"Este árbitro es muy malo, no va a volver aquí". La roja a Joao Félix hizo estallar al Atlético
  1. Deportes
  2. Fútbol
Una expulsión muy controvertida

"Este árbitro es muy malo, no va a volver aquí". La roja a Joao Félix hizo estallar al Atlético

Gil Manzano se sitúa en el ojo del huracán tras sacar de sus casillas a la plantilla colchonera. Los de Simeone acabaron con 10 y el director deportivo rojiblanco, Andrea Berta, no calló

Foto: Savic se lleva a Joao Félix tras la expulsión del portugués a manos de Gil Manzano. (Reuters)
Savic se lleva a Joao Félix tras la expulsión del portugués a manos de Gil Manzano. (Reuters)

La polémica decisión de Gil Manzano de expulsar a Joao Félix tras decirle "tú estás loco" por considerar voluntario un manotazo durante el Atlético de Madrid-Athletic Club por el que previamente ya vio la amarilla desató el sentimiento de injusticia arbitral y acabó de dinamitar un encuentro que ya venía caliente de antes. Si bien el árbitro no anotó en su acta las palabras del portugués, expulsado tras no entender la primera amarilla sí que explicó cómo sucedió en el escrito. El portugués "se dirigió a mí con el dedo índice en la sien en señal de disconformidad tras haber sido amonestado". Por entonces, los ánimos en la plantilla colchonera estaban muy caldeados.

placeholder Los jugadores rojiblancos protestan ante Gil Manzano. (Reuters)
Los jugadores rojiblancos protestan ante Gil Manzano. (Reuters)

Una indignación que no solo se quedó entre los jugadores con las respectivas amarillas a Matheus Cunha en el minuto 89 y a José María Giménez en el 97 por protestar, sino que también se extendió al palco y a los responsables rojiblancos. En este sentido, el acta de Gil Manzano también refleja como el director deportivo del Atlético de Madrid, Andrea Berta, cargó contra su labor al grito de "Este árbitro es muy malo. No va a volver a venir aquí. Aquí nunca más". Así como el lanzamiento de objetos desde la grada cuando se encaminaba a los vestuarios.

"Con Gil Manzano no se puede hablar"

El central montenegrino y cuarto capitán general, Stefan Savic, daba su versión de los hechos en Movistar + después de que Simeone tratara de apaciguar los ánimos entre los suyos con un sprint al corazón del centro del campo para dialogar por última vez con el árbitro: "Con Gil Manzano no se puede hablar. Le hemos dicho que no puede ser que saque una tarjeta por cada palabra que se diga; así mejor no decir nada. Lo que no puede ser es que nos saquen 15 tarjetas porque la cabeza está caliente y hay que entenderlo". Sobre la expulsión de Joao Félix, apuntó que "Joao corre y no tiene intención de tocar al adversario. Luego no sé, la gente está caliente y se dicen cosas, pero deben entender que estamos con la adrenalina alta y pueden salir palabras fuera de lugar".

Más tarde y ante todos los medios de comunicación, Simeone ofreció su punto de vista: "Es un episodio que le pasa a cualquier futbolista, el árbitro entendió que lo tenía que expulsar, seguramente si el gesto se lo hace otro futbolista no entendería lo mismo". Con las seis amarillas que vieron ante Athletic, su equipo suma 22 amarillas y dos rojas en cinco partidos, lo que les impulsa a ser el conjunto más amonestado del campeonato: "Hay que buscar la sensibilidad del momento de la amarilla, no creo que lo sean todas, porque se puede hablar con respeto, educación, buscar que está pasando y no es amarilla preguntar o discutir una situación".

Con la resaca del cabreo, Luis Suárez lanzó un mensaje en redes sociales donde se podía apreciar un recado a Gil Manzano. En una publicación de Instagram, Suárez publicó "Hoy no se ganó que es lo que queríamos. Hicimos todo lo posible para llevarnos los tres puntos y no fue posible" y lo acompañó de las siguientes etiquetas: #equipounido #siemprepositivo y #siempreelmismoprotagonista.

Foto: Luis Suárez y Antoine Griezmann se lamentan tras fallar una ocasión. (Reuters)

No es la primera vez que Gil Manzano desquicia a la parroquia rojiblanca. La temporada pasada y en un partido vital por LaLiga, Giménez ya terminó explotando cuando el árbitro no vio la posible mano de Lucas Ocampos en el gol del Sevilla: “Siempre nos pasa lo mismo. ¿Hasta cuándo? ¡Siempre nos ponen lo mismo!", clamaba el uruguayo sobre el campo tras la jugada, una vez que el extremeño hizo caso omiso a las protestas visitantes en el Ramón Sánchez-Pizjuán. El recuerdo de aquella roja directa a Diego Costa en el Camp Nou después de que el brasileño espetara un "¡Me cago en tu puta madre!", que luego quiso vestir de "¡La puta que me parió!", no impidió que el colegiado extremeño lo expulsara y terminara llevándose ocho partidos de sanción por insultar al árbitro. La difícil relación entre colegiado y club continúa.

Atlético de Madrid Andrea Berta LaLiga