se siente engañado por peter lim

Cesare Prandelli no aguanta más mentiras y dimite como entrenador del Valencia

Peter Lim no ha cumplido con la palabra dada de hacer fichajes y Cesare Prandelli no aguanta más. Se marcha harto de tanta mentira. El club anunció su dimisión a media tarde del viernes

Foto: Cesare Prandelli se marcha del Valencia harto de tantas mentiras de la propiedad. (EFE)
Cesare Prandelli se marcha del Valencia harto de tantas mentiras de la propiedad. (EFE)

Cesare Prandelli no aguanta más y presentó la dimisión como entrenador del Valencia, información que avanzó la Cadena Ser. El club navega a la deriva desde hace tiempo y el experimentado estratega ha optado por dar un paso al costado a la vista de la caótica situación que vive la institución. Un terremoto en toda regla para una entidad que en el último año ha navegado a la deriva. El avezado técnico se marcha harto de las mentiras de Peter Lim, el dueño del club.

A media tarde de este viernes, el Valencia emitió el siguiente comunicado para oficializar la noticia: ''Cesare Prandelli ha presentado este viernes, 30 de diciembre, su dimisión irrevocable como entrenador del primer equipo. ‘Voro’ González pasa a sustituirle como responsable de la primera plantilla". Para explicar todo esto, ha comparecido Jesús García Pitarch, director deportivo del club, que asegura que el sustituto se quedará hasta final de temporada porque a él no le han "pedido que busque a nadie". Curiosamente, la dimisión de Prandelli fue propia y no incluyó a los asistentes que llegaron con él, un problema que tendrá que resolver el Valencia en los próximos días. El director deportivo se mostró dolido con la actitud del italiano: "Aquí nadie puede hacer lo que quiera. Ni Prandelli, ni Lim lo hace".

Hace unos días lanzó el italiano un órdago en toda regla a la institución. Manifestó ante los medios que el club debía decidir qué camino seguir, considerando que la situación requería de meter el bisturí de verdad en la plantilla. Se reunió con Peter Lim, el propietario, en Singapur para diseñar el plan a seguir. El italiano exigió fichajes de nivel para afrontar la segunda parte de la temporada, pero no han llegado y el entrenador ha optado por no continuar al frente del equipo.

Cesare Prandelli no aguanta más mentiras y dimite como entrenador del Valencia

En una caliente rueda de prensa ya envió un aviso a la dirigencia, dejando entrever que en el plantel había jugadores que no se comportaban con la adecuada profesionalidad. "Fuori, fuori", dijo exaltado al referirse a aquellos integrantes de su plantel que no quisieran seguir subidos en el barco. Todos los mensajes que ha lanzado Prandelli en los últimos tiempos han caído en saco roto. No le han hecho caso y por ello ha decidido abandonar el Valencia.

El técnico hizo ver que en una situación de crisis absoluta, la plantilla requería de ser reforzada con cuatro o cinco futbolistas contrastados que ayudaran a sacar a flote a un equipo atenazado por los nervios. En un primer momento Peter Lim pareció acceder a invertir en esos efectivos que Prandelli consideraba necesarios, pero ha pasado el tiempo y no se ha cerrado contratación alguna. El dimitido profesor se siente engañado por el patrono.

En las últimas fechas, además, han aflorado las diferencias entre Cesare Prandelli y Jesús García Pitarch. Mientras el técnico dijo un día que todos los jugadores de la plantilla eran transferibles, el director deportivo manifestó lo contrario. Mientras uno apostaba por refuerzos con experiencia, el otro por jóvenes con proyección. Esa tensión entre ambos también ha jugado un papel importante para que el entrenador haya decidido marcharse.

Todo desembocó en una reunión que, según explicó Pitarch, juntó a Layhoon Chan, a Prandelli y al propio director deportivo. "Tuvimos una conferencia y los puntos de vista de Prandelli y Hoon era distintos. Yo puse mi cargo a disposición del club", explicó el dirigente, a quien no se aceptó la salida. Tampoco se dio el visto bueno a la dimisión del técnico, pero pasaron los días y las cosas cambiaron. "Después del entrenamiento de ayer me pidió hablar. Me dijo querer cinco jugadores de manera inmediata. Queria cubrir cinco posiciones. Prandelli nunca ha impuesto nombres. Queria un delantero, un medio, un volante y un lateral. Luego pidio un central", explica Pitarch.

El club no daba para tanto. "En este instante podiamos conseguir uno y no los cinco jugadores. Si no venian, él se iba esa misma tarde y mi pregunta fue ¿por qué no se lo dijiste ayer? Las opciones eran Obi Mikel y Zaza, pero había que elegir. Yo podría haberme ido ayer, pero no lo he hecho por un acto de responsabilidad", ha remarcado Pitarch en la explicación de todo este vodevil. El delantero italiano, según comentó el dirigente, sigue estando en el punto de mira del Valencia. Las cosas, después de lo ocurrido, no son sencillas en el mercado para el equipo ché. También valoró la opción de fichar al prometedor serbio Maksimovic, pero aseguró que en caso de hacerse será en verano, no ahora.

Cesare Prandelli no aguanta más mentiras y dimite como entrenador del Valencia

La próxima semana vuelve la competición, con partidos de Copa del Rey y La Liga Santander. Prandelli ha optado por no dilatar más el asunto y renunciar ahora que el club tiene días por delante para designar un nuevo entrenador para acabar la temporada, De sobra es sabido que Voro siempre ha sido reacio a hacerse cargo de la plantilla, aceptando solamente dirigir partidos contados cuando un entrenador ha sido cesado o presentado la dimisión, como ha sido este último caso.

El ambiente en el interior del vestuario se ha ido pudriendo poco a poco desde hace ya mucho tiempo. El club apostó por un entrenador de categoría contrastada para intentar que el equipo recuperara el pulso, pero Prandelli no lo consiguió. Sin ser malas, las relaciones del veterano técnico con los jugadores no eran las mejores. Su método de trabajo y algunas declaraciones públicas no sirvieron precisamente para que la conexión entre las dos partes fuera la más adecuada.

En la imagen, Jorge Mendes y Peter Lim. (Reuters)
En la imagen, Jorge Mendes y Peter Lim. (Reuters)

Antes de firmar por el Valencia, tanto Prandelli como sus asistentes trataron de recabar la mayor información posible sobre la realidad del Valencia. Desde diferentes lugares se le hizo llegar al entrenador que se metía en un terreno pantanoso, que el club era inestable y que la plantilla no tenía el nivel adecuado para luchar con los mejores de España, objetivo que siempre vendieron a la desencantada afición los ejecutivos de la institución. El problema para Cesare fue que la realidad era más deprimente de lo que esperaba.

Peter Lim queda más que tocado a ojos de la enfurecida afición, igual que un Jesús García Pitarch que está firmando una penosa actuación como máximo responsable técnico del club. Ambos se pusieron en manos del amigo Jorge Mendes y el agente portugués colocó un puñado de clientes que en su gran mayoría no han aportado absolutamente nada.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios