se cumplió el guion esperado

'¡Que viva España!', pitos a Piqué e invasión de banderas nacionales: el Wanda alzó la voz

Miles de banderas nacionales, muchas colocadas previamente en muchos asientos, afloraron en el Wanda Metropolitano, donde también se escuchó la popular canción de Manolo Escobar

Foto: Imagen de una zona de una grada del Wanda Metropolitano. (EFE)
Imagen de una zona de una grada del Wanda Metropolitano. (EFE)

Desde hace días, desde diferentes foros, se exhortaba a los aficionados del Atlético de Madrid a que acudieran al Wanda Metropolitano, coincidiendo con su enfrentamiento con el Barcelona, con banderas españolas. Que se mezclaran en las gradas los colores nacionales con los rojiblancos. La iniciativa, promovida con fuerza, por ejemplo, por el Frente Atlético a través de las redes, tuvo cumplida respuesta. El objetivo se cumplió. Hasta la música patria se coló en el nuevo estadio atlético.

En uno de los fondos, donde se ubican los integrantes del histórico colectivo rojiblanco, se pudo apreciar que en muchos asientos se habían colocado banderas españolas para ser ondeadas, sobre todo al principio. Invadieron casi todos los rincones de una importante parte de la grada. Curioso que el mismo Enrique Cerezo manifestara ante los medios que no se debía politizar el partido, mientras el club permitía que las telas rojigualdas fueran colocadas en muchos asientos antes del inicio del encuentro.

El '¡Que viva España!' de Manolo Escobar, ese que ha vuelto a primera línea de actualidad gracias a un vecino de Barcelona, sonó con fuerza en cuanto aparecieron en el terreno de juego los futbolistas de Ernesto Valverde para completar el protocolario calentamiento. Poco después, cuando ambos equipos comparecieron en el césped para que diera comienzo el partido, cantando la grada a capela el himno rojiblanco, las banderas españolas afloraron con rotundidad.

Imagen de banderas españolas colocadas en los asientos de uno de los fondos. (EFE)
Imagen de banderas españolas colocadas en los asientos de uno de los fondos. (EFE)

Pitos a Piqué

Lo que antes no sucedía, en el Vicente Calderón, esta vez sí tuvo lugar. Gerard Piqué fue silbado de manera sistemática, no con unanimidad, pero sí con mucha claridad, cada vez que entraba en contacto con el balón. El escenario que sufre cuando juega con la Selección desde hace mucho tiempo posiblemente se traslade de manera sistemática a los estadios españoles en los partidos domésticos.

Y es que por mucho que ambos clubes trataron de normalizar la situación por todos los medios, subrayar que el fútbol era lo único importante, fue imposible. Horas antes del partido, se plantaron Enrique Cerezo y Josep María Bartomeu ante los medios para intentar suavizar el ambiente, que ya entonces se preveía caliente.

"Fútbol, fútbol y fútbol", insistió el mandatario rojiblanco, incidiendo en que "se trata de un evento deportivo y nada más". "Esto no es una ninguna manifestación política, es una manifestación deportiva de una Liga muy importante como es la española; y esta noche juegan dos equipos españoles.…", insistió Enrique Cerezo.

Máxima preocupación

Mientras, Bartomeu, que agradeció "la hospitalidad" del Atlético de Madrid, recalcó que "estamos concentrados en el partido, en el fútbol, en el deporte…". "No es la primera oportunidad en la que, antes de un partido entre Barcelona y Atlético, salimos juntos para atender a los medios de comunicación", destacó el mandatario azulgrana.

[Más noticias de fútbol]

Así es, pero en este caso, por la convulsa situación política que vive el país en los últimos tiempos, los dos mandatarios intentaron enviar un mensaje de sosiego. La preocupación en el interior del Barcelona es muy importante, pues todos sus ejecutivos —sentimiento que se comparte en el vestuario— tienen claro que en muchos estadios la hostilidad hacia el equipo será importante a partir de estos momentos.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios