Torres no marca, pero ya sabe lo que es ganar al Madrid vestido de rojiblanco
  1. Deportes
  2. Fútbol
primer triunfo en un derbi como atlético

Torres no marca, pero ya sabe lo que es ganar al Madrid vestido de rojiblanco

Un feliz Fernando Torres ganó su primer derbi como jugador del Atlético, algo que nunca consiguió durante su primera etapa en el club del Manzanares

Foto: Fernando Torres junto a Ramos en un lance del Atlético-Real Madrid (EFE)
Fernando Torres junto a Ramos en un lance del Atlético-Real Madrid (EFE)

Fernando Torres volvió a pisar el césped del Vicente Calderón. Ya lo había hecho en la multitudinaria presentación del pasado domingo, pero esta vez lo hizo como titular en un partido ante el eterno rival, el Real Madrid. El Niño estuvo 58 minutos sobre el terreno de juego, fue aclamado, aplaudido y ovacionado cuando el Cholo Simeone decidió sustituirlo. No había hecho su mejor partido, pero sí había vuelto a ilusionar, a sentir esa emoción de haber cumplido su sueño: volver a ser jugador del Atlético de Madrid. Fueron 58 minutos de gloria, de tratar de ayudar al equipo en todo lo posible para vencer y dejar KO al eterno rival.

Llegada, presentación y titular ante el Real Madrid. Simeone tendió la mano a Torres, fue cuestión de días demostrarle su confianza al Niño. “Necesita tiempo para coordinarse con sus compañeros, pero tuvo ilusión, ganas, energía y está rápido y potente”, reconocía el Cholo en la rueda de Prensa posterior al encuentro. Como es habitual en partidos de máxima tensión, hubo intensidad, pero faltaron oportunidades de gol para ambos equipos. Torres no destacó, pero sí estuvo participativo en el juego rojiblanco pidiéndosela a sus nuevos compañeros y ayudando en el plano defensivo al equipo.

Además de las buenas palabras del técnico rojiblanco, también los compañeros se rindieron a Torres. Lucas, que ante el Real Madrid ocupó la posición de lateral, afirmaba: “Se ha integrado muy bien en el equipo desde el primer día de entrenamiento. Lo está dando todo y siempre lo va a dar todo por este escudo”. Oblak, que fue la apuesta de Simeone para la portería, aseguraba: “Lo vi muy bien. Lo dejó todo en el campo, jugó bien y estoy feliz por él”. Jesús Gámez que ocupó el lateral derecho reconoció: “Ha estado bien, adaptándose al equipo. Poco a poco se irá sintiendo mejor y estoy encantado de verlo aquí”.

Torres no sabía lo que era ganarle al Real Madrid vestido de rojiblanco. Lo había hecho con el Liverpool en Champions, en Anfield (4-0) y en el Bernabéu (0-1), pero ahora lo ha conseguido con el equipo de sus amores. Poco a poco se está adaptando de nuevo al fútbol español y también al Atleti, un conjunto que nada tiene que ver al que era cuando el Niño abandonó las filas rojiblancas. Torres ha vuelto a un equipo grande, a un club campeón que consigue no mermarse ante su eterno rival, sino que le gana aunque sea con un once plagado de rotaciones.

El primer cambio del Cholo en el partido ante el Real Madrid fue el de Koke por Torres. Corría el minuto 58 y el niño abandonó el campo con la mejor de sus sonrisas. “Es un día para celebrar”, declaraba en las cámaras de Canal+ al término del encuentro. "Estamos felices por muchas cosas, por el resultado, el ambiente en el Calderón... Es un día para celebrar muchas cosas. Son sensaciones que no puedo controlar", añadió. Desde la grada recibió una ovación cerrada y cánticos que coreaban su nombre. Y esto no ha hecho más que empezar…

Diego Simeone Vicente Calderón
El redactor recomienda