Los afortunados del bombo

El Cardassar, de perder su campo bajo el agua a recibir al Atleti: "Nos tocó el gordo"

El equipo de Sant Llorenç perdió su campo por las inundaciones del 2018, ahora el fútbol les sonríe con un enfrentamiento de Copa del Rey frente al equipo más poderoso del bombo

Foto: Es Moleter, campo del Cardassar, en la actualidad. (EFE)
Es Moleter, campo del Cardassar, en la actualidad. (EFE)

La historia del C.E Cadassar dio un giro de 180 grados al inicio de esta semana al conocer que el próximo miércoles 16 de diciembre se medirán al Atlético de Madrid con motivo de la Copa del Rey. Hace dos años, el modesto equipo de Sant Llorenç vivió en primera persona el drama producido por las lluvias torrenciales que dejaron inundaciones tanto en la zona como en Manacor, lamentando incluso trece víctimas mortales a consecuencia de la riada. El Cadassar vio como sus instalaciones deportivas se barrían literalmente, dejando a su paso agua y fango en donde antes había césped artificial. Si el fútbol les debía una alegría, el sorteo de la Copa del Rey cumple su palabra con la próxima visita de Diego Simeone y la plantilla rojiblanca.

“Nos tocó el gordo”, afirma con lógica emoción Jaume Soler, presidente del C.E Cadassar, horas después de conocerse la feliz noticia. En conversación con El Confidencial relata cómo vivieron en un bar del pueblo el sorteo vía streaming, con parte del club reunido, pero respetando las medidas sanitarias correspondientes: “Tal y como iba la cosa, ves que los equipos de Primera más modestos iban saliendo, veíamos que podía tocar algo”. El destino les tenía preparado el rival más apetecible para un equipo de Tercera División, el Atlético de Madrid. Real Madrid, Barcelona, el Athletic Club y la Real Sociedad no participaban en este bombo al tener dos rondas más exentas (privilegio por campeón y subcampeón de Liga y Copa de la temporada 2019/20).

El conjunto dirigido por Miquel Ángel Tomás apenas se había recuperado de la resaca de haberse clasificado para el bombo de la Copa del Rey tras imponerse el pasado martes al Épila aragonés. Pero una nueva fiesta les esperaba: “Aún me estaban dando la enhorabuena por el pase y ahora celebramos al pensar que el Atlético de Madrid viene a nuestra casa”. “Nos reunimos en un bar, con el tema del covid 19 todo es más complicado. Celebrábamos cada equipo pequeño que salía, queríamos un grande, contentísimos con el Atleti”, explica Jauma sobre un sorteo en el que se acabó por cantar el popular himno de “Ole ole ole, Cholo Simeone”.

El partido frente al Atlético de Madrid tendrá formato de eliminatoria única, el empleado en las últimas temporadas con fin de dar más ventaja a los teóricos no favoritos. En caso de concluir los 90 minutos reglamentarios con un empate en el marcador, se disputaría una prórroga y, si fuera necesario, penaltis para desempatar.

Una fatídica riada que acabó con su campo

Poco quedó del Es Moleter tras las inundaciones de aquellas lluvias del octubre del 2018. Impracticable para el deporte, amenazaba con terminar con las aspiraciones de un club humilde como el Cadassar: “Cuando cogí la directiva, tres meses después vino la desgracia. El club es social, intentamos que esto sea una burbuja donde los niños puedan aislarse del día a día. Fue especialmente duro para los más pequeños”. Una “desgracia” absoluta que llenó los titulares de los medios y que les dejó “tres meses sin campo”. El duro trabajo los meses posteriores consiguió que, aquel día de Reyes del 2019, “el regalo para los niños” de la zona fuera la re inauguración de las instalaciones deportivas.

El campo era la imagen de la desolación del pueblo, 2018. (Reuters)
El campo era la imagen de la desolación del pueblo, 2018. (Reuters)

Jaume Soler, junto a otros compañeros, se hizo cargo del club en una situación complicada. Biólogo de profesión, no tiene compensación económica “todos trabajamos, pero en los ratos libres nos dedicamos al Cadassar, llevamos esto de manera altruista”. “El club venía de bajar de Preferente a Primera Regional, estaba bastante mal… La gente muy cansada. Yo estaba por el pueblo y el padre de un amigo me dijo ‘tú serías bueno para el club’, pero ni me lo creía. Había gente mayor muy interesada, pero el día a día de hoy lo tenía que llevar alguien joven, por el tema de ordenadores y manejo. Dos o tres nos juntamos e intentamos ayudar, pero claro, no sabíamos nada del funcionamiento…. Luego encima vino la inundación, pero poco a poco, a trompicones, fuimos yendo a mejor. Hasta que ganamos la fase previa de la Copa del Rey y podemos estar en el bombo. Ha ido todo muy rápido, aún me acuerdo cuando no teníamos ni campo”, rememora Soler en conversación con este medio. En dos años el equipo ha pasado de repartir sus categorías en los diferentes pueblos cercanos para poder seguir entrenar a ilusionar a toda una localidad con la visita del Atlético de Madrid.

El presidente del Cardassar, Jaume Soler. (EFE)
El presidente del Cardassar, Jaume Soler. (EFE)

La alegría supera a los inconvenientes del coronavirus

La imagen del campo lleno no la vamos a poder ver. Intentaremos meter a la máxima gente que podamos, respetando claro”, asegura Jaume al ser preguntado por la situación actual que vive el país a causa del coronavirus y que ha dejado a las competiciones deportivas sin público en los estadios durante meses. Pero esto no será una excusa: “Nos afecta como a todos, nos preocupa el tema del público como es obvio. Vamos a ver si podemos meter gente… Porque ahora mismo no lo sabemos. Las restricciones de aforo se nota, pero la situación es atípica en todos lados”.

El fútbol ha dado un respiro a la zona. “Hay mucha alegría en el pueblo en general, ya piden entradas, aunque todavía no podemos vender nada lógicamente. Por suerte nos está llegando mucho cariño de todas las partes de la comunidad autónoma”, señala el presidente del club. El vestuario, por su parte, sonríe al pensar que Diego Simeone dirigirá a su equipo en la banda del Es Moleter: “Ellos querían el Atlético de Madrid, cuando ha tocado imagínate, más que felices. Aquí hay mucha afición atlética, mucho rojiblanco”.

Entrada del campo del Cardassar. (EFE)
Entrada del campo del Cardassar. (EFE)

Pero el fútbol es fútbol, puede que el Cardassar sea un tercera, pero ya ha demostrado que si algo tienen es competitividad. “No sé si van a venir Joao Félix y compañía, alguna ensaimada o algo les prepararemos, pero no sé si habrá más sorpresas. Hay que empezar a trabajar cuanto antes”, sentencia Soler.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios