Este empresario 'renovable' de 32 años quiere disputar a Florentino Pérez el Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
entrevista a enrique Riquelme

Este empresario 'renovable' de 32 años quiere disputar a Florentino Pérez el Real Madrid

Es el fundador y máximo accionista de Cox Energy, una promotora solar con proyectos en Latinoamérica y Europa

placeholder Foto: Enrique Riquelme. (EFE)
Enrique Riquelme. (EFE)

Florentino Pérez afronta las elecciones de este verano a la presidencia del Real Madrid como en las últimas tres ediciones (2009, 2013 y 2017): sin rival a la vista. Presentarse ya no es un juego de románticos, es necesario contar con 20 años de antiguedad como socio y avalar el 15% del presupuesto del club (92,5 millones según el último aprobado). Esta circunstancia, impulsada por el propio presidente en 2012, entre otras, ha privado a los socios de acudir a las urnas desde el remoto 2006, cuando el abogado Ramón Calderón dio la campanada al imponerse a Juan Miguel Villar Mir.

En aquella junta directiva, figuraba el empresario Enrique Riquelme como representante de las peñas levantinas, cargo que mantuvo en el posterior equipo del efímero presidente Vicente Boluda. 12 años después, otro Enrique Riquelme, su hijo, un joven empresario de 32 años vinculado al negocio de las energías renovables, alterna los días del mes entre Madrid y Mexico DF para dar forma a su aventura como candidato a la presidencia del Real Madrid. Suena a locura y temeridad a partes iguales, pero tiene la determinación de tratar de jugar ese partido.

Foto: Florentino Pérez, aclamado durante una Asamblea General del Real Madrid. (EFE) Opinión

Con 20 años como socio merengue recién cumplidos y un patrimonio incipiente gracias a Cox Energy América, una promotora fotovoltaica cotizada en el BIVA (bolsa alternativa de México) desde el verano de 2020 y valorada en casi 300 millones de euros tras la última ampliación de capital, Riquelme saborea el vértigo de medirse a Florentino. Sea “ahora o en el futuro”, como confiesa, quiere presidir el Real Madrid. Lleva años proyectando su candidatura ideal, “viendo la posibilidad de aplicar lo aprendido y manejarme con una junta directiva hiperprofesional, no de amigos, para llevar al club a otro nivel”.

Riquelme hizo las maletas para abrirse camino tras la anterior crisis, después de que el negocio familiar de canteras (Alicante y Murcia) sufriera por el desplome de la construcción. Apuntó a Brasil, por aquello del 'boom' constructor del Mundial de Fútbol de 2014, pero un volantazo inesperado le llevó a Panamá, donde un joven con 20 años pelados empezó a ganarse la vida en el negocio los áridos y el hormigón de la mano de inversores locales. Y así hasta colarse en la mayor obra de ingeniería civil, como fue la ampliación del Canal, ejecutada por Sacyr, donde pudo hacer ‘big money’ por primera vez.

Foto: Florentino seguirá siendo presidente del Real Madrid al menos hasta 2021. (EFE)

Este alicantino de Cox goza del privilegio de haber hecho carrera como ‘indiano’, de manera que las referencias sobre su trayectoria empresarial en Madrid son casi todas indirectas. De hecho, su nombre no sonó con fuerza en el mundo de los negocios hasta hace un par de años, cuando sondeó la posibilidad de sacar a bolsa aquí su promotora solar. Hasta entonces, Riquelme tuvo un perfil más bajo, pese a contar con el apoyo de alguna gran fortuna (Zardoya) para su proyecto renovable en Latinoamérica, repartido hasta ahora entre México, Chile, Colombia y Guatemala.

placeholder Enrique Riquelme.
Enrique Riquelme.

En las oficinas de Concha Espina ya saben quién es y qué trama. Su perfil de 'outsider' puede abonar la imagen de cazafortunas al calor de la campaña electoral, pero Riquelme vende un discurso alejado del tono reverencial que infunde Florentino. “Ahora mismo, o el club toma una dirección diferente y profesionaliza al máximo la gestión, convirtiéndose realmente en un club global, o habrá problemas. Y ser global no es hacer una gira por Estados Unidos”. A pesar de su arrojo, lo que propone entre líneas es un modelo alejado del cesarismo consolidado por Pérez en la última década.

Foto: Florentino Pérez está a punto de alcanzar una década de mandato en su segunda etapa al frente del Real Madrid. (EFE)

“Una cosa es el discurso y otra, los hechos. Santiago Bernabéu sentó las bases de lo que es el Real Madrid. Es, sin dudarlo, el mejor presidente de la historia. Después, hemos tenido otros buenos presidentes y, entre todos, Florentino Pérez ha sido un revulsivo, ha hecho cosas muy buenas para el club. Consolidó el Real Madrid 2.0, pero la institución necesita un cambio”, explica convencido de sus palabras. Y aunque no quiere enseñar las cartas, sí deja caer una idea sencilla, a medio camino entre populista y contestataria: "El Real Madrid ha de ser del socio”.

Justo cuando los socios del FC Barcelona vuelven a confiar sus riendas al hiperliderazgo de Joan Laporta, el fundador de Cox Energy apalanca una parte de su discurso, el referido a la gobernanza, en el papel de los socios y los peñistas, convencido de que es posible conjugar el desarrollo global del Real Madrid como referencia en el mundo del deporte (no solo del futbol) con la participación más directa de las bases sociales. Algo así como democratizar más el sentido de propiedad del club, donde desde hace muchos años solo tiene voz y voto, a efectos reales, una persona.

"Una cosa es el discurso y otra son los hechos. Santiago Bernabéu sentó las bases de lo que es el Real Madrid"

Riquelme tiene ideas para competir con Florentino. Le sobra osadía, por joven y ambicioso, pero carece de imagen pública en nuestro país. Es casi un perfecto desconocido. Por eso, este juego de intenciones igual es solo un escarceo para medir la acogida de su proyecto y optar con posibilidades reales a la siguiente baza. Y por el camino, además, la jugada le ofrece la oportunidad de tener visibilidad como empresario del sector renovable, sobre todo teniendo en cuenta que Cox Energy también tiene intereses fotovoltaicos (todavía modestos) en España y Portugal bajo la plataforma Ibox Energy.

Aunque parezca una 'boutade', la irrupción de Riquelme como aspirante a la presidencia del Real Madrid coincide en el tiempo con el protagonismo indirecto de José Elías (Audax) en la nueva junta directiva del Barça o la consolidación de Angel Haro (Prodiel) al frente del Betis. Si el fútbol antes fue el capricho o aspiración de los constructores y ladrilleros, ahora llaman a la puerta los promotores de energías verdes. Solo así puede explicarse cómo un joven de 32 años, sin padrinos, tiene tiempo y algo de dinero para competir con Florentino. “Todo está planificado al detalle”.

Real Madrid Enrique Riquelme Florentino Pérez México Cox Energy Fútbol
El redactor recomienda