Es noticia
Menú
Cuando juntar a Rafinha con Mikel Merino, David Silva y Oyarzabal no es una inocentada
  1. Deportes
  2. Fútbol
LA REAL 'GANA TIEMPO' CON EL BRASILEÑO

Cuando juntar a Rafinha con Mikel Merino, David Silva y Oyarzabal no es una inocentada

Aunque parecerá una contradicción, el gran trabajo de cantera que se hace en Zubieta se basa también en traer jugadores de la calidad del hispano-brasileño, cedido por el PSG

Foto: Rafinha, con el Paris Saint-Germain. (REUTERS Stephane Mahe)
Rafinha, con el Paris Saint-Germain. (REUTERS Stephane Mahe)

Hasta no hace mucho, la llegada de Rafinha Alcántara (Sao Paulo, 1993) a la Real Sociedad cedido hasta final de temporada por el todopoderoso Paris Saint-Germain podría haber parecido la típica inocentada de este 28 de diciembre. Sin embargo, las cosas han cambiado en Zubieta desde que Roberto Olabe regresó por segunda vez en menos de dos años y poco a poco ha logrado que el excelente trabajo que se hace en el fútbol base, con 15 canteranos en el primer equipo y otros 19 en el segundo que disputa LaLiga SmartBank, se vea acompañado por un excelente trabajo de secretaría técnica.

Foto: Xabi Alonso, en los juzgados de Plaza Castilla, de Madrid. (EFE / David Fernández)

Y es que juntar a un futbolista del nivel de Rafinha con David Silva, Mikel Merino y Mikel Oyarzabal, por nombrar solo a los tres jugadores más representativos del equipo donostiarra, solo es posible con un proyecto de club tan ambicioso como sostenible económicamente e inclusivo futbolísticamente, unas condiciones que animan a cualquier jugador a unirse a él. Este es el caso del centrocampista hispano-brasileño, hijo de Mazinho y hermano de Thiago, quien tenía otras importantes ofertas para salir del PSG en este mercado de invierno y no ha dudado en elegir la de la Real.

Su llegada llevaba semanas planeándose, aunque, en otro ejemplo del buen hacer en Zubieta, solo trascendió cuando el acuerdo estaba prácticamente cerrado, tanto con su actual club, como con el propio futbolista, quien no estaba contando para Mauricio Pochettino y este lunes aterrizó en San Sebastián con todas las ganas del mundo por volver a jugar. "La conversación por Rafinha es anterior a diciembre", confirmó Jokin Aperribay a 'El Diario Vasco'. "Entre el primer y el segundo equipo tenemos una importante generación de jugadores nacidos entre 2001 y 2003 y queremos darles paciencia y tranquilidad", explicó el presidente del club donostiarra.

Aunque esta incorporación lleva el sello del mencionado Olabe, como en su momento la de Martin Odegaard y, tras el regreso del noruego al Real Madrid, la de Silva, Aperribay hizo suyo un planteamiento de John Toshack. Tras una primera etapa, entre 1985 y 1989, en la que el galés dirigió a la última Real sin fichajes, en 1990 JB regresó a Zubieta y se trajo a los portugueses Carlos Xavier y Oceano. "Con estos fichajes compramos tiempo", dijo en referencia a los jóvenes de la cantera que aún estaban sin pulir. La llegada de Rafinha va en esa línea, pues no en vano es un veterano de 28 años entre jóvenes como Zubimendi, Turrientes o Robert Navarro.

Reforzar la definición... y al Sanse

Precisamente, la llegada de Rafinha para reforzar la zona de definición y, por tanto, también la de finalización en la que aparecen los nombres de Isak, Januzaj, Barrenetxea, Portu, Sorloth y el lesionado Carlos Fernández, conlleva que Navarro baje al segundo equipo y se ponga a las órdenes de Xabi Alonso lo que resta de temporada en lugar de andar bajando y subiendo. El Sanse, con mucho mejor juego que resultados, es penúltimo en Segunda y también necesita reforzarse si quiere lograr la permanencia, por más que su principal objetivo siga siendo formar jugadores que nutran al primer equipo.

placeholder Oyarzabal y Rafinha, en un Real Sociedad-Celta disputado en Anoeta. (EFE / Javier Etxezarreta)
Oyarzabal y Rafinha, en un Real Sociedad-Celta disputado en Anoeta. (EFE / Javier Etxezarreta)

Cabe recordar que el equipo en el que más partidos ha jugado Rafinha sigue siendo el FC Barcelona, 90, más incluso que en el segundo equipo azulgrana, en el que lo hizo en 84 ocasiones, con 12 y 19 goles, respectivamente. Después vienen el Celta, con 63 y 8 goles y 9 asistencias, el Paris Saint Germain, con 39, ningún gol y 7 asistencias, y por último el Inter de Milán, con 17-2-3. En total, 293 partidos, con 41 goles y 39 asistencias, sin duda unos números más que destacables, aunque lo mejor del pequeño de los Alcántara es, como también sucede con su hermano Thiago, el dinamismo y la profundidad que ofrece al juego de su equipo.

Esto es precisamente lo que Imanol Alguacil espera de él, aunque no podrá contar con su nueva incorporación hasta el miércoles 5 de enero, día en el que podría debutar como realista en Butarque, en la eliminatoria de Copa ante el Leganés. Las reglas de este mercado de invierno impiden que se estrene este domingo en Vitoria ante el Alavés, en el cierre de la primera vuelta de LaLiga y siempre y cuando los numerosos casos de covid no lo impidan.

Con un total de 117 partidos en esta competición, en la que ha marcado 16 goles y dado 11 asistencias, además de 26 en la Champions, Rafinha conoce perfectamente lo que le espera en su regreso a España. El internacional brasileño jugó hasta la categoría sub 19 con España, pero en la sub 20 decidió hacerlo con su país de nacimiento, con cuya selección absoluta ha disputado dos partidos, en los que marcó un gol.

Polémica con el Athletic de Bilbao

La llegada de Rafinha a la Real coincide con la última polémica en el fútbol vasco. Resulta que en el IV Torneo Miguel Jones de fútbol base disputado este fin de semana en Bilbao, con niños nacidos en 2008 y organizado por la Sociedad Deportiva Indautxu, compitió la Eskola Athletic Gipuzkoa, que, por si fuera poco, se llevó el trofeo al ganar en la final al Solokoetxe por 3-0 y tras empatar previamente 2-2 con el propio Athletic de Bilbao. Según 'El Diario Vasco', varios de los integrantes de este equipo son jugadores del Antiguoko donostiarra y el técnico también forma parte de la estructura formativa del club del barrio del Antiguo. En este torneo también participaron otros clubes como la SD Eibar, Barakaldo, Racing de Santander o Portugalete.

Foto: Aitor Elizegi, en el centro, con Florentino Pérez en San Mamés. (EFE)

Esta polémica llegó unos días después de un duro comunicado del Vasconia CD, en el que acusaba al Antiguoko de "faltar al respeto a todo el fútbol guipuzcoano" tras enviar a su segundo equipo al torneo navideño que la Real Sociedad organiza en Zubieta. Cabe recordar que el club del que salieron futbolistas como Xabi Alonso, Mikel Arteta, Aritz Aduriz o Andoni Iraola firmó en 2020 un acuerdo con el Athletic de Bilbao que une a ambas partes hasta 2030. Y es que, mientras la Real tiene clara su filosofía de trabajar su cantera y 'ganar tiempo' con fichajes o cesiones como la de Rafinha, en Lezama se ven obligados a supeditar su filosofía a la de sus vecinos.

Hasta no hace mucho, la llegada de Rafinha Alcántara (Sao Paulo, 1993) a la Real Sociedad cedido hasta final de temporada por el todopoderoso Paris Saint-Germain podría haber parecido la típica inocentada de este 28 de diciembre. Sin embargo, las cosas han cambiado en Zubieta desde que Roberto Olabe regresó por segunda vez en menos de dos años y poco a poco ha logrado que el excelente trabajo que se hace en el fútbol base, con 15 canteranos en el primer equipo y otros 19 en el segundo que disputa LaLiga SmartBank, se vea acompañado por un excelente trabajo de secretaría técnica.

David Silva FC Barcelona Xabi Alonso