el atlético gana 1-0 al bayer leverkusen

"Trabajo como un perro" o por qué Simeone se tiene que llevar bien con Morata

Álvaro Morata ha sido el protagonista de la victoria del Atlético ante el Bayer Leverkusen (1-0), primero por ser suplente y luego por ser el autor del único tanto del Metropolitano

Foto: El abrazo de Morata y Simeone este martes. (EFE)
El abrazo de Morata y Simeone este martes. (EFE)

"Los que trabajan se van a llevar bien conmigo y los que no... Tendrán problemas". Simeone, tras el empate ante el Valencia en el Metropolitano el pasado fin de semana, dejó una de esas sentencias que iban en una dirección. El siguiente partido era de Champions, ante el Bayer Leverkusen, y Álvaro Morata empezaba el choque en el partido como gran novedad del once titular... El '9' rojiblanco siguió siendo noticia al final del encuentro, ya que el Atlético de Madrid ha ganado 1-0 con gol del delantero, quien se fundió en un abrazo con Simeone tras anotar en el minuto 77, cuando llevaba solo siete minutos en el campo. Tuvo una y no falló dentro de un partido sin ocasiones claras para ningún equipo.

"Había que ganar. Era lo importante. Da igual cómo y da igual por qué. El otro día merecimos ganar [ante el Valencia] y... Ahora, poner la cabeza en la Liga", señalaba Morata en Movistar a la conclusión del encuentro, que se decidió en una jugada por la banda izquierda de Renan Lodi, quien puso un centro certero para que el protagonista de la noche se adelantara a la defensa alemana y convirtiera el único gol.

"Antes lo hablaba con mis compañeros, que puedes trabajar un partido como un perro e irte sin gol y otros como este...", comentaba Morata, restando méritos al 'rescate' de este martes y tratando de educar al público para que no categorice sus partidos —en cuanto a su esfuerzo y trabajo— por si mete o no. En este caso, en el del trabajo, no se puede quejar Simeone, puesto que Morata no es un futbolista que muestre indolencia ni en un partido ni en un entrenamiento. Sin embargo, este martes fue suplente...

Morata y gol. (EFE)
Morata y gol. (EFE)

"Sabemos lo que tenemos que hacer, no hay temporada perfecta y esto es lo que toca. Ojalá que todos los problemas sean estar a tres puntos del líder y en esta situación en Champions", concluía el atacante, que este miércoles cumple 27 años.

Un Atlético inofensivo

En cuanto al partido y presionado por dos victorias en sus ocho partidos precedentes, el triunfo es oro para el equipo rojiblanco, porque le ofrece un tiempo que no tiene y que necesita para recomponerse, armarse y reencontrarse con un Atlético más acorde a su nivel, a su potencial y a la ambición de aspirar a cada uno de los títulos. A la vez, lo mantiene en el camino de los octavos de final de la Liga de Campeones, con siete puntos al ecuador de la fase de grupos, y restituye la confianza y el crédito en casa del equipo rojiblanco, capaz de vencer un duelo que apuntaba sí o sí al empate a nada.

El Atlético no jugó el partido que quería. Y eso es un problema, más aún para un bloque que predispone tanto cada movimiento, cada acción o cada sector. Ni manejó la pelota, ni los espacios ni el control del encuentro como pretendía, exigido demasiadas veces para correr para atrás, por el contragolpe tan explícito de su oponente.

Héctor y Álvaro. (Reuters)
Héctor y Álvaro. (Reuters)

Inferior al Bayer Leverkusen en la puesta en escena, se destinó, bien por él mismo o bien por su adversario, a un partido de agitación constante, de esos que tan poco le gustan a su técnico, Diego Simeone, porque transforman cada balón perdido propio en una invitación al rival para avanzar sin demora hacia su portería, aunque muchas veces termine en nada, como este martes.

A eso jugó el Leverkusen, que no es nada del otro mundo, pero que se adaptó mucho mejor al panorama del duelo, que, entre la presión alta y la intensidad que gobernó el choque, fue un jeroglífico que exigía un imponente nivel de destreza y velocidad de ejecución con la pelota que hoy por hoy no tiene el Atlético, salvo contadas excepciones: Héctor Herrera, el mejor con el balón, aunque, antes de este choque, había disputado solo 100 minutos. Al final, un centro y un remate han dado oxígeno y margen para pensar qué se está haciendo mal, sin el agobio de estar en una mala posición.

Ficha técnica

1 - Atlético de Madrid: Oblak; Trippier, Giménez (Hermoso, m. 15), Felipe, Lodi; Herrera, Thomas, Koke (Morata, m. 70); Saul; Correa y Diego Costa.

0 - Bayer Leverkusen: Hradecky; Weiser, Tah, Sven Bender (Dragovic, m. 91), Lars Bender; Bellarabi, Baumgartlinger, Demirbay (Alario, m. 83), Amiri; Kai Haverz (Paulinho, m. 75); y Volland.

Gol: 1-0, m. 77: Morata cabecea un centro desde la banda izquierda de Lodi.

Árbitro: Artur Dias (Portugal). Amonestó al local Koke (m. 54) y al visitante Bellarabi (m. 37).

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada del grupo D de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante unos 58.000 espectadores.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios