Es noticia
Menú
El más difícil todavía: la 'maldición' histórica que está obligado a romper el Real Madrid ante el City
  1. Deportes
  2. Fútbol
NUNCA GANÓ TRAS PERDER LA IDA DE 'SEMIS'

El más difícil todavía: la 'maldición' histórica que está obligado a romper el Real Madrid ante el City

El conjunto blanco necesita una última remontada en 'semis' para conseguir jugar la final de la Champions, pero las anteriores siete veces que lo ha intentado ha fracasado por el camino

Foto: Benzema celebra la remontada ante el Chelsea. (EFE/Juanjo Martín)
Benzema celebra la remontada ante el Chelsea. (EFE/Juanjo Martín)

Si algo nos ha enseñado el fútbol a lo largo de su historia es que el éxito es efímero. Un día puedes estar celebrando un gran triunfo y, pocas horas después, la realidad te hace olvidarlo rápidamente y centrarte solo en el presente. Eso es lo que le ocurre al Real Madrid, que acaba de ganar una Liga más que merecida, y cuatro días más tarde, sabe que tiene el examen más exigente de la temporada: dar la vuelta a la eliminatoria contra el Manchester City si quiere meterse en la final de la Champions.

Pero la labor del Real Madrid no es nada sencilla. Si por algo se han caracterizado los blancos a lo largo de la temporada -y de su historia-, es por su capacidad para no darse nunca por vencidos y remontar partidos o eliminatorias en los que cualquier otro equipo hubiera tirado la toalla. Pero el Madrid es diferente: la lucha y la entrega es parte fundamental de su ADN, lo que les ha servido para firmar noches históricas, como aquella ante el PSG o, la más reciente, contra el Chelsea.

Foto: Los jugadores del Villarreal celebran su gol ante el Bayern. (EFE/Biel Aliño)

Ahora, el Madrid está ante su penúltimo reto: dar la vuelta al 4 a 3 del Etihad Stadium para soñar con meterse en la final de París. Para ello, deberá mostrar, una vez más, su mejor versión sobre el césped del Santiago Bernabéu para ganar, sí o sí. Si lo hace por un gol de diferencia, forzaría la prórroga; si lo hace por dos o más tantos, habrá logrado el ansiado billete para el partido por el título. Pero el Madrid tiene delante un rival de mayor enjundia que el propio City: la historia.

Y es que el equipo blanco tiene una oportunidad pintiparada para, en este excelente curso deportivo, acabar con una 'maldición' que se le resiste desde el comienzo de la Copa de Europa: nunca ha conseguido remontar una eliminatoria de semifinales cuando ha perdido el partido de ida. En las anteriores ocho ocasiones en la que esto sucedió, los blancos no lograron voltear el resultado adverso del primer encuentro, un registro que podría romper definitivamente este miércoles.

La primera vez que el Madrid se estrelló contra el muro de las semifinales tras perder en el partido de ida fue en la temporada 1967-68 frente al Manchester United. El Madrid perdió por 1 a 0 en Old Trafford y, en el partido de vuelta, los blancos no pasaron del empate a tres. Sería en la 72-73 cuando, ante el Ajax, los blancos cayeron derrotados en Ámsterdam por 2 a 1. El Madrid no pudo con los neerlandeses en casas, y volvieron a perder, esta vez por 0 a 1.

La entrada de Pepe a Dani Alves.

En la 86-87, sería el Bayern de Múnich el verdugo del Real Madrid. El duro varapalo sufrido en la ida, con un claro 4 a 1, sentenció la eliminatoria e hizo que el 1 a 0 de la vuelta no sirviera para nada. Ya con el formato actual de competición, en la temporada 2000-01, los blancos perdieron el partido de ida en el Bernabéu, de nuevo ante los bávaros, por 0 a 1, mientras que en el partido de vuelta volvieron a caer derrotados en el partido de vuelta, esta vez por 2 a 1.

En el curso 2010-11, llegó el enfrentamiento entre Real Madrid y Barcelona, donde los blancos cayeron por 0 a 2 en el Bernabéu tras aquella polémica expulsión de Pepe; el partido de vuelta acabaría con un insuficiente empate a uno para los de José Mourinho. La temporada siguiente, la 2011-12, los blancos sufrieron la más dolorosa de las eliminaciones: tras perder por 2 a 1 en la ida ante el Bayern, los blancos igualaron el marcador en el Bernabéu... pero los penaltis les dejaron a las puertas de la final.

Los dos goles ante el Borussia fueron insuficientes.

Un curso más tarde, el Madrid se quedó a la puerta de la remontada. Tras perder por 4 a 1 en el Signal Iduna Park del Borussia Dortmund, los blancos ganaron por 2 a 0 en el partido de vuelta, insuficiente para meterse en la final. Y, por último, en la campaña 2014-15, los blancos no pudieron con la Juventus: después de perder por 2 a 1 en Turín, ambos empataron a uno en el Bernabéu, con un gol del exmadridista Álvaro Morata que tumbó a los locales.

Ahora, el Madrid sabe que necesita una nueva remontada en busca de la gran final de la Champions, pero no solo tiene que acabar con la resistencia del equipo de Pep Guardiola y darle la vuelta a un marcador que, de momento, está en su contra. Debe de luchar contra la historia y conseguir lo que nunca ha hecho en toda la competición, a pesar de ser su gran dominador histórico. Pero si hay un Madrid que puede romper el maleficio es este: ¿lo logrará? El miércoles lo sabremos.

Si algo nos ha enseñado el fútbol a lo largo de su historia es que el éxito es efímero. Un día puedes estar celebrando un gran triunfo y, pocas horas después, la realidad te hace olvidarlo rápidamente y centrarte solo en el presente. Eso es lo que le ocurre al Real Madrid, que acaba de ganar una Liga más que merecida, y cuatro días más tarde, sabe que tiene el examen más exigente de la temporada: dar la vuelta a la eliminatoria contra el Manchester City si quiere meterse en la final de la Champions.

Real Madrid Manchester City Santiago Bernabéu Champions League
El redactor recomienda