LA GRAN ILUSIÓN DE LA AFICIÓN

Phil Foden, el canterano del Manchester City que resistió a la lluvia de petrodólares

Pep Guardiola comienza a confiar en la perla de la cantera 'citizen', que, a diferencia de jóvenes talentos como Sancho o Brahim, se quedó en el club

Foto: Phil Foden, celebrando su gol frente al Liverpool. (Reuters)
Phil Foden, celebrando su gol frente al Liverpool. (Reuters)

La llegada del jeque Mansour bin Zayed bin Sultan Al-Nahyan al fútbol inglés cambiaría para siempre la historia de la Premier League. Desde ese 2008, el Manchester City recibiría la mayor inyección económica jamás vista, llegando a ser el primer club del mundo en superar los 1.000 millones de euros sumando los valores de traspasos que habían pagado por su plantilla. 1014 millones que, según un estudio del CIES en el 2019, superaban incluso al Paris Saint Germain y al Real Madrid. Una sólida situación financiera que ha llevado al City a jugarse entrar en semifinales de la Champions League a un solo partido contra el Olympique de Lyon esta misma noche.

Toda una lluvia de petrodólares que permitió al conjunto dirigido por Pep Guardiola hacerse con jugadores como Kevin De Bruyne, Rodrigo Hernández y Riyad Mahrez, los tres fichajes más caros, que rondaron los 70 millones de euros. En mitad este desembolso, el club apostó además por una organización deportiva que cuidase jóvenes talentos, incluso pescando en canteras tanto nacionales como internacionales. Tres nombres destacaron en el 2017, tres chavales a los que el propio técnico español tenía echados el ojo: Jadon Sancho, Brahim Díaz y Phil Foden. Tres años después solo este último permanece ligado a la entidad ‘citizen’.

Foden, rodeado de futbolistas del Real Madrid en la eliminatoria de octavos de Champions. (Reuters)
Foden, rodeado de futbolistas del Real Madrid en la eliminatoria de octavos de Champions. (Reuters)

No ha sido un camino fácil para Phil Foden. Guardiola lo defendió públicamente en multitud de ocasiones, asegurando que él era el futuro del equipo. Pero esto no se traducía en minutos y, cuando salía al campo, solía ser en competiciones menores o partidos intrascendentes. En su primera temporada con el primer equipo en Premier League apenas disputo cinco partidos, sumando un total de poco más que testimoniales 47 minutos. Poco a poco mejoró sus números hasta esta última liga que el City perdió frente al Liverpool. Aquí llegó a alcanzar los 892 minutos en Premier, números muy por debajo de otros compañeros de equipo que, a priori, tienen menos importancia que el como Joao Cancelo. Cuenta, eso sí, con 2 Premier Leagues, una FA Cup, 3 copas Carabao y 2 Community Shields en sus vitrinas de trofeos con solo 20 años.

Esta escasez de minutos ha sido criticada por muchos seguidores que no llegaban a alcanzar el porqué de las pocas oportunidades del futbolista inglés. “Por mucho tiempo la razón principal fue que Foden reunía todas las cualidades técnicas y la calidad individual, pero no estaba preparado suficientemente preparado a nivel físico, en términos de estatura o de forma, para jugar de manera regular en la élite”, explica Sam Lee, corresponsal del Manchester City para The Athletic.

“Guardiola evidentemente reconoce su talento, pero la realidad es que en este tiempo no ha sido suficientemente regular ni tiene la veteranía internacional de jugadores como Sterling o Mahrez”, asegura el periodista, quien ha seguido la actualidad del club ‘citizen’ las últimas temporadas: “Ha tenido su oportunidad en junio y julio demostrando que puede competir a este nivel ahora mismo, y mostrando que físicamente está fuerte”. Tras reanudarse la Premier League, suspendida temporalmente por la crisis del coronavirus, Pep apostó por dar titularidades al joven inglés.

Pep Guardiola da las últimas indicaciones a Phil Foden antes de darle entrada en el once. (Reuters)
Pep Guardiola da las últimas indicaciones a Phil Foden antes de darle entrada en el once. (Reuters)

Aficionado del City y con un dorsal extraño por motivos sentimentales

El caso de Phil Foden va más allá del de un joven talento por explotar. Nacido en Stockport, población situada a 30 minutos del centro de Mánchester, desde muy pequeño siente los colores del City. Mientras que Sancho y Brahim decidieron emprender caminos separados uno en dirección Alemania y otro a España, este zurdo de 171 centímetros apostó por quedarse y cumplir su sueño de triunfar como estrella ‘citizen’. “Es sencillo, él es un aficionado del City. Además, es un tipo paciente, que confió en Guardiola. Sancho y Brahim querían más oportunidades y más tempranas, además no tenían la misma conexión con la organización”, insiste Lee.

Juan Corellano, de La Media Inglesa, especialistas en fútbol inglés, señala la importancia de mantener un jugador como Foden en el equipo estos años: “Al Manchester City le viene bien explotar esto, con toda la inversión a nivel extranjera, tener un valor de la casa que tenga lazos con la ciudad”. El club ha insistido especialmente en últimas temporadas en encontrar la conexión y unión con los aficionados históricos, borrar en medida de lo posible la artificialidad de un equipo de súper estrellas contratadas a golpe de talonario. Phil Foden es la excepción.

El futbolista se encuentra inmerso en una estructura y organización hecha a medida por Guardiola, “difícil de mejorar en el entorno en el que vive, con un fútbol que le viene como anillo al dedo”, asegura Corellano. “La afición espera que un chaval de 17 años sea titular ya con un Manchester City con Gundogan, De Bruyne o Silva. Hay cierta contradicción con el discurso de Guardiola, quizás por animarlo un poco”, reflexiona, haciendo alusión a las numerosas muestras de apoyo público que el técnico ha mandado a su pupilo, que no se vieron reflejadas en su aportación al equipo.

Foden y Guardiola celebran el triunfo del City en la copa Carabao. (EFE)
Foden y Guardiola celebran el triunfo del City en la copa Carabao. (EFE)

Phil Foden sorprende por llevar un extraño dorsal, el 47, más propio de pretemporada. El club le ofreció la posibilidad de cambiarlo al inicio de la temporada, pero el de Stockport declinó amablemente el gesto. El inglés luce este número en honor a su abuelo Ronnie, quién trágicamente falleció a los 47 años, como confirmó el Daily Mail. El canterano del City está muy ligado a su familia, la cual él mismo extendió con 18 años, cuando fue padre de su primer hijo.

La alargada sombra de David Silva

David Silva abandonará el Manchester City a final de temporada. Aunque el canario, a sus 33 años, no parece dispuesto a abandonar el fútbol si cerrará la etapa más exitosa de su carrera. El español firmó por el conjunto azul en el 2010, tras buenas temporadas en el Valencia. El zurdo mágico deja una huella imborrable en la afición ‘citizen’, probablemente como el jugador más determinante de la Historia del club. A su altura solo se puede colocar a nombres como Sergio Agüero o Vincent Kompany, también en la recta final de su carrera. Todos los focos apuntan a otro zurdo, Foden, que llama a Silva públicamente como “El Maestro”.

“Aunque todo el mundo espera que sea el recambio de David Silva, incluso Pep lo llegó a decir, Guardiola sabe que tiene diferentes estilos de jugadores. Foden no tiene la pausa que tenía el canario”, apunta Sam Lee en conversación para este periódico. A juicio del corresponsal, el joven inglés tendrá que adaptarse a las necesidades del equipo: “Es perfecto para jugar de mediapunta, por supuesto, pero Guardiola sobre todo quiere un número 8 con pausa y uno sin ella. Y el que no la tiene ya es Kevin De Bruyne. Precisamente por eso creo que jugará más por banda”. Así, en los partidos de descanso del belga Foden podría jugar con total espacio por delante para aprovechar su potente zancada.

David Silva da el relevo en el terreno de juego a Foden. (Reuters)
David Silva da el relevo en el terreno de juego a Foden. (Reuters)

Guardiola, tras la marcha de Leroy Sané destino al Bayern de Múnich, habló abiertamente de que podría ser Foden el encargado de ocupar la banda. A la competencia que ya tenía con Mahrez o Sterling, mucho más rápidos y con más desborde como extremos, se une el fichaje de Ferrán Torres, quien ha despuntando en el Valencia también pegado a la línea de cal.

David Silva es quien cambia el club tras la llegada de la inversión extranjera. El exponte de la vieja guardia, un líder durante muchísimos años. Un rol para Phil Foden que, aunque sea un gran jugador, hay mucha responsabilidad”, asegura por su parte el integrante de La Media Inglesa, poniendo en foco en si Guardiola decidirá darle una titularidad plena o una simple rotación en la temporada 2020/2021.

Declaración de intenciones contra el Real Madrid o recurso táctico

Pep Guardiola comenzó a alinear a Foden en el regreso de la competición tras el parón del coronavirus, con la Premier ya decidida. Sin embargo, el inglés comenzó a hacer muy buenos partidos, mostrando la calidad que su zurza atesora. Llegaba así el partido más importante del año para el City, la vuelta de la eliminatoria de Champions frente al Real Madrid. Con una ventaja de 1-2 cosechada en el Bernabéu el catalán apostó por Foden como falso nueve, con Gabriel Jesús, teórico delantero titular ante la baja de Sergio Agüero, escorado a la banda izquierda. “Realmente no fue el que más incidencia tuvo en el partido, apenas tuvo balón”, señala Corellano, aventurando más el motivo de esta titularidad a una decisión táctica más “que el deseo de poner a Foden en un partido grande”.

El posible reencuentro con Sancho al otro lado de Mánchester

Sancho, en plena celebración de un gol con el Borussia. (EFE)
Sancho, en plena celebración de un gol con el Borussia. (EFE)

“Estoy seguro de que habrá un montón de decepción, porque muchos aficionados creen que Sancho, al igual que Foden, se merecía una oportunidad antes”, explica Sam Lee sobre cómo se tomará la afición ‘citizen’ el traspaso de Sancho al Manchester United. La excelsa temporada del extremo inglés, 17 goles y 17 asistencias en 32 partidos de Bundesliga con el Dortmund le pueden valer para regresar a casa, ya que el club de Gunnar Solskjær parece dispuesto a hacer un desembolso económico de 100 millones de euros por él.

“Se recuerda que el City quiso firmar a Alexis Sánchez en el mismo verano que Sancho se fue, por ello piensan que si hubiera recibido una oportunidad en ese 2018 no habrían tenido que comprar a Riyad Mahrez. Mucha gente lo verá como un error, pero así es la vida. El equipo tiene sus ideas y han funcionado muy bien para Foden. Sancho tiene las suyas y le han funcionado muy bien”, declara el corresponsal. Dos viejos conocidos que se pueden volver a ver las caras como rivales, uno como estrella consagrada y otro como la promesa que por fin explota. Brahim, tercero en discordia, no dolió tanto con su salida a los aficionados, que ven con recelo su intrascendencia en el Real Madrid.

Champions
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios