incoherentes con el discurso del barça

Xavi pierde los papeles con el Madrid... como Guardiola con una cuarta árbitro

Mientras el excapitán del Barça no quiso reconocer el juego del Real Madrid en el Clásico, su exentrenador tuvo que pedir disculpas por su comportamiento en Alemania

Foto: Xavi pierde los papeles con el Madrid... como Guardiola con una cuarta árbitro

Son los recoldos del Clásico, pero no por ello está de menos apagarlos antes de pasar página. Después de unos años de claro dominio del Barça en los enfrentamientos directos, el Real Madrid no sólo ha revertido los marcadores, sino que incluso ha logrado ser mejor, superior si se prefiere, a un equipo que parece empezar a vivir excesivamente de los recuerdos. Todo lo contrario que le ocurre al conjunto de Ancelotti, que vive del y para el presente. 

Aunque habrá quien piense que el partido del sábado lo perdió el Barça, sobre todo después de tenerlo encarrilado, lo cierto es que más allá de su remontada, el Real Madrid se quitó por fin los complejos de renunciar al balón y demostró que, por poder, con la pelota puede ser tan bueno como el Barça. Y eso que los blancos salieron al campo con demasiado respeto, pese a jugar con cuatro en el centro del campo por la ausencia de Bale y la presencia de Luis Suárez junto a Messi y Neymar

También es verdad, y por ello tampoco está de más recordarlo, que la temporada pasada la Liga no fue ni para el Real Madrid ni para el Barcelona, sino que fue un tercero, el Atlético, que paradójicamente ganó la llamada Liga de dos y dejó a los dos grandes en evidencia. Sin embargo, y volviendo al Clásico, lo más curioso es que los jugadores del Madrid no sólo celebraron su contundente victoria, sino que también valoraron la manera de lograrla. 

“Hemos invadido su campo, les hemos discutido el balón", dijo Ramos. "Les jugamos cara a cara, sin miedo y teniendo mucho el balón", añadió Marcelo. "En ocasiones les quitamos el balón al Barça", destacó Carvajal. Nada que ver con el discurso de hace bien poco y especialmente cuando Mourinho les hacía sentirse inferiores y de esta forma saltar al campo a 'combatir' más que a jugar. 

Como suele suceder en estos casos, el discurso cambia según te convenga y por ello chocó que Xavi intentara quitarle méritos a la victoria del Madrid diciendo que "ellos viven de las contras y no lo hemos podido parar". Del mismo modo que los olés del Bernabéu en el Clásico del pasado sábado han desnudado a quienes decían que al madridismo no le gusta el fútbol de toque -no confundir con el insulso y peyorativo tiki-taka-, el hecho de que Xavi no reconociera que el Madrid no sólo ganó jugando a la contra. No fue el Barça de Guardiola, pero se pareció al mejor de Luis Enrique.   

Y hablando de Pep Guardiola, el ahora técnico del Bayern de Múnich perdió los papeles en los minutos finales del partido contra el Borussia Mönchengladbach. Su incidente, que no es el primero de estas características y por ello debería empezar a mirárselo, tuvo aún más repercusión en Alemania al tener como protagonista a una mujer, Bibiana Steinhaus, que ejerció de cuarto árbitro en el mencionado encuentro de la Bundesliga. 

Pep se quejó amargamente de las continuas pérdidas de tiempo locales en los últimos minutos del partido y en un momento dado fue a darle la mano a Steinhaus, que se la tendió, produciéndose entonces un gesto de desprecio por parte del técnico catalán al soltársela de malas maneras. Más tarde, Pep le insistió a la colegiada por la misma circunstancia y ésta le retiró la mano del hombro con un "¡no me toques!". El Bayern es líder de la Bundesliga a pesar del empate sin goles contra el Borussia Mönchengladbach, pero el comportamiento de su entrenador no ha gustado y recuerda a otros que él mismo ha criticado.  

 
Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios