En el Bayern no hacen leña del Pep caído: "Comprenden la importancia de las bajas"
  1. Deportes
  2. Fútbol
antes incluso del 3-0 ante el barça

En el Bayern no hacen leña del Pep caído: "Comprenden la importancia de las bajas"

Pocos conocen mejor cómo funciona el Bayern de Guardiola que Martí Perarnau, y por ello hablamos con él antes de que afronte con "mucha tranquilidad una eliminatoria que está muy cuesta arriba"

Foto: Guardiola es muy consciente de la dificultad que supone eliminar al Barça. (EFE)
Guardiola es muy consciente de la dificultad que supone eliminar al Barça. (EFE)

A cualquiera le dolería perder 3-0 una semifinal europea. Haber luchado tanto y durante tanto tiempo para de repente afrontar un partido de vuelta con mínimas posibilidades de éxito es un trago muy duro. Lo sería para cualquiera, y lo es sin duda para Pep Guardiola. Pero en cierta manera, la herida abierta por el Barça en el Camp Nou escuece menos que en otras circunstancias. El Bayern arribó a ese partido con jugadores recién salidos de lesión y sin tres de los más importantes de la plantilla, y es por eso que tenían claro a qué se enfrentaban y en qué situación. La exigencia, si bien siempre es muy alta en el club bávaro, era algo menor.

Martí Perarnau conoce como pocos cómo se vive este tipo de partidos en Múnich y lo que cree la opinión pública al respecto. “La eliminatoria está muy cuesta arriba, así que hay mucha tranquilidad. Si se produce un milagro, pues se produce, y si no, pues calma”, dice a El Confidencial el autor del libro Herr Pep. Pero ¿por qué hay tanta tranquilidad en un club ganador hasta el extremo como el Bayern? ¿Acaso han perdido el hambre? En absoluto, siempre quieren más y precisamente por eso ficharon a Guardiola. Pero querer más no significa que quieran sólo más títulos, sino que decidieron construir una manera de entender el fútbol y vieron en el de Sampedor al idóneo para crearla.

Guardiola se ha encontrado en una vicisitud realmente perturbadora, que le ha mermado y mucho sus aspiraciones este año. Remontar al Barça parece casi imposible y algunos, los más optimistas, recuerdan el éxito de los anteriores partidos de vuelta jugados en el Allianz. “El 7-0 al Shakhtar es con Robben y Ribéry. Si hoy estuviesen ellos dos y Alaba, sería complicadísimo, pero el Bayern tendría armas para intentarlo. Lo puede intentar, pero el Bayern ahora es un guerrero que va con los puños, no con armas”, recuerda Perarnau.

Y es que allí, en Múnich, entienden que Guardiola y sus jugadores han hecho todo lo que han podido durante este duro año en el que han tenido bajas constantes de casi todos los jugadores titulares. “Hay una conciencia muy grande –continúa Martí– de lo que ha ocurrido y quizás en España ha costado comprender lo que significan estas bajas y se dan argumentos peregrinos como que Götze también es campeón del mundo. También es campeón del mundo Pedro en el Barça, pero no es lo mismo que Messi. Igualmente, no es igual Robben que Götze”.

No es que el Bayern se resignara a no ganar la Champions League ni que dieran por hecho que el Barça les iba a pasar por encima en la ida, pero sí que es verdad que esta situación tan complicada “se viene asumiendo desde el día del Shakhtar, cuando se lesiona Ribéry por un golpe. De hecho, casi todas las lesiones son por traumatismos. La gente es consciente de todas las desgracias que han pasado en estas ocho semanas. Pero en absoluto se culpa a Pep de los resultados. Son todos muy conscientes de lo que hay”.

Guardiola no fue al Bayern de Múnich para seguir siendo el mejor entrenador del mundo, como bien dijo él “eso es una mierda”. Y según Perarnau, “es verdad que a él ser el mejor del mundo le importa una mierda. La ambición de Guardiola no es sólo ganar. Es importantísimo, pero para él hay algo más. Ahora mismo está realmente contento con el equipo. Por ejemplo, el día que fueron a jugar a Dortmund, tenía once lesionados, que eran mejores que los once que jugaron. En aquel momento el equipo se podía haber hundido, pero ellos se sobrepusieron para superar esa situación. Ha sido una lección de la plantilla de luchar contra las dificultades”.

Cómo plantear un partido casi perdido

Aun así, a pesar de todos los inconvenientes, Guardiola acepta el reto estratosférico de intentar remontar un 3-0 al equipo más en forma del mundo. Y lo hace con el recuerdo abrumador del 0-4 del Madrid en el Allianz el curso pasado. Aquel día, el Bayern salió al campo a pecho descubierto, a intentar darle la vuelta al 1-0 que se traía del Bernabéu y se llevó varios sopapos. Por lo tanto, Pep tiene bastante asumido que cometer el mismo error otra vez no es una opción.

Así, intentará hacer lo que le ha convertido en uno de los grandes de este deporte: tener el balón y dominar desde él. “Tiene claro que con Messi, Neymar y Suárez es muy probable que el Barça marque un gol, entonces lo que quiere es minimizar los riesgos. Lo que quiere hacer al salir al campo es defenderse y organizarse bien y en el momento en el que tenga la sensación de que tiene el balón, ya pensará en construir ataques. Luego si el partido le lleva a un punto en el que el Barça recibe un gol y se siente frágil, ir a por todas. Es lo mismo que hizo contra el Oporto: lo primero es el juego, y que éste nos lleve a los goles. Pero el Oporto no es el Barça”. Ese es el pequeño problemilla que tiene delante… y por el que en cierta manera, asume que hasta aquí ha llegado.

Alineaciones probables:

FC Bayern: Neuer; Rafinha, Benatia, Boateng, Bernat; Xabi Alonso; Lahm, Schweinsteiger; Thiago; Muller y Lewandowski.

FC Barcelona: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Rakitic, Sergio Busquets, Iniesta; Messi, Luis Suárez y Neymar Jr.

Árbitro: Mark Clattenburg

Estadio: Allianz Arena Múnich.

Hora: 20:45 (18:45 GMT).

Champions League Bayern Múnich Pep Guardiola Martí Perarnau
El redactor recomienda