Es noticia
Menú
El calvario de Sergio Ramos: pañolada, pitada... y gol en propia puerta
  1. Deportes
  2. Fútbol
el capitán del madrid, autor del 1-1 del sevilla

El calvario de Sergio Ramos: pañolada, pitada... y gol en propia puerta

El capitán del Madrid volvió a ser protagonista. Recibido con una pañolada y una pancarta que decía 'Esta nunca será tu casa', fue pitado durante todo el partido y se marcó el 1-1

Foto: Momento en el que Sergio Ramos se marca el gol en propia puerta en el Pizjuán. (EFE)
Momento en el que Sergio Ramos se marca el gol en propia puerta en el Pizjuán. (EFE)

"El asunto lo damos por acabado y solo pensamos en disputar un gran encuentro de fútbol", dijo Zidane en la víspera de volver al Sánchez Pizjuán al ser preguntado sobre el altercado del pasado jueves de Sergio Ramos con la afición del Sevilla. Muy felices se las prometía el técnico del Real Madrid. Fue un gran encuentro de fútbol, sí, aunque finalmente su equipo lo perdiera (2-1). Sin embargo, justo antes de que el canario Hernández Hernández diera el pitido inicial, la grada dedicó una pañolada al de Camas, quien, además, fue silbado cada vez que tocó el balón. Es decir, que de asunto acababo, nada de nada.

También se vitorearon los nombres de Dani Alves y Rakitic, de quienes Sergio se quejó de "ser recibidos como dioses cada vez que visitan el Pizjuán, pese a no haber mamado de aquí". Caprichos del destino: para rematar una noche aciaga para él y para su equipo, que cayó derrotado 41 partidos después, Ramos volvió a marcar, aunque esta vez lo hizo en su propia portería, con un gol en el minuto 85 que permitió al Sevilla empatar e inciar una remontada culminada en el 92'.

Foto: Sergio Ramos se dirige desafiante a una parte de la afición del Sevilla tras marcar en partido de Copa (Reuters)

La campaña lanzada a través de las redes sociales con el 'hashtag' #SergioRamosEresNoGrato caló entre la mayoría de los sevillistas, de ahí que esta vez no puede decirse que el Gol Norte fuera la única grada de Nervión que se acordó de Ramos durante todo el partido. Eso sí, fue en el fondo en el que se sitúan los Biris donde se exhibió la única pancarta dirigida a Sergio y en la que se podía leer 'Esta nunca será tu casa'​. "Está claro que no es fácil jugar así", dijo tras el partido su compañero Dani Carvajal. "Él es de aquí y es como si voy a Leganés y me pitan e insultan en cada balón. No es justo cómo se le ha recibido, pero tiene bastante experiencia como para llevarlo adelante", añadió el lateral.

"Me gustaría haber tenido otro recibimiento, pero no va a cambiar porque ya se han encargado algunos de que no cambie"

"Es un estadio muy complicado. El Sevilla no es casualidad que esté arriba porque está haciendo las cosas muy bien", comentó el propio Ramos al término del fantástico enfrentamiento. "Me gustaría haber tenido otro recibimiento, pero no va a cambiar porque ya se han encargado algunos de que no cambie. Me voy muy contento y satisfecho de mi actitud. Como capitán, he sentido el cariño de mi equipo y de mi afición. No voy a hacer más declaraciones al respecto. Si hay violentos, que tomen medidas", sentenció el capitán del Real Madrid.

Es cierto que no fue Ramos quien provocó el incendio del que 11 años después de su marcha aún quedaban algunos rescoldos. Su gran error fue intentar apagarlo con gasolina cuando este se avivó. Sus gestos al citado Gol Norte del Pizjuán tras marcar de penalti en el partido de Copa, primero de espaldas señalándose el nombre y después de frente llevándose las manos a las orejas, dio motivos a los Biris para hostigarle como acostumbran y, lo que es peor, contagiar a la mayoría de los sevillistas. De ahí que el club andaluz condenara los insultos de sus aficionados al central madridista, aunque cabe recordar que en el mismo comunicado solicitó a LaLiga que le denuncie ante el Comité de Competición de la RFEF o, en su caso, la Comisión Estatal Antiviolencia.

Al igual que en los otros dos recientes partidos contra el Sevilla, el Real Madrid volvió a tener un penalti a favor, aunque esta vez no lo lanzó Sergio Ramos. Cristiano, ausente en los dos enfrentamientos de Copa —al igual que Sergio en el primero—, fue el encargado de lanzarlo y marcarlo (0-1). Luego llegaría el gol en propia puerta del sevillano al saque de una falta botada por Sarabia, y minutos después el definitivo 2-1 de Jovetic.

"Sergio ha demostrado una enorme personalidad y ha demostrado lo grande que es", dijo Emilio Butragueño, director de relaciones institucionales del Real Madrid. "La desgracia se ha cebado con él con ese gol que se ha marcado, pero nos ha gustado muchísimo su carácter en un partido que no era nada sencillo para él", añadió. En la misma línea se pronunció Zinedine Zidane. "Sergio ha hecho un gran partido y estoy muy contento por todo lo que ha hecho, con personalidad", dijo el técnico francés.

No solo pitaron los Biris...

"El Real Madrid ha sido inflexible a la hora de aplicar con absoluta firmeza la tolerancia cero contra los violentos", rezaba el comunicado del Real Madrid en el que, además, expresaba su apoyo a Sergio Ramos y mostraba su disposición "a colaborar con el resto de clubes a erradicar la violencia". Como bien recordaba Alfredo Relaño, "el Real Madrid tuvo sus ultrasur, a partir de un piñón con el club. En los años de Mourinho gritaban: "¡'Marca' y 'As', cámara de gas!" sin reproche del club. Pero cuando Florentino Pérez echó a Mourinho, se volvieron contra él y entonces le interesó echarles".

Foto: Ramos hizo un gesto a la grada tras marcar de penalti (Jon Nazca/Reuters)

Es evidente que el Sevilla tiene un problema con los Biris si no es capaz de controlar su violencia verbal, pero tampoco es justo llamar violentos a todos los sevillistas que entendieron la celebración de Ramos tras su gol de penalti en la vuelta de la Copa como una provocación. Tal y como se pudo comprobar en el partido de este domingo, a Sergio le espera un calvario cada vez que vuelva al Pizjuán, y no solo porque los Biris no parezcan muy dispuestos a dejar de insultarle, lo cual, además de vergonzoso e impropio de una gran hinchada como la sevillista, le seguirá costando muy caro a su club.

"El gol ha sido un lance del juego y a nivel personal ha sido un grandísimo partido, de los mejores desde que vengo a jugar al Pizjuán"

Que la primera derrota de la temporada del Real Madrid llegara en Nervión fue un doble castigo para Ramos, sobre todo porque el 1-1 llegó con un gol suyo, un gol que esta vez no celebró... "El gol ha sido un lance del juego y a nivel personal ha sido un grandísimo partido, de los mejores desde que vengo a jugar aquí al Pizjuán. Está claro que no voy a cambiar la realidad y hay que asumirla así", dijo un resignado Sergio. "Es fútbol", se limitó a comentar el presidente del Sevilla, Pepe Castro, quien ya mira de reojo al título de Liga gracias el enorme trabajo de esa dupla de entrenadores que ya es conocida como 'Sampaolillo'.

"El asunto lo damos por acabado y solo pensamos en disputar un gran encuentro de fútbol", dijo Zidane en la víspera de volver al Sánchez Pizjuán al ser preguntado sobre el altercado del pasado jueves de Sergio Ramos con la afición del Sevilla. Muy felices se las prometía el técnico del Real Madrid. Fue un gran encuentro de fútbol, sí, aunque finalmente su equipo lo perdiera (2-1). Sin embargo, justo antes de que el canario Hernández Hernández diera el pitido inicial, la grada dedicó una pañolada al de Camas, quien, además, fue silbado cada vez que tocó el balón. Es decir, que de asunto acababo, nada de nada.

Sergio Ramos Zinédine Zidane Florentino Pérez
El redactor recomienda