El Atlético se desespera ante el Athletic Club y no pasa del empate en casa (0-0)
  1. Deportes
  2. Fútbol
Griezmann no brilla

El Atlético se desespera ante el Athletic Club y no pasa del empate en casa (0-0)

El conjunto colchonero tuvo la mejor ocasión del encuentro en los pies de Marcos Llorente, pero su remate se estrelló en la madera. Joao Félix terminó expulsado

Foto: Los jugadores del Atlético de Madrid protestan la expulsión de Joao Félix. (Reuters)
Los jugadores del Atlético de Madrid protestan la expulsión de Joao Félix. (Reuters)

El Atlético de Madrid se topó con un serio y determinado Athletic Club en la visita de los vacos al Wanda Metropolitano. Con múltiples cambios en su equipo titular y con la presencia de un tímido Antoine Griezmann en ataque, los colchoneros no pudieron doblegar a un bloque compacto y convencido de salir vivo del Wanda Metropolitano. Después de una primera parte donde tan solo Marcos Llorente generó peligro para los locales, la segunda mitad enloqueció. El triple cambio de Simeone, la pelota escupida por la madera tras el disparo de Marcos Llorente y la expulsión de Joao Félix al decirle al árbitro si "estás loco" por enseñarle una amarilla muy rigurosa dinamitó un duelo donde Gil Manzano acabó como el gran señalado. Tuvo la suya al final el Athletic Club en los pies de Asier Villalibre, pero falló frente a Oblak y hubo reparto de puntos.

placeholder Joao Félix terminó expulsado. (Reuters)
Joao Félix terminó expulsado. (Reuters)

Empezó el Atlético de Madrid con ganas y brío a través de una de sus mejores sociedades la temporada pasada con Kieran Trippier poniendo la pelota al espacio y Marcos Llorente atacando la profundidad. Liberado del yugo que le supone ser lateral, el jugador madrileño atacaría la línea de cal sistemáticamente durante el primer tiempo. En la primera galopada detectó a Antoine Griezmann dentro del área, pero su remate se marchó fuera tras sorprender en el primer palo.

El conjunto rojiblanco protagonizaría las primeras acometidas del partido, pero el Athletic Club resistió a los primeros arreones locales en los pies de Ángel Correa y Marcos Llorente y a los diez minutos equilibró el choque. Se blindó por dentro con Dani García y Unai Vencedor, forzó los cambios de orientación hacia Marcos Llorente y trazó un plan para atacar la espalda de Giménez, Savic, Mario Hermoso y Renan Lodi. Con Iñaki Williams y Álex Berenguer amenazando al espacio e Iker Muniain lanzando, el Athletic Club escapó de la presión local. La defensa de cinco rojiblanca chirriaba y el Atlético echaba de menos más presencia ofensiva.

Llegó el turno de un Griezmann que quería reivindicarse ante su afición. En sus pies tuvo la segunda gran ocasión del encuentro, pero su remate mordido se topó con el cuerpo de Iñigo Martínez para fortuna vasca. A partir de ahí, imprecisiones, batalla por el centro del campo y balones largos que se quedaban en tierra de nadie. La primera parte entró en letargo y tan solo alguna acción individual de Rodrigo de Paul y un par de giros de Correa agitaron un ritmo plomizo e interrumpido. Se llegó al descanso con la sensación de que el Athletic Club estaba cómodo tras bloquear el juego interior local y que Simeone debía tocar varias teclas.

La segunda parte, llena de sorpresas

A la vuelta, revolución tanto en ritmo del encuentro como en ocasiones claras. La primera la tuvo Correa tras un remate de cabeza a centro de Renan Lodi que se fue rozando la madera. Contestó Iñaki Williams al aprovechar un error de cálculo de Giménez para llegar antes que él a una pelota dividida, plantarse frente a Oblak y fallar solo frente al gigante esloveno. Simeone, viendo el desconcierto de los suyos, agitó el árbol a la espera de que se cayeran los frutos con un triple cambio: se marcharon Kondogbia, Lodi y Griezmann y entraron Luis Suárez, Yannick Carrasco y Héctor Herrera. Tan solo cinco minutos después, el argentino sentaría a Correa y apostaría por Joao Félix.

placeholder Griezmann no finalizó el encuentro. (Reuters)
Griezmann no finalizó el encuentro. (Reuters)

Marcelino vio la jugada y reaccionó con un doble cambio. Se marchó ovacionado Raúl García e Iñaki Williams y Villalibre y Nico Williams ocuparon su lugar. Carrasco encendió la llama del desborde y el contragolpe, pero su clara jugada de gol con Luis Suárez se quedó en nada. El uruguayo estaba lento y torpe en el último toque. Por su parte, el Athletic Club esperaba la suya y la tuvo por partida doble. Primero con el recién incorporado Nico Williams frente a un imperial Giménez y luego, con un ataque colectivo donde asediaron el área y no acabó entre los tres palos por los pelos. Llorente, que ya llevaba un tiempo desaparecido, hizo acto de presencia para estrellar el balón en la madera.

Entonces, Simeone quemó todas las naves con la entrada de Cunha por Trippier. Tan solo un minuto después, Joao Félix terminaría expulsado por soltar el brazo ante Vencedor, decirle al árbitro "tú estás loco" y ver las dos amarillas seguidas. El Atlético de Madrid no cejaría en su empeño de sumar los tres puntos. Sin embargo, la oportunidad más clara la tuvo Asier Villalibre tras el balón filtrado de Berenguer que el 'Búfalo' no supo definir frente a Oblak cuando estaba solo frente al portero. El equipo de Simeone se deja dos puntos en casa en un partido y suma su tercer empate consecutivo.

Atlético de Madrid Athletic Club LaLiga