La inesperada faceta de Koeman: figura de consenso en la crisis del Barcelona
  1. Deportes
  2. Fútbol
Tras la rebaja salarial

La inesperada faceta de Koeman: figura de consenso en la crisis del Barcelona

Los resultados no acompañan al equipo en liga, ubicados en mitad de tabla, pero la apuesta del holandés por los jóvenes y su relación con el club le abre la puerta a hablar con los candidatos

Foto: Koeman, en una imagen de archivo. (Reuters)
Koeman, en una imagen de archivo. (Reuters)

La libreta de Ronald Koeman no acaba de funcionar. El técnico holandés fue una de las últimas decisiones deportivas que tomó Josep Maria Bartomeu como presidente del Barcelona, optando por un jugador histórico para revitalizar un vestuario necesitado de estabilidad. El ex seleccionador de los Países Bajos llegaba con fama autoritaria y lanzando mensajes de unión, pero solo para los que se querían quedar en el club. Ni siquiera sabía Koeman si podría llegar a contar con Leo Messi, su mejor jugador y máximo icono culé, en su propuesta deportiva. El argentino se quedó, muy a su pesar, por su negativa a ir a juicio con el equipo que le vio crecer y alcanzar el olimpo futbolístico. Koeman le tendió la mano y Leo aceptó, un alto el fuego de, al menos, una temporada.

Foto: Ronald Koeman da instrucciones al equipo en el Camp Nou. (Efe)

102 días después Bartomeu ya no es presidente del Barça, pero la crisis institucional en la que está sumida el club continúa a la espera de la confirmación de unas elecciones para conocer el nuevo rumbo de los blaugranas. El equipo dirigido por Koeman no carbura en LaLiga, encontrándose a mitad de tabla, aún con dos jornadas sin disputarse, pero a 12 puntos del Atlético de Madrid (frente al Osasuna igualarán a jornadas a los rojiblancos). Además, han perdido los dos duelos más importantes de lo que va de competición, precisamente frente a los de Simeone y en el enfrentamiento con el Real Madrid.

Koeman saluda a Messi tras un partido de liga. (EFE)
Koeman saluda a Messi tras un partido de liga. (EFE)

La plantilla celebra uno de los tantos en la pasada jornada de Champions League. (EFE)
La plantilla celebra uno de los tantos en la pasada jornada de Champions League. (EFE)

Una bajada de sueldo por “amor al club”

Un día después de que se confirmara el acuerdo por parte de Carles Tusquets, presidente de la Comisión Gestora, y la plantilla sobre la adecuación salarial (la entidad alcanza un reajuste total de unos 172 millones de euros que los jugadores tendrán en los próximos cuatro años) Koeman confirmó que él también había aceptado un reajuste de su contrato. “Se trata de amor al club y yo le dije al señor Tusquets, que si yo puedo ayudar al club de alguna forma, estaba dispuesto a hacerlo. Por muchas circunstancias, hay que ayudar al club, que ha llegado a un acuerdo con los jugadores. Eso es bueno y estamos en un momento que hay que pensar qué es lo mejor para el Barcelona”, aseguró el técnico blaugrana.

El partido contra el Osasuna, con el que está empatado a puntos a pesar de contar con un partido menos en su casillero, se antoja como fundamental para los intereses ligueros del equipo. Tras la lesión de larga duración de Gerard Piqué, Koeman solo podrá contar con un central de la rotación habitual, Lenglet. Umtiti trabajó con el equipo, pero se decidió no forzar. Araujo tampoco está en la convocatoria y todo parece indicar que será el canterano Óscar Mingueza quien hará dupla con el defensa francés. A sus 21 años debutó en Champions League en Kiev ofreciendo una buena imagen que parece convencer a su técnico: “Tiene oportunidades”.

FC Barcelona Josep Maria Bartomeu Leo Messi Xavi Hernández