Es noticia
Menú
Cuando ganar el Balón de Oro de los jóvenes está más cerca del fracaso que del éxito
  1. Deportes
  2. Fútbol
PEDRI, GANADOR EN 2021

Cuando ganar el Balón de Oro de los jóvenes está más cerca del fracaso que del éxito

Pedri se ha sumado a la nómina de ganadores del Golden Boy, un trofeo que se otorga al mejor jugador de menos de 21 años... pero que ha dejado más dececepciones que estrellas

Foto: Pedri, en un partido con el Barcelona. (Reuters/Albert Gea)
Pedri, en un partido con el Barcelona. (Reuters/Albert Gea)

Este lunes, saltaba la noticia: Pedri ganaba el Golden Boy, el galardón que otorga 'Tuttosport' al mejor jugador de menos de 21 años. El centrocampista del Barcelona, con poco menos de 18 años, firmó una temporada única, en la que se convirtió en uno de los futbolistas más destacados del curso: indiscutible con su club, fue titular en la Eurocopa y en los Juegos Olímpicos con la Selección, lo que le ha valido para hacerse con este premio. Pero lograrlo no es sinónimo de triunfar en un futuro.

Es innegable que Pedri es uno de los mejores jóvenes del momento. El canario tiene desparpajo, es de esos jugadores a los que les gusta tener el balón sin 'sobarlo' en exceso, tiene una gran visión y, especialmente, es capaz de entender qué necesita el partido en cada momento, cambiando la velocidad de juego en virtud de lo que necesite su equipo. Es una de las grandes promesas -ya realidad- del fútbol mundial, pero es demasiado pronto para saber cuál será su recorrido en el fútbol.

Foto: Pedri posa para hacerse la foto con la Selección olímpica. (@sefutbol)

Muchas grandes joyas del fútbol se han perdido por el camino. Jugadores que prometían a lo grande, que apuntaban maneras para marcar una época, no llegaron nunca a cumplir con las expectativas que se esperaban de ellos y el Golden Boy es un claro ejemplo. Solo hay que echar un vistazo al palmarés para descubrir que, en las diecinueve ediciones que se ha entregado el galardón, son más los jugadores que no terminaron de explotar como se esperaba que los que han triunfado.

De hecho, en 19 años, solo un jugador que fue nombrado mejor jugador joven ha conseguido hacerse con el Balón de Oro. ¿Saben de quién se trata? Ni más ni menos que de Leo Messi, que lo ganó en 2005. Además del argentino, hay una nómina de grandes jugadores como Wayne Rooney (2004), Cesc Fábregas (2006), el Kun Agüero (2007), Paul Pogba (2013) o Raheem Sterling (2014) pero, en líneas generales, existe mucha promesa que se torció con el paso de las temporadas.

Por debajo de los grandes, hay otro escalón que es el de jugadores que, a día de hoy, apuntan grandes maneras, como es el caso de Kylian Mbappé (2017), Joao Félix (2019), Erling Haaland (2020) o el propio Pedri (2021). Pero, entre unos y otros, existe una gran nómina de futbolistas que lo tenían todo para convertirse en grandes referencias del fútbol mundial y se quedaron por el camino. Jóvenes prometedores que, tras varias buenas temporadas, se difuminaron.

placeholder Anderson, en un partido con el United. (EFE/Magi Haroun)
Anderson, en un partido con el United. (EFE/Magi Haroun)

Es el caso de Rafael van der Vaart (2003), Alexandre Pato (2009), Mario Balotelli (2010), Mario Götze (2011), Isco Alarcón (2012), Anthony Martial (2015), Renato Sanches (2016) o Matthijs de Ligt (2018), jugadores que parecía que iban a reinar en el fútbol pero que, tras un par de chispazos en varias temporadas, no consiguieron mantener el nivel que se esperaba de ellos. Incluso los hay que jugaron finales de Mundiales y de Champions, pero a los que se les apagó el fútbol.

Pero si un caso destaca por encima de todos es el de Anderson Oliveira (2008). Tras un fugaz paso por Gremio y Oporto, el United decidió desembolsar 30 millones para hacerse con el jugador. Solo necesitó un año para ganar el Golden Boy... y desapareció. Cinco años en Old Trafford -con una cesión de por medio- en las que no cuajó, le hicieron salir del equipo. Regresó a Brasil para jugar en Internacional y Coritiba, anunciando su retirada con solo 30 años en el Adana Demirspor turco.

Pedri tiene un futuro muy prometedor por delante y lo tiene todo para convertirse en una gran estrella del fútbol mundial, pero saber en qué grupo de jugadores estará dentro de una década solo depende de él. De momento, sigue de baja por culpa del exceso de minutos que sumó la pasada temporada y es posible que no vuelva a jugar hasta 2022. Ahora, está solo en sus manos lograr mantener su nivel deportivo y, por qué no, intentar ser el segundo Golden Boy que logra el Balón de Oro.

Este lunes, saltaba la noticia: Pedri ganaba el Golden Boy, el galardón que otorga 'Tuttosport' al mejor jugador de menos de 21 años. El centrocampista del Barcelona, con poco menos de 18 años, firmó una temporada única, en la que se convirtió en uno de los futbolistas más destacados del curso: indiscutible con su club, fue titular en la Eurocopa y en los Juegos Olímpicos con la Selección, lo que le ha valido para hacerse con este premio. Pero lograrlo no es sinónimo de triunfar en un futuro.

El Confidencial
El redactor recomienda