A una semana del Clásico

Los cuatro cambios de Zidane, un récord inútil: "Ellos tuvieron más ganas"

El ridículo madridista de la primera parte y la falta de capacidad de reacción en la segunda generan preocupación ante la semana más importante para el club en lo que va de campaña

Foto: Zinedine Zidane, durante el partido.
Zinedine Zidane, durante el partido.

Zinedine Zidane batió un récord este sábado en el estadio Alfredo Di Stéfano: hizo cuatro cambios en el descanso del partido contra el Cádiz, un club con un presupuesto veinte veces menor al suyo. A pesar de la lección de balompié impartida por el equipo de Álvaro Cervera en la primera mitad, las casas de apuestas seguían confiando abrumadoramente en los locales durante el entretiempo: el clásico partido contra un rival presuntamente sencillo que no motiva a las estrellas blancas (hasta que alguien, en el vestuario, les recuerda que llevan la camiseta del Real Madrid).

Ni los viajes de sus internacionales ni la ausencia de público, tampoco el temor al minifestival de partidos de las próximas dos semanas, sirven de atenuante para una comparecencia tan lastimosa. El ridículo ante el Cádiz pertenece a la categoría de derrotas que molestan en los despachos del Santiago Bernabéu. Ante el estupor popular, los cambios de Zidane (cinco, incluido el posterior de Jovic) fueron estériles: ni el marcador se alteró en la segunda parte ni el Madrid mereció empatar.

En la primera mitad el Madrid perdió por soberbia. En la segunda, por incapacidad. Es esta mezcla la que endureció inmediatamente el gesto en el club ante el debut en Champions y el Clásico en el Camp Nou. (La ausencia de público, un lastre, terminó siendo una bendición para el equipo). Zidane no encontró respuesta: "No entramos bien, fue complicado desde el inicio. En la segunda parte mejoramos algo, pero si en la primera nos meten dos o tres goles, no hay nada que decir", reconoció el francés: "Hoy no hay excusas ni hay nada, no es un buen día para nosotros. Nos han faltado muchas cosas. Físicamente nos ha costado. Ellos han demostrado más ritmo y más ganas".

Jugadores del Cádiz celebran la victoria ante el Real Madrid. (EFE)
Jugadores del Cádiz celebran la victoria ante el Real Madrid. (EFE)

Lucas delante de Nacho

Esa falta de ganas responde a la altivez de un vestuario privilegiado. El ritmo es una mezcla de actitud y estado físico. Pero la esterilidad del récord de cambios en el descanso obliga también a enfocar a Zidane. Lucas Vázquez, Marcelo, Isco y Nacho (titulares este sábado) son futbolistas sin ritmo de competición: Zidane subestimó probablemente al equipo gaditano en su preparación del choque. ¿Realmente pretendía crear peligro por la banda derecha alineando a Lucas delante de Nacho?

Más inquietante aún es la decisión, en paralelo, de alinear a Luka Modric (el mejor en el último partido de Liga) después de jugar el croata contra Francia —campeona del mundo— el miércoles pasado 90 minutos, con un solo entrenamiento de por medio, a los 35 años. Y además acompañado por Kroos e Isco, sin el oxígeno de Valverde o Casemiro. El '10', visiblemente fatigado, intentó igualmente mientras estuvo en el campo despertar en ambas áreas a un equipo lastimoso, lastrado por la intrascendencia melosa de Isco en ataque y la apatía general. (Un dato: los tres centrocampistas titulares elegidos por Zidane acabaron el partido en el banquillo).

"Despertar"

El Cádiz de Cervera hubiese pasado al inconsciente colectivo español este sábado si el portero del Madrid no fuese Courtois o los gaditanos hubiesen sabido templar los nervios. El belga obtiene el único aprobado con nota del examen y fue claro en los pasillos: "La primera parte ha sido muy mala. Nos ganaron en casi todos los duelos. [...] La derrota está bien para despertar".

Courtois se estira ante un disparo de Lozano. (EFE)
Courtois se estira ante un disparo de Lozano. (EFE)

Es improbable que Zidane vuelva a acudir a las rotaciones cuando visite el todavía llamado estadio Ramón de Carranza, el próximo mes de abril, quién sabe si con gradas vacías o semillenas. Pocos equipos han manteado a su escuadra como el Cádiz este sábado de otoño en Madrid. Se trata de la primera derrota en casa desde mayo de 2019. La temporada pasada registró un episodio similar, contra otro recién ascendido (en Mallorca). Significó un punto de inflexión para un equipo que no puede evitar episodios esporádicos de altivez. Este año, por las fechas, el reto es más picante todavía. El Getafe ha sido un ansiolítico para muchos en Madrid esta madrugada, a cuatro días del Shakhtar y siete del Camp Nou.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios