La nueva "inseguridad" del Dortmund, una "sugerente prueba" para Jürgen Klopp
  1. Deportes
  2. Fútbol
martí perarnau e isaac lluch analizan al bvb

La nueva "inseguridad" del Dortmund, una "sugerente prueba" para Jürgen Klopp

El Dortmund, a un punto del descenso, tiene la necesidad de ganar al Bayern en el Allianz. Hablamos con dos expertos sobre la situación del BVB

Foto: Jürgen Klopp tiene ante sí el reto de reconvertir el juego de su Dortmund (Reuters).
Jürgen Klopp tiene ante sí el reto de reconvertir el juego de su Dortmund (Reuters).

En el deporte (y casi que en cualquier otro aspecto de la vida), sólo hay dos maneras de salir de un momento de crisis, de una serie de resultados negativos: una, más reforzado, más fuerte que antes, convirtiéndose en un equipo o un deportista más versátil, más completo; la otra, es muerto, hundido y destrozado. En ese instante trascendental vital se encuentra el Borussia Dortmund, que este sábado tiene ante sí el reto más complicado, que vive dos veces por temporada, al menos, que es jugar contra el Bayern Múnich. Antes de enfrentarse al mejor equipo de Alemania y quizás de Europa, hemos querido analizar los motivos que han llevado al Dortmund a esta situación límite en la Bundesliga, y para ello hablamos con Martí Perarnau e Isaac Lluch, dos hombres que viven diariamente el fútbol alemán y que conocen de primera mano cómo está el equipo de Jürgen Klopp.

La realidad es que el Dortmund está con 7 puntos después de 9 jornadas disputadas hasta la fecha. Dos victorias, un empate y seis derrotas que colocan al vigente subcampeón a un punto del descenso… y a 14 del Bayern. Sin embargo, esos resultados tan nefastos no se han trasladado a la Champions League. “El Dortmund –dice Isaac Lluch, periodista asentado en Múnich– tiene más puntos en Champions que en Liga. Y además en la Champions no ha encajado ningún gol. Esto sucede porque los equipos te exigen cosas diferentes. El Dortmund, cuando hace daño, es cuando se le enfrenta un estilo tipo Bayern, que quieren la iniciativa. Eso contra equipos de perfil bajo no lo puede hacer".

Martí Perarnau, autor del libro Herr Pep sobre el primer año de Guardiola en el Bayern, analiza la idea de juego de Klopp. "En estos últimos años, el Dortmund ha perdido cuatro jugadores: Şahin, Kagawa, Götze y Lewandowski, si bien es cierto que dos de ellos, Şahin y Kagawa, los recuperó. Son jugadores que se adaptan al estilo del Dortmund, muy directo, de contragolpe, si lo queremos definir así. Y como ese estilo le funciona muy bien, tanto Klopp como el club deciden profundizar en esa manera de jugar. El año pasado se contrata a Aubameyang y Mkhitaryan. Es decir, el cambio por Götze no es para ir hacia un juego más pausado, sino para radicalizar esa la idea”.

Y claro, el problema llega cuando ese estilo, como decía Lluch, se interpreta también en la Bundesliga, donde los rivales no son “mancos –añade Perarnau– y en este estilo de juego, en el que tienen que mandar, les cuesta mucho. Cuando se le obliga a jugar de una manera diferente tiene una carencia de trabajo colectivo”. Por ejemplo, en el último partido de Bundesliga, contra el Hannover (0-1 perdió el Dortmund), Lluch recuerda que “el Dortmund fue muy superior, pudo marcar muchos goles antes de encajar el que recibieron. Y entonces, se descompuso". Este tipo de derrotas ante rivales claramente inferiores y que, además, jugaron peor crean “un problema de confianza. El mismo Klopp dijo que el miedo a no ganar está ahí. Los jugadores se vuelven tremendamente inseguros cuando el partido no se vuelve de cara".

La “interesante” evolución de Klopp

En este momento de incertidumbre del Borussia Dortmund, Perarnau no ve “ningún problema de los jugadores con Klopp, yo creo que hay una relación muy buena”. De hecho, para Lluch, de continuar esta racha tampoco “peligra en absoluto” el puesto del entrenador en el banquillo del BVB, ya que “esta última época gloriosa del Dortmund solo se entiende con Klopp en el banquillo. Hay una identificación del club con el entrenador y viceversa. Y si Klopp se queda, es más fácil que se queden las estrellas tipo Hummels, Reus y Gündoğan. Pongamos que va todo fatal, ¿quién podría encajar en este perfil de Borussia Dortmund? Nadie, sólo él. Tiene el reto de adaptarse a la nueva situación”.

Y ese proceso de adaptación es lo más “interesante” que ve Martí Perarnau en la situación que vive el equipo de la cuenca del Ruhr. Este estilo que le están haciendo desplegar los rivales obliga a Klopp a dar un giro a su manera de jugar. Es un momento importante en la evolución táctica de Klopp. Y eso es muy sugerente”. “El factor correcto –continúa Lluch- es Kagawa, que por eso Klopp insistió tanto en ficharlo. Es un jugador que se mueve relativamente bien en los espacios estrechos”. Con el japonés, Şahin y Gündoğan, el Dortmund tendrá más posibilidades de alcanzar el máximo nivel competitivo también contra rivales pequeños.

El respeto de Guardiola

Este viernes, en la rueda de prensa previa al partido, Pep Guardiola recordó que, por muy mal que esté, el Dormund siempre es peligroso. "En esta situación aún es más difícil ganarles. Siguen siendo nuestra principal competencia. El Dortmund es top. Y nuestra forma de jugar con defensa a cuarenta metros de Neuer les va muy bien. Pero no la cambiaré. Confío en nuestro juego". Ese juego, como bien dice Guardiola, es el que más le beneficia al Borussia. "Cuando el Dortmund tiene al Bayern delante, es otro Dortmund. Debería aprovechar el partido de hoy para afianzarse, coger confianza con un buen resultado y salir para arriba”, recuerda Isaac Lluch.

Esa evolución de Klopp de la que hablábamos posteriormente no se podrá ver, en absoluto, reflejada contra el Bayern. En el Allianz, el Borussia estará a gusto (el año pasado ganó 0-3). Martí recuerda que “el Bayern saldrá con el balón y los del Dortmund intentarán jugar a lo que saben jugar… y son capaces de ganar. Pero si ganan, no indica nada, porque es el Bayern, es la excepción. Es como si juegan contra el Madrid y Modric y Kroos cogen el balón y dicen ‘esto es nuestro’, y el Dortmund puede disfrutar. Pero eso no es el indicativo de lo que estamos hablando, porque dentro de tres días llegará el Paderborn y ahí es donde ha perdido los partidos”.

Jürgen Klopp Borussia Dortmund Bayern Múnich Pep Guardiola
El redactor recomienda