el dueño del club aprobó la estrategia

Así fichó Paco Alcácer por el Barcelona: Mendes diseñó el plan y Peter Lim lo ejecutó

Paco Alcácer jugará en el Barcelona. Abandona el Valencia, su club del corazón. Una operación con muchas aristas que ideó Jorge Mendes y Peter Lim aprobó sin dudar

Foto: Paco Alcácer emprende una nueva aventura en el Barcelona (EFE)
Paco Alcácer emprende una nueva aventura en el Barcelona (EFE)

Tras meses de llamadas, reuniones y decenas de contactos, su nombre apareció por sorpresa. Cuando el Barcelona seguía metido en un atasco en su afanosa búsqueda de un delantero, surgió el que finalmente ha sido el elegido para complementar al trío de intocables que forman Messi, Neymar y Luis Suárez. Paco Alcácer defenderá la camiseta del Barcelona las próximas temporadas. Una operación que diseñó Jorge Mendes y remató Peter Lim, que apoyó la iniciativa de inmediato. El Valencia es una simple empresa más para su propietario, que en cuanto vio negocio, dio el apretón de manos que certificó el trato.

Hace un par de semanas -viernes 12 de agosto- el caso estalló por los aires. Trascendió una operación que apenas llevaba unos días en marcha. Un negocio que el agente portugués -con André Gomes volvió a hacer caja con el Barcelona tras años de abstinencia- puso en marcha. Fue el ideólogo, el tipo que deslizó el nombre del atacante valenciano al presidente del club azulgrana. En cuanto Peter Lim escuchó y analizó la idea que le proponía su amigo, la transacción empezó a dar pasos firmes y contundentes.

Hasta la Ciudad Condal se desplazó el millonario de Singapur para escuchar, cara a cara, al presidente del Barcelona. Y lo que escuchó le gustó mucho. El empresario futbolístico, con vía libre en el Valencia para hacer y deshacer, ya había allanado el camino -aunque el jugador no es cliente suyo- y después todo fue rodado. Paco Alcácer entendió que no podía desaprovechar una oportunidad de esta magnitud y el plan diseñado quedó ejecutado en un abrir y cerrar de ojos.

Peter Lim en Mestalla (EFE)
Peter Lim en Mestalla (EFE)

Los dirigentes deportivos de uno y otro club han sido meros espectadores del espectáculo. No se ha contado con ellos para nada. No se han tenido en cuenta sus opiniones en ningún momento. Josep María Bartomeu y Peter Lim lo guisaron y lo cocinaron todo, con el agente portugués trazando todas las líneas maestras y desarrollando el plan que pilló con el pie cambiado a los responsables deportivos de Valencia y Barcelona.

Al día siguiente de la caliente jornada, sábado 13 de agosto, la presidenta se presentó ante la agitada y nerviosa afición. Fue durante la XXII convención de peñas valencianistas, que se celebró en Alzira. Tuvo que dar la cara y sólo pudo decir aquello de “no queremos vender a Paco”, que no es lo mismo que “no vamos a vender a Paco”. Layhoon Chan sabía internamente que no había nada que hacer, que el jugador ya tenía listas las maletas, entre otras cosas porque su jefe, el que manda, quería ingresar los millones que le ofreció Bartomeu. La ejecutiva, que a diario se sorprende más y más de las cosas que pasan en el club, tenía muy claro aquel día que el goleador estaba virtualmente vendido.

Layhoon Chan, presidenta del Valencia, conversa con el director deportivo, Jesús García Pitarch (EFE)
Layhoon Chan, presidenta del Valencia, conversa con el director deportivo, Jesús García Pitarch (EFE)

El asunto dio el acelerón definitivo este pasado miércoles por la tarde, cuando el jugador le dijo a la cara a la presidenta que su deseo era dejar el Valencia. La mandataria sabía de sobra cuál iba a ser el desenlace, porque Peter Lim no iba a permitir que se le escapara un negocio de este calibre, después de que hace un año aflojara el bolsillo para reforzar una plantilla que al final ofreció un rendimiento decepcionante. Toca ahora reforzar una plantilla descosida, pero de eso ya se está ocupando el agente amigo. Curioso es que jugadores como Munir o Samper no quieran vestir la camiseta blanca del Valencia...

Pako Ayestarán es el gran perjudicado por todo lo que está sucediendo. El trabajo realizado durante la pretemporada le servirá para muchas cosas, pero no para ajustar las piezas, pues algunas ya no estarán y otras no han llegado. Ha perdido a los dos goleadores del equipo -Negredo y Alcácer- y ante Las Palmas quedó a la vista la fragilidad de una defensa en la que sobran elementos -Aderlan Santos y Abdennour- y faltan un par de zagueros que suban el nivel de la plantilla. El entrenador sufre los violentos vaivenes que azotan a la institución, con una afición encendida a la vista del panorama.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios