Es noticia
Menú
El escapista Cristiano no se despidió de la afición ni de Morata, héroe de la noche
  1. Deportes
  2. Fútbol
LA EFECTIVIDAD DEL CANTERANO FUE LA CLAVE

El escapista Cristiano no se despidió de la afición ni de Morata, héroe de la noche

Ha rematado cuatro veces contra ‘su’ equipo, el Real Madrid, y le hizo dos goles en esta semifinal de Champions. La efectividad de Álvaro Morata contrasta con la de los blancos, que chutaron en 36 ocasiones

Foto: Saludo entre Morata y Cristiano en el partido de ida de semifinales . (Imago)
Saludo entre Morata y Cristiano en el partido de ida de semifinales . (Imago)

Ha rematado cuatro veces contra ‘su’ equipo, el Real Madrid, y le hizo dos goles en esta semifinal de Champions. La efectividad de Álvaro Morata contrasta con la de los blancos, que chutaron en 36 ocasiones en dos partidos para hacer los mismos goles: dos. Morata, por fin, triunfó en el Santiago Bernabéu, aunque lo hizo con la camiseta visitante, la del finalista Juventus. El canterano hizo la maleta el verano pasado por la feroz competencia que tenía en el ataque merengue y ahora les ha ganado la partida a todos, incluyendo a Cristiano Ronaldo, futbolista que se marchó rápido al vestuario nada más escuchar el pitido final. Una decisión que contrasta con la reacción de los otros capitanes, quienes se quedaron en el césped aplaudiendo a la grada.

El fuerte carácter de Cristiano relució nada más quedar eliminado de la Champions. Su ‘espantada’ no sorprende, pero tampoco deja de ser llamativa por ello. El luso, como el resto de sus compañeros, tendrá difícil levantar algún título en este 2015. Al contrario que el héroe de la noche, Álvaro Morata. El delantero de 22 años ya tiene un Scudetto en su palmarés y estará en su segunda final de Champions de forma consecutiva, esta vez con un protagonismo mayúsculo.

Ambos delanteros, excompañeros, han tenido números parejos en la eliminatoria. Ronaldo anotó los mismos goles que Morata disparando en una ocasión más (cinco en los dos partidos) y lamentándose en la primera parte del choque del miércoles por un pase que –según Ancelotti– debió ser tiro, como así se lo indicó desde el banquillo. Extraño en él que eligiera esa opción pese a estar algo forzado. Se marchó deprisa del campo cuando terminó el partido y lo hizo con algo más de calma por zona mixta, manteniendo su silencio. En el trato con la prensa y, por tanto, el aficionado, sí hubo diferencia entre Cristiano y el canterano blanco.

Repescar a Morata por 25 millones

“El fútbol y la vida es así. Ha sido difícil, extraño. No lo he celebrado ni lo volvería a hacer mil veces”, valoró Morata a las cámaras de Canal+ en las entrañas del Santiago Bernabéu. “Creía que era un entrenamiento y en un momento determinado tuve que centrarme la cabeza”, reconoció el joven, sobre quien el Madrid tiene la opción de recompra por 25 millones de euros (lo vendió por 18).

Con las felicitaciones de sus excompañeros, Morata entró en el vestuario bianconero para seguir creciendo como futbolista en un club al que en su llegada debió pelear con Fernando Llorente, Carlos Tévez y Sebastián Giovinco para ser titular. Pese a comenzar siendo suplente, la paciencia le sirvió para ganarse la titularidad y propició que Llorente fuera al banquillo y Giovinco a la liga norteamericana.

Morata ha jugado con la Juventus 43 partidos, 19 como titular, anotando 13 goles en estos 2.036 minutos. Números muy superiores a los que registró con el Madrid el año pasado: 974 minutos en 34 partidos y sólo 6 como titular. Un paso adelante con números, títulos, resultados y una eliminatoria para reivindicar su olfato goleador… casualmente, la carencia que ha demostrado el Madrid.

Ha rematado cuatro veces contra ‘su’ equipo, el Real Madrid, y le hizo dos goles en esta semifinal de Champions. La efectividad de Álvaro Morata contrasta con la de los blancos, que chutaron en 36 ocasiones en dos partidos para hacer los mismos goles: dos. Morata, por fin, triunfó en el Santiago Bernabéu, aunque lo hizo con la camiseta visitante, la del finalista Juventus. El canterano hizo la maleta el verano pasado por la feroz competencia que tenía en el ataque merengue y ahora les ha ganado la partida a todos, incluyendo a Cristiano Ronaldo, futbolista que se marchó rápido al vestuario nada más escuchar el pitido final. Una decisión que contrasta con la reacción de los otros capitanes, quienes se quedaron en el césped aplaudiendo a la grada.

Álvaro Morata Cristiano Ronaldo Santiago Bernabéu
El redactor recomienda