerle hasta junio. Keylor tiene un magnífico cartel y reportará algo de dinero a las arcas del club. Otros, como Jesús Vallejo, se marcharán después de no cumplir las expectativas en el club.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios