un gol del brasileño liquida a la real

Filipe Luis marca el camino de un Atlético preparado para asaltar el Bernabéu

El Atlético de Madrid se impuso con solvencia a una mediocre Real Sociedad que sólo dio señales de vida al principio. Un gol de un espectacular Filipe Luis fue definitivo

Foto: Filipe Luis celebra el gol que dio los tres puntos al Atlético de Madrid. (EFE)
Filipe Luis celebra el gol que dio los tres puntos al Atlético de Madrid. (EFE)
Tuvo de sobra con activarse durante apenas media hora para llevarse los tres puntos. Con un Filipe Luis espectacular, sobre todo en el primer período, el Atlético de Madrid certificó de nuevo su buen momento ante una Real Sociedad que sólo amenazó al principio, sin los suficientes recursos el resto del partido como para disputarle el triunfo a su rival. El equipo local expuso sus habituales atributos, los que le llevaron a la cima. Sin brillantez, pero con una eficacia superior, los de Simeone demostraron estar preparados para la inminente visita al Santiago Bernabéu.

Tardó un buen rato el equipo del Cholo en desperezarse. El balón era en todo momento de la Real Sociedad. Lo movía con mucha soltura de un lado hacia otro, percutiendo los dominios de Oblak, aunque siempre con Godín y Savic ganando todos los duelos. Notable arranque de la escuadra de Eusebio, que sometía al enemigo con mucho desparpajo. Pasó que en cuanto el Atlético pisó un poco el pedal del acelerador, el paisaje cambió por completo.

Sobre todo cambió en cuanto Filipe Luis se subió a la moto y metió el cuchillo por su carril. Generó una autopista por la que atropelló a todo el que se le puso por medio. Griezmann dio el primer aviso superado el primer cuarto, inicio del nuevo orden que se estableció en el Vicente Calderón. Casi marca el francés poco después, apareciendo Rulli a tiempo, lo que no hizo después. El lateral brasileño firmó una jugada descomunal y tras una doble pared, acabó metiendo la punta de una bota para batir al argentino.

Griezmann no pudo marcarle a su ex equipo. (EFE)
Griezmann no pudo marcarle a su ex equipo. (EFE)

Fernando Torres y un poste

El gol desinfló por completo a la escuadra de Eusebio, avasallado en todos los lugares del campo. Fernando Torres no esperaba el doble error de Navas y Rulli, cuando el balón apareció en sus dominios no lo golpeó como es debido y un poste hizo el resto. El Atlético se crecía por momentos, con Filipe Luis desatado por completo, que hasta en dos oportunidades más estuvo cerca de festejar. Carrasco pudo sentenciar el partido, pero Rulli ganó esta vez. También por el otro lado, liderado por Juanfran, encontró pista libre el equipo rojiblanco, con un superado adversario que no sabía cómo desconectar al creciente contrincante. Alcanzó con la lengua fuera el descanso la Real y dando gracias.

[Más noticias de fútbol]

El partido estaba en el lado que más le gusta al Atlético de Madrid, donde mejor se mueve. Hasta el final supo manejar los tiempos y desconectar a una Real Sociedad incapaz de generar el más mínimo peligro en la portería de Oblak. Con Carlos Vela muy desdibujado, el cuadro local tiró de eficacia para mantener a raya al equipo donostiarra. Tan claro debió verlo Simeone que hasta se permitió el lujo, con el Real Madrid a la vuelta de la esquina, de retirar del terreno de juego a Griezmann antes de tiempo. Sólo la mala puntería de Correa y el individualismo de Carrasco permitieron al conjunto vasco soñar con el empate hasta el final. Sólo eso, un sueño, porque en el campo jamás sintió el Atleti que el triunfo peligraba.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios