Al 'pajarito' Valverde le cortan las alas: de estrella emergente a suplente habitual
  1. Deportes
  2. Fútbol
De baja por un problema muscular

Al 'pajarito' Valverde le cortan las alas: de estrella emergente a suplente habitual

Las lesiones y las decisiones de Zidane han alejado al uruguayo de la titularidad. A pesar de comenzar a un gran nivel la temporada, el estado de forma de Luka Modric le deja sin hueco

placeholder Foto: Fede Valverde, en una imagen de archivo. (Efe)
Fede Valverde, en una imagen de archivo. (Efe)

En mitad de un desierto de fútbol, Zidane encontró brotes verdes en la victoria del Real Madrid frente al Alavés (1-4), que permitió al conjunto blanco tomar aire tras la debacle copera ante el Alcoyano. Los tres puntos insuflan esperanza al proyecto del técnico francés, pero la delicada situación de la plantilla amenaza la aspiración a títulos de la presente temporada. Son muchos los jugadores que han dado un paso atrás en su rendimiento: el permanentemente anestesiado Isco Alarcón, un Martin Odegaard que mira a Inglaterra ante la falta de minutos o la eterna duda sobre la progresión de Vinicius Junior. Todos ellos han ido perdiendo -algunos nunca la tuvieron- la confianza de su entrenador, pero es el caso de Federico Valverde el que más sorprende. El ‘pajarito’ ha pasado de ser la joya de la corona de los jóvenes a un jugador anclado al banquillo.

Valverde reúne unas condiciones que lo convirtieron desde su explosión como futbolista en un hijo predilecto del Santiago Bernabéu. Un físico apabullante que le permite desplegarse a lo largo del centro del campo tanto en labores ofensivas como defensivas, calidad con el balón en los pies y llegada de cara a puerta. Tras un bajón de nivel en el final de la temporada 2019/20, el nuevo curso empezó bien para el charrúa. De los primeros 11 partidos que el Real Madrid disputó, Zinédine Zidane apostó por la titularidad del uruguayo en nueve ocasiones. En este primer tramo de competición destapó su presencia goleadora en un equipo necesitado de escuderos para Karim Benzema, ya que el ‘pajarito’ logró anotar tres goles desde posiciones de la medular, incluido su tanto en la importante victoria madridista frente al Barcelona 1-3.

placeholder Fede Valverde, en una imagen de esta temporada. (Efe)
Fede Valverde, en una imagen de esta temporada. (Efe)

Una fisura en la espina tibial posterior de la pierna derecha le dejó en el dique seco, perdiéndose un mes de competición y seis partidos por el camino. Valverde forzó al máximo su recuperación para volver cuanto antes, como el mismo confesó ante los medios, reconociendo que esperaba mayor tiempo de baja. Pero su rendimiento no ha vuelto a ser el mismo. Mientras Zidane le relegaba a una opción de sustituto desde el banquillo, el centro del campo formado por Casemiro, Kroos y Modric se iba haciendo cada vez más sólido para el viejo ideario del francés.

Desde su lesión, Fede Valverde ha disputado como titular tan solo dos de los siete partidos de LaLiga. También fue suplente en la semifinal de la Supercopa frente al Athletic de Bilbao, aunque sí disputó los 120 minutos del encuentro ante el Alcoyano de Copa del Rey, confirmando la hoja de ruta de Zidane: el charrúa es a día de hoy un miembro de la rotación. Para colmo, su esfuerzo en la eliminación copera acabó por producir una lesión muscular que vuelve a mandarlo a la enfermería por tiempo indeterminado.

La segunda juventud de Modric y Lucas Vázquez perjudica al ‘pajarito’

La confianza ciega de Zidane en su viaja guarda le llevó a pedir, hace pocas semanas, la renovación inmediata de Sergio Ramos, Luka Modric y Lucas Vázquez. Del primero hay pocas dudas sobre su rendimiento de las últimas temporadas, pero tanto el croata como el gallego han resurgido en el presente curso. El ‘diez’, que el próximo mes de septiembre cumplirá 36 años, mantiene un físico extraordinario, lo que le permite estar realizando uno de los mejores años de su carrera. Lucas, por su parte, se ha asentado en la titularidad ya sea en el lateral o en el extremo, pese a cometer importantes fallos en partidos trascendentales como frente al Athletic de Bilbao.

placeholder Modric trata de superar a un rival en el terreno de juego. (Reuters)
Modric trata de superar a un rival en el terreno de juego. (Reuters)

Estas buenas noticias para la libreta del técnico francés tiene un damnificado, Fede Valverde. Cuando Zidane ha querido incluirlo en el once titular sin mandar a Modric al banquillo, el charrúa pasaba a ocupar una posición en la banda derecha. Precisamente el despliegue físico que supone una de sus mejores cualidades como futbolista le condenaba a un rol secundario en el juego madridista, donde sus capacidades de ida y vuelta se perdían al estar encadenado al carril.

El renacer de Lucas Vázquez, un jugador que luce más y mejor desde la banda derecha, termina por finiquitar las opciones de Valverde, según lo que Zidane ha ofrecido en sus alineaciones de los últimos meses. Desde el banquillo, la aportación del centrocampista uruguayo no ha convencido. Su aportación ofensiva en los últimos nueve partidos que ha disputado se resume a no estar involucrado en ni un solo tanto del Real Madrid. Antes de su lesión en la tibia, Fede había participado en cuatro (tres goles y una asistencia).

El seno del club blanco tiene confianza en que este bache deportivo del uruguayo pueda ser superado con facilidad una vez vuelva de la lesión. Fue precisamente la apuesta de Zidane por Valverde la que llevó a Florentino Pérez a renovar hace dos temporadas al centrocampista hasta el 2025, con una cláusula de rescisión anti jeques de 750 millones de euros. Con 22 años cumplidos, el margen de mejora del charrúa es evidente. De momento, le toca empezar de nuevo desde el banquillo.

Real Madrid Fede Valverde Zinédine Zidane Alcoyano Martin Odegaard Karim Benzema Sergio Ramos Florentino Pérez
El redactor recomienda