la definitiva explosión del defensa blanco

Dani Carvajal, el largo trayecto que diseñó un lateral perfecto

El jugador del Real Madrid vive un momento de forma superior. Un carrilero de primer nivel mundial, un tipo que conoce perfectamente el oficio de defender y atacar cuando es el momento oportuno

Foto: Dani Carvajal junto a Carrasco, durante un derbi. (Reuters)
Dani Carvajal junto a Carrasco, durante un derbi. (Reuters)

Si el Real Madrid le eligió para que colocara la primera piedra de la Ciudad Deportiva de Valdebebas sería por algo. Acompañado por el gran Di Stéfano, y con sólo 12 años, Dani Carvajal apareció en todas las imágenes aquel 12 de mayo de 2004. Los que a pie de campo seguían su caminar entonces, los que no le quitaron ojo los años siguientes, estaban convencidos que el club tenía un lateral para toda una vida. Pero hasta llegar al escenario actual, el de Leganés ha tenido que superar unos cuantos obstáculos. Todos los salvó con trabajo hasta convertirse en un lateral que conoce el oficio a la perfección. Ya es un elemento básico en las filas blancas, fundamental para disputar un Clásico.

Es un tipo sentido, que ha derramado lágrimas a la vista del mundo cuando el infortunio le ha golpeado. Se vio el año pasado en la final de la Champions League. Entrado el segundo tiempo, un músculo se quebró y fue casi imposible consolar al defensa. Consciente de la trascendencia del partido, también entendió que en ese momento se despedía, como así fue, de la Eurocopa de Francia. También recuerdan muchos su llanto en Rumanía en 2011. La Sub 19 disputaba contra Irlanda una de las semifinales del Europeo y una lesión muscular le apartó de la final. Inconsolable también entonces. La Rojita, sin él en el campo, ganó la final a la República Checa.

"Venía como un tiro", relata Isidoro San José en conversación con este periódico. El que fuera durante años integrante de la primera plantilla y buen conocedor del puesto del que ahora se ha adueñado con firmeza Carvajal. Durante un tiempo formó parte el ex jugador del equipo de trabajo que a diario formaba a los jóvenes cachorros en la ciudad deportiva blanca. "Por eso no me sorprende el nivel que está exhibiendo ahora, ya entonces lo hacía todo bien", dice el formador de futbolistas. Pero cuando iba a dar el último paso para alcanzar la primera plantilla, Mourinho se cruzó en el camino del lateral. Y fue para mal...

Dani Carvajal y Jordi Alba, durante un Clásico. (EFE)
Dani Carvajal y Jordi Alba, durante un Clásico. (EFE)

La sombra de Mourinho

El entrenador portugués le citó para hacer la pretemporada de 2010, pero el infortunio apareció en su camino. Durante un fin de semana de asueto, acompañado por un grupo de amigos, se hizo un corte en una piscina natural. La herida le dejó en tierra, no pudo viajar a Estados Unidos y el enfado de Mourinho fue más que evidente. Nunca contó con él. Estuvo Dani dos temporadas en el Castilla, pasaba el tiempo y no daba la última zancada. La última puerta estaba cerrada. No le quedó más remedio que buscar una salida. La encontró en 2012 en Alemania. "Se fue siendo gran jugador y volvió de igual manera", subraya San José.

"Fue realmente duro estar 10 años en el club y no debutar con el primer equipo. En el filial lo había hecho todo bien, marcando goles, dando asistencias...", relató hace tiempo en 'Real Madrid TV'. Cuando se fue, algunos dudaban que volviera; otros muchos, todo lo contrario. "Si se hubiera quedado, habría sido el mismo gran jugador que siempre fue", dice San José. "Por eso, no considero fundamental su paso por la Bundelisga, siempre fue muy bueno porque lo conozco desde que era un niño", añade. En el Bayer Leverkusen exhibió un rendimiento superlativo, apareciendo en el once ideal de 'Bild' de aquella temporada.

El ejecicio 2012/2013 no había finalizado y en el interior del Real Madrid la decisión de repescar a Carvajal estaba tomada. La apuesta fue tan exitosa que el Bayer quiso repetir experiencia con el rojiblanco Javier Manquillo, operación que finalmente no cristalizó. "Ya tenemos lateral para la temporada que viene", se comentaba en las oficinas del club blanco, viendo la tremenda campaña que firmaba Dani en Alemania. Regresó a casa con otro sello, ya no era un canterano más que se integraba en la primera plantilla. Volvía un futbolista para rendir desde el primer momento al máximo nivel en el Real Madrid.

Carvajal y Rabiot pugnan por el balón en el último amistoso Francia-España. (EFE)
Carvajal y Rabiot pugnan por el balón en el último amistoso Francia-España. (EFE)

Mejor, ¿imposible?

Integrante de la exitosa generación del 92, es muy cercano a Morata a Isco, a los que conoce de toda la vida. Todos ellos, bajo el manto protector de Sergio Ramos, el líder de la manada, siempre pegado a los españoles del plantel. Internacional en diferentes categorías inferiores, Carvajal tuvo que remar para adelantar a otros compañeros como Martín Montoya o el citado Manquillo. El tiempo le ha colocado finalmente en el estrato más superior. "Es un defensa que tiene claro que su primera función es defender. Entiende e interpreta el juego de un lateral derecho perfectamente", destaca San José al valorar a Carvajal.

Otra piedra, roca más bien, apareció ante sus narices en 2015. El Real Madrid decidió invertir 30 millones de euros en el fichaje de Danilo, entonces rindiendo a un excelente nivel en el Oporto. Las dudas aparecieron en la mente del canterano, intuyendo que tras tanto esfuerzo después de hacer el viaje de vuelta, el brasileño llegaba con la etiqueta de titular, pues por algo Florentino Pérez había hecho tan pingüe desembolso. El club conoció muy pronto la inquietud de Dani, tardando muy poco en ponerle sobre la mesa un nuevo contrato, que selló en el mes de julio de hace dos años. "Al final se comerá a Danilo", pensaban muchos en el interior del club.

[Más noticias de fútbol]

El Real Madrid ya diseña un nuevo contrato, el rendimiento del canterano obliga a ello. Es plenamente feliz vestido de blanco, ya ha dejado claro a todo el mundo que el puesto es suyo y para muchos años. Su rendimiento, con 25, cada día que pasa es más sólido, mucho más enérgico. "Firmaba que jugara siempre a tan espectacular nivel porque en mi opinión no es fácil que Carvajal lo suba. Ojalá sea así, pero...". San José ve al madridista a una altura tan superlativa, que no considera sencillo que pueda jugar mejor. Mientras, el lateral disfruta de haber llegado a la cima después de encontrarse tantos obstáculos en su camino.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios