Tropiezo de Guardiola y tremenda bronca de Diego Costa con su propio entrenador
  1. Deportes
  2. Fútbol
el hipano-brasileño se encaró con conte

Tropiezo de Guardiola y tremenda bronca de Diego Costa con su propio entrenador

Diego Costa, que abrió el marcador (3-0) en el triunfo del Chelsea con el Leicester, se encaró con Antonio Conte. El City empató en casa con el Everton (1-1) y el Arsenal caza al líder

Foto: Diego Costa abrió el marcador en el Chelsea-Leicester City (Reuters)
Diego Costa abrió el marcador en el Chelsea-Leicester City (Reuters)

Intensa y emocionante jornada del sábado en la Premier League. Hubo de todo. El Manchester City sumó su tercer partido sin ganar, el Arsenal no falló y dio caza al equipo de Pep Guardiola -ya comparten liderato- y Diego Costa firmó uno de sus clásicos episodios. En esta oportunidad, el delantero de la Selección que entrena Julen Lopetegui tuvo un agrio y encendido enfrentamiento con Antonio Conte, su propio entrenador. El italiano, tras, el partido, restó importancia al suceso que vio el mundo entero.

Protagonista de una gesta incomparable al ganar la pasada edición de la Premier League, el Leicester City no arranca en esta nueva edición. Cerca de la zona de descenso y ya muy alejado de la parte noble de la tabla clasificatoria, volvió a sufrir otra dura derrota. Esta vez sin paliativos. El Chelsea sacó del campo al equipo de Claudio Ranieri, al que se impuso por un concluyente 3-0. El que sigue en estado de gracia es Diego Costa, que abrió el marcador en Stamford Bridge. El brasileño fue doble protagonista, al tener un encontronazo con su entrenador a la vista de todo el público.

Todo sucedió en el segundo tiempo, cuando el partido (2-0) ya se había inclinado del lado del equipo local. Antonio Conte, en un momento dado, recriminó una acción a Diego Costa, que, visiblemente molesto, le hizo un gesto desafiante invitando a su técnico a que le retirara del terreno de juego. Hasta en dos oportunidades se dirigió el delantero al entrenador con el mismo mensaje. Finalmente, el italiano optó por mirar a otra parte y el goleador de la Selección española se mantuvo sobre el terreno de juego hasta el final.

Cuestión de pasión

De la boca de Diego Costa salieron gruesas palabras dedicadas a Conte, que a través de las imágenes de televisión se pudieron traducir a la perfección. Todo quedó en un segundo plano merced al claro triunfo del equipo londinense. El Chelsea golpeó por primera vez en el minuto siete, cuando Diego Costa -séptimo gol en ocho encuentros- apareció a la salida de un córner sacado por Hazard. Pasada la media hora, el propio Hazard anotaba el segundo tras una cesión de Pedro. Moses cerró la goleada a falta de diez minutos para el final. Ranieri reservó a los argelinos Mahrez y Slimani pensando en la Champions y lo pagó muy caro.

Ya en frío, en la sala de prensa, Antonio Conte explicó lo sucedido con Diego Costa, subrayando que "si lo mantengo en el campo hasta el final es porque necesito su pasión. Lo hice a pesar de que era consciente de que me arriesgaba a que fuera amonestado con una segunda tarjeta amarilla. Pero es que Diego es importante para el equipo". "Yo soy el que toma las decisiones y acepto la responsabilidad en cada situación. Eso sí, Costa siempre hace caso a las decisiones que tomo", zanjó el técnico transalpino.

Dos penaltis fallados

El Manchester City tuvo el partido perdido, lo pudo ganar y al final empató. Ya son tres consecutivos sin ganar, uno de Champions, frente al Celtic, y dos de Premier, ante Tottenham y Everton. El miércoles, en el Camp Nou, se verá si es solo una mala racha o algo más. Lo peor de todo es que el equipo de Guardiola desperdició dos penaltis. Primero fue Kevin De Bruyne, poco antes del descanso y con el marcador sin moverse, y posteriormente Sergio Agüero, cuando ganaba el Everton gracias a un gol de Lukaku. El argentino ya falló una pena máxima con su selección hace unos días, lo que provocó una riada de críticas contra él. Stekelenburg adivinó las intenciones de sus enemigos en ambas oportunidades. Por fortuna para el City, apareció Nolito en el minuto 72, sellando el empate con un certero cabezazo.

"Puedes practicar el lanzamiento de los penaltis muchas veces, pero hay que tener en cuenta que en los entrenamientos no hay presión", dijo Guardiola tras el partido, subrayando que "cuando llegan los momentos cruciales e importantes son eso, penaltis...". No lanzó el más mínimo reproche a su equipo, pese a los últimos tropiezos sufridos. Así, afirmó que "hicimos absolutamente todo para ganar a un Everton que sólo generó una oportunidad y la aprovechó". Reconoció estar "triste por mis jugadores porque merecieron ganar. Eso sí, estoy satisfecho con el juego que desplegamos". "Nunca cambiaré mi manera de jugar", sentenció.

No desaprovechó el regalo el Arsenal de Arsène Wenger, que con su triunfo (3-2) ante el Swansea da caza al Manchester City en la cabeza de la clasificación. En apenas media hora dio la impresión de que el encuentro se quedaría sin historia, merced a un doblete de Walcott. Sin embargo, en el minuto 38 aparecía Sigurdsson para dar vida al enfrentamiento. Ya en el segundo tiempo, Özil ponía tierra de por medio de nuevo, aunque el Arsenal tuvo que sufrir hasta el final. El español Borja Bastón se estrenaba como goleador en la Premier League en el minuto 66 y poco después el equipo local se quedaba en inferioridad tras la expulsión de Xhaka. Lo intentaron los jugadores de la escuadra galesa hasta el final, pero el marcador ya no se movió. Mientras, el Tottenham, uno de los favoritos para ganar el torneo doméstico, no pasó del empate (1-1) en su visita al West Bromwich Albion.

Diego Costa Premier League