Es noticia
El arte y la ciencia detrás de Emiliano, el 'parapenaltis' de moda: "Es maquiavélico"
  1. Deportes
  2. Fútbol
Un tormento para los lanzadores

El arte y la ciencia detrás de Emiliano, el 'parapenaltis' de moda: "Es maquiavélico"

'Dibu' Martínez es un artista a la hora de descentrar a sus rivales en los penaltis. Expertos en psicología del fútbol definen sus técnicas como "abusivas y manipuladoras"

Foto: Emiliano Martínez, durante el calentamiento del United-Villa. (Reuters)
Emiliano Martínez, durante el calentamiento del United-Villa. (Reuters)

Minuto 95 en Old Trafford. El Manchester United más competitivo del último lustro va perdiendo 0-1 frente al Aston Villa. Un centro lateral de los diablos rojos acaba por impactar en el brazo de Kortney Hause. La mano es clamorosa y el árbitro señala el punto de penalti. Se encienden los focos y las cámaras ya saben a quién apuntar: Emiliano ‘Dibu’ Martínez entra en escena. El show comienza con un reto a Cristiano Ronaldo: “Patéalo vos, patéalo vos”. Pero el portugués había cedido la responsabilidad a Bruno Fernandes, su compatriota. Más vacile, más tensión… Y el balón acabó en las nubes. Para celebrarlo, ‘Dibu’ le dedicó un baile a la grada del Teatro de los Sueños. Este guardameta argentino de 29 años se ha convertido en uno de los futbolistas más populares del momento gracias a sus dotes bajo los tres palos, pero sobre todo por su capacidad para descentrar a los lanzadores de penalti y así aumentar las posibilidades del fallo.

placeholder Cristiano Ronaldo felicita a Martínez tras la victoria. (Reuters)
Cristiano Ronaldo felicita a Martínez tras la victoria. (Reuters)

No era la primera vez que Emiliano había utilizado tácticas al límite del reglamento para molestar a sus rivales, en especial cuando se produce un penalti. Geir Jordet, profesor en la Escuela Norwegian de Ciencias del Deporte de Noruega, compartió en redes sociales una serie de pruebas que demuestran cómo ‘Dibu’ es “la máquina perfecta” a la hora de llevar al extremo a los lanzadores de penaltis. “Este tipo de acciones afecta negativamente a la concentración de los futbolistas y acaban perdiendo el foco en su tarea. Además, también tiene consecuencias en sus emociones, aumenta su ansiedad e incluso puede crear algo de agresividad, lo cual también altera la concentración”, explica el experto en psicología del fútbol en conversación con El Confidencial.

Improvisación o talento natural, Emiliano Martínez es el mejor en lo suyo

6 de julio, semifinales de la Copa América. Argentina vive su gran oportunidad ante la combativa Colombia, que fuerza el partido hasta los penaltis. La perpetua tensión de Leo Messi con su selección está en juego. Pero el protagonista no sería el jugador del Paris Saint Germain, sino Emiliano Martínez. Yerry Mina, exjugador del Barcelona, asume la responsabilidad. El colombiano venía con buenas sensaciones. Pocos días antes marcó su penalti contra Uruguay con baile incluido para festejarlo. Pero esta vez iba a ser diferente. Cuando el defensa central se disponía a tirar, ‘Dibu’ empezó su estrategia: “No te da para festejar no, te veo nervioso. ¿Estás nervioso?”. Mina alcanzó a decir que “no”, aunque su rostro expresaba lo contrario. “Sí, sí, hacete el boludo, ya te conozco a vos. Te reís de los nervios. Mirá que te conozco, hermano. ¡Mirá que te lo atajo, mirá que te como, hermano!”. Martínez saltó a su izquierda realizando una preciosa estirada… Y lo celebró con un gesto de carácter sexual.

“Veía ansiedad y nerviosismo y lo utilicé. A los que no les hablé es porque no les vi esos nervios y me concentré más en la pelota. Pero cuando vi que me miraban, vi los penales contra Uruguay, vi que a ellos les gustaba el farandulero…”, comentaría días después al diario ‘Olé’. Aunque el guardameta asegura que deja todo a la improvisación, Jordet duda: “Emiliano hace todas las técnicas posibles. Creo que es un sistema deliberado, algo que él mismo planea”. Analizando las tácticas empleadas por Martínez se ve como muestra todo un arsenal de recursos a la hora de descentrar a sus rivales.

Primero, ‘Dibu’ utiliza un viejo truco del “otro fútbol”, distraer al lanzador de penaltis visualmente. Señalar al lado donde deberían lanzar el penalti, bailecito sobre la línea para crear despiste… Muchas son las opciones en este campo que pueden llegar a disminuir hasta en un 10% el acierto del penalti, según diversos estudios. Pero donde es un absoluto coloso es a la hora de hablar e intimidar a sus rivales, lo que en otros deportes es conocido como el ‘Trash talking’, extendido especialmente en la NBA. Todo ello conlleva un retraso de los lanzamientos, aumentando la tensión a medida que pasan los minutos desde que se dicta la pena máxima. En su duelo con Bruno Fernandes, el argentino aprovechó para retar a su compañero, Cristiano Ronaldo, asegurando que él debía ser el encargado. Una nueva vuelta de tuerca en su libreta. El mediocentro portugués es un exquisito lanzador, élite mundial, gracias a gozar de 44 penaltis anotados y solo cuatro errados. Uno de estos fallos fue ante Martínez.

“El tirador de penaltis necesita mantener la concentración para realizar su trabajo, cuando algo sucede con el portero acaba perjudicándote. Esto es mucho más fácil de decir que de hacer, pero los lanzadores deberían de entrenar este de distracciones. Una buena forma sería practicar situaciones similares con compañeros de equipo a la hora cuando se entrenen los lanzamientos”, opina el experto en psicología deportiva cuando se le pregunta qué opciones tiene un futbolista a la hora de hacer frente a estas provocaciones.

¿Héroe o villano? De la deportividad a la picaresca

“No me gustó fue cómo varios jugadores le rodearon, tratando de afectar a Bruno. Claramente les funcionó, pero no estuvo bien”, declaró Ole Gunnar Solskjaer, entrenador del Manchester United, sobre lo sucedido con Emiliano Martínez. En el fútbol, como en todos los deportes, existe una fina línea entre la genialidad y lo antideportivo. Qué fue la ‘Mano de Dios’: ¿la trampa más mitificada de la historia o una grandeza a la altura del genio del fútbol que fue Diego Armando Maradona?, ¿se debe celebrar cuándo un jugador consigue engañar al árbitro tirándose para forzar un penalti?, ¿hay que aplaudir la astucia de ‘Dibu’ o considerarla una acción antideportiva que debe ser penalizada? “Es una buena pregunta. Lo justo está determinado por las reglas y por lo que los árbitros permiten. En parte, este tipo de comportamientos son naturales en el fútbol. Los penaltis son un juego psicológico y los porteros son parte de ello. Pero por otro lado, el comportamiento de Martínez está en el límite, son acciones extremas… Tácticas abusivas y manipuladoras”, reflexiona Jordet: “Eso va contra los comportamientos que solemos ver como aceptables en el deporte”.

placeholder Emiliano Martínez celebra el triunfo argentino frente a Colombia en las semis de la Copa América. (Efe)
Emiliano Martínez celebra el triunfo argentino frente a Colombia en las semis de la Copa América. (Efe)

“Festejar después de parar un penal o hablarles a los rivales no es el ejemplo que le quiero dar a los chicos”, reconoció Martínez en una entrevista con ‘El País’ tras lo sucedido con Yerry Mina, al que pidió disculpas por su comportamiento. Dos meses después, su actuación fue similar frente al Manchester United y Bruno Fernandes. Y gracias a ello ‘Dibu’, uno de los mejores porteros más en forma de los últimos dos años, cuenta con una legión de seguidores y defensores de su método. Un estilo del que ha hecho arte y ciencia, el ‘parapenaltis’ por excelencia cueste lo que cueste y caiga quien caiga.

Cristiano Ronaldo
El redactor recomienda