Cristiano sufrirá al 'profesor fútbol': cortar el césped, limpiar las botas, cargar las maletas...
  1. Deportes
  2. Fútbol
Nuevas normas en Manchester

Cristiano sufrirá al 'profesor fútbol': cortar el césped, limpiar las botas, cargar las maletas...

Ralf Rangnick prohíbe los teléfonos móviles. Además, le gusta que los jugadores se desplacen en coches de empresa y no en sus deportivos

Foto: Cristiano Ronaldo. (EFE/Peter Powell)
Cristiano Ronaldo. (EFE/Peter Powell)

Hay un logro que, sin ser un título, pesa mucho en el currículum de los entrenadores en Alemania. Y no es otro que derrotar al todopoderoso Bayern de Múnich. Resulta que Ralf Rangnick logró la hazaña, con el Stuttgart, al ganar ¡tres partidos al Bayern en 12 meses! Ocurrió entre las temporadas 1999-2000 y la 2000-01. Y posteriormente, como entrenador del Schalke 04 volvió a encadenar dos victorias ante los bávaros en la 2004-05 (1-0 y 0-1), convirtiéndose en uno de los pocos técnicos que hasta la fecha ha logrado cosechar los seis puntos contra el Bayern en una misma temporada con más de un equipo.

Para entonces ya todo el fútbol alemán le conocía como 'Profesor Fútbol', un apodo que le asignaron tras su aparición el 19 de diciembre de 1998 en un programa de la ZDF en el que explicó en una pizarra las tácticas de juego de los diferentes equipos. Sus logros más reconocidos en el fútbol alemán han sido un título de Copa con el Schalke, con el que fue subcampeón de Liga, y varios ascensos con el Hannover, Hoffenheim o Leipzig.

Rangnick se convirtió en director deportivo del Leipzig y del Red Bull Salzburgo de Austria en 2012, equipos de la multinacional de bebidas energéticas. Aunque se hizo cargo del primero para ascenderlo como técnico a la Bundesliga en la temporada 2015-16, regresó a su labor en los despachos tras el ascenso. Dos años más tarde volvió a sentarse en el banquillo del Leipzig, al que metió en la final de la DFB-Pokal, que perdió con el Bayern, y lo llevó a la tercera posición en Liga. Convirtió al equipo de Red Bull en la revelación del fútbol alemán.

placeholder Ralf Rangnick. (EFE/Peter Powell)
Ralf Rangnick. (EFE/Peter Powell)

Llega procedente del Lokomotiv de Moscú

Ahora llega al banquillo del Manchester United tras pasar unos meses en el cargo de director deportivo y de desarrollo del Lokomotiv Moscú, concretamente desde julio a noviembre. Rangnick es un entrenador moderno, al que le gusta trabajar incorporando la tecnología a su trabajo, pero también mantiene costumbres de los técnicos de mano de hierro a la vieja usanza.

Le gusta imponer un férreo plan de disciplina para que sus jugadores no se desconcentren. Y en los equipos que ha dirigido siempre ha promovido un código de conducta que sus jugadores debían cumplir a rajatabla, bajo amenaza de ser castigados con sanciones peculiares. Para empezar, Rangnick impuso en alguno de esos equipos que los jugadores se desplazasen a los entrenamientos en coches de empresa y dejasen sus lujosos deportivos aparcados en el garaje de sus casas. Algo que seguro que a Cristiano Ronaldo no le haría mucha gracia.

Al técnico alemán tampoco le agrada que sus futbolistas estén pendientes de los teléfonos móviles cuando llegan a la Ciudad Deportiva para entrenar, donde además comen y tienen sesiones de gimnasio y vídeo. Por lo que ha prohibido el uso de smartphones y demás dispositivos tecnológicos durante su estancia en las instalaciones.

placeholder Jadon Sancho. (Reuters/Phil Noble)
Jadon Sancho. (Reuters/Phil Noble)

Premios y castigos

Además, Rangnick pone en práctica una rueda de premios y castigos a los jugadores entre los que se incluyen tareas que van desde el campo de entrenamiento a las instalaciones del club. El técnico, por ejemplo, impone que los 'castigados' ayuden a inflar balones, preparar las bebidas para después del entrenamiento, o limpiar los materiales de entrenamiento. Incluso se ha dado el caso de algunos que han tenido que ayudar a cortar a cortar el césped.

En las instalaciones del club ha impuesto tareas como trabajar en la tienda oficial durante una hora en días determinados de antemano o comprar regalos para los empleados en fechas señaladas. Alguno de sus futbolistas ha llegado a integrarse en la cafetería del club como camarero sirviendo a los clientes, para aumentar el feedback con los aficionados y la cercanía.

Y en los viajes de sus equipos es habitual ver cómo algunos jugadores son los encargados de transportar el material del equipo junto a los utilleros y llevar las maletas al autobús. Por supuesto, los miembros de la plantilla del primer equipo de los clubes donde él ha entrenado son habituales en los entrenamientos de las categorías inferiores, aumentando la relación de los chicos con sus referentes.

placeholder La etapa de Carrick ya finalizó. (EFE/Peter Powell)
La etapa de Carrick ya finalizó. (EFE/Peter Powell)

Tareas, muchas de ellas, que sirven para mejorar el tejido social del club y la relación entre los futbolistas del primer equipo y el resto de estamentos, ya sean jugadores de categorías inferiores, empleados, directivos, aficionados o incluso prensa.

Falta saber si Rangnick tendrá arrestos para imponer este código de conducta en un Manchester United lleno de estrellas de nivel mundial en el que el clima está enrarecido por los malos resultados y el grupo está fragmentado. No parece el mejor contexto para que el alemán ponga en marcha sus peculiares métodos de recompensas y castigos, cuando además el mismo club ha confirmado que su estancia en el banquillo será hasta final de temporada, ya que después pasará a un despacho y dejará su puesto a otro entrenador aún por elegir.

Se antoja difícil ver a Cristiano Ronaldolimpiando las botas de los compañeros, a Jadon Sancho haciendo de camarero en la cafetería del club o a Cavani atendiendo al público en la tienda oficial del United. Será interesante ver si Rangnick cede y se adapta a las exigencias de su nuevo vestuario, o si impone sus reglas y se arriesga a incomodar a una plantilla plagada de estrellas. Los tabloides ingleses se frotan las manos.

Cristiano Ronaldo
El redactor recomienda