Es noticia
Menú
Putellas decide in extremis: el Barça elimina al Madrid y estará en la final de la Supercopa
  1. Deportes
  2. Fútbol
Se jugó en Las Rozas

Putellas decide in extremis: el Barça elimina al Madrid y estará en la final de la Supercopa

Las culés se clasificaron para la final de la Supercopa de España femenina gracias al tanto de Alexia en el descuento. Es el primero de una serie de cuatro clásicos que se disputarán

Foto: Imagen del clásico femenino. (EFE/Juanjo Martín)
Imagen del clásico femenino. (EFE/Juanjo Martín)

El Barcelona se clasificó para la final de la Supercopa de España femenina gracias a un gol en el descuento de Alexia Putellas (1-0) contra un Real Madrid muy serio que tuvo sus opciones. El torneo se presentaba como un reto para ambos conjuntos. En el caso de las jugadoras blancas, por ser su primera participación. En el de las azulgrana, por lo que tenía de revancha tras ser eliminadas el pasado curso a las primeras de cambio contra el Atlético de Madrid.

Su importancia radicaba también en que este clásico era el inicial de una serie de cuatro que se sucederán en la liga y en la Liga de Campeones de aquí a finales de marzo. Todo ello estando aún fresco el que se jugó el pasado 12 de diciembre, que se llevó el Barcelona por 1-3 después de un gran comienzo.

Con esa idea de dominar desde el arranque saltó el equipo de Jonatan Giráldez a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, aunque por momentos se echó de menos algo de ritmo. Eso y los goles, que en la primera parte les fueron esquivos ante un Real Madrid bien plantado en su campo. Los blancos esperaban guarecidos en el área y generaban inquietud a la contra.

placeholder Las jugadoras del Barça celebran el pase a la final. (EFE/Juanjo Martín)
Las jugadoras del Barça celebran el pase a la final. (EFE/Juanjo Martín)

Un Barça superior

Rolfo fue la primera en probar suerte a los cinco minutos, pero se encontró con una sólida Misa. Lo mismo le sucedió al filo del descanso a Guijarro, que no supo aprovechar un mano a mano ante la portera. A todo ello hubo que sumar un par de cabezazos fuera de Mertens. Lo suficiente para que las catalanas pudieran ser catalogadas de superiores.

La dinámica se repitió tras el paso de vestuarios, con Jenni Hermoso acariciando el tanto en un disparo raso que rozó el poste. Más clara fue la que tuvo Rolfo, quien falló en posición inmejorable. Y con todo a favor tras caerle el esférico en los pies después de un rechace de Misa a cabezazo de Paredes.

La ventaja azulgrana parecía estar cada vez más cerca, pero, contra todo pronóstico, empezó a estirarse el Real Madrid. Athenea fue la primera en avisar, con un tiro que se perdió alto. Y Zornoza la que más cerca estuvo al toparse con el palo.

placeholder Un lance del encuentro. (EFE/Juanjo Martín)
Un lance del encuentro. (EFE/Juanjo Martín)

Ofensiva del Madrid

Esos acercamientos alertaron al Barcelona, que volvió a ponerse al frente de las acometidas. Las tuvieron Putellas y Paredes, pero de nuevo Misa les negó la gloria con dos excelentes intervenciones. Dadas las circunstancias, se daba por sentada la prórroga.

Pero en el descuento un balón muerto en el área lo estrelló contra la madera Oshoala. Putellas atrapó el rechace y con un tiro potente definió con acierto, dando el pasaporte a las suyas para el duelo por el título.

El Barcelona se clasificó para la final de la Supercopa de España femenina gracias a un gol en el descuento de Alexia Putellas (1-0) contra un Real Madrid muy serio que tuvo sus opciones. El torneo se presentaba como un reto para ambos conjuntos. En el caso de las jugadoras blancas, por ser su primera participación. En el de las azulgrana, por lo que tenía de revancha tras ser eliminadas el pasado curso a las primeras de cambio contra el Atlético de Madrid.

Su importancia radicaba también en que este clásico era el inicial de una serie de cuatro que se sucederán en la liga y en la Liga de Campeones de aquí a finales de marzo. Todo ello estando aún fresco el que se jugó el pasado 12 de diciembre, que se llevó el Barcelona por 1-3 después de un gran comienzo.

Con esa idea de dominar desde el arranque saltó el equipo de Jonatan Giráldez a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, aunque por momentos se echó de menos algo de ritmo. Eso y los goles, que en la primera parte les fueron esquivos ante un Real Madrid bien plantado en su campo. Los blancos esperaban guarecidos en el área y generaban inquietud a la contra.

Real Madrid
El redactor recomienda