Los azulgranas golean al Alavés (0-5)

El Barça respira, pero Setién se despide de la Liga sin saber si estará en la Champions

Ni la reunión que mantuvo con Bartomeu el pasado viernes, ni la victoria de este domingo en Mendizorroza le aseguran a Setién el puesto. El cántabro podría irse sin debutar en Europa

Foto: Leo Messi celebra con Arturo Vidal el quinto y último gol del Barça en Mendizorroza. (EFE)
Leo Messi celebra con Arturo Vidal el quinto y último gol del Barça en Mendizorroza. (EFE)

Las declaraciones de Messi tras la derrota ante el Osasuna el pasado jueves fueron tan duras, tan contundentes, que el Barça gana por goleada al Alavés para despedirse de LaLiga y no se puede descartar que haya sido el último partido de Quique Setién como entrenador. El sopapo del crack fue de tal magnitud que Bartomeu duda sobre la conveniencia de mantener o no al técnico para el encuentro vital del 8 de agosto ante el Nápoles y ni la reunión que mantuvieron ambos el pasado viernes, ni la victoria en Mendizorroza le aseguran a Setién el puesto.

Con 30 grados y bajo un sol de justicia el Barça dijo adiós al campeonato con un 0-5. Fue un Barça enérgico con un Riqui Puig brillante y un Ansu Fati que abrió el marcador en el minuto 24’ después de que Puig, Vidal y Messi estrellaran el balón contra el poste en el primer cuarto de hora. Con Griezmann lesionado, el canterano aprovechó de nuevo su oportunidad y presenta su candidatura para ser titular ante el Nápoles. Messi y Luis Suárez aumentaron el marcador antes del descanso. Había dudas sobre cuál iba a ser el talante del equipo después de que el argentino explotara hace unos días, pero los azulgranas no mostraron ni una pizca de indolencia.

Nada más empezar la segunda parte Lenglet se lesionó y Semedo, que salió en su lugar, marcó el cuarto en el 57’. De Jong sustituyó a Busquets dos minutos más tarde y se quedó sólo Braithwaite en la grada junto a los dos porteros. El Barcelona, un equipo con un presupuesto de mil millones, se plantó en Vitoria con un banquillo ridículo que demuestra la calamitosa planificación deportiva de la temporada. Entre los lesionados, sancionados y Arthur que se borró del mapa aduciendo unas molestias en el tobillo, Setién sólo pudo convocar a 16 jugadores, los que tiene.

Setién, en Vitoria dirigiendo el que podría ser su último encuentro con el Barça. (Cordon Press)
Setién, en Vitoria dirigiendo el que podría ser su último encuentro con el Barça. (Cordon Press)

Messi asegura el Pichichi

Pese a todo, el Barça se despidió con dignidad frente a un Alavés que le dio toda clase de facilidades y Messi redondeó la faena marcando el quinto gol en el 75’, su segundo de la tarde, que le aseguraba prácticamente el Pichichi que Benzema le estaba rondando. Con 25 goles (cinco más que el francés antes de que comience el partido entre el Madrid y el Leganés), el culé superará al mítico Telmo Zarra como el jugador con más Trofeos Pichichi con siete. Una proeza, y eso que ésta no ha sido su mejor temporada.

Con un tono mucho más conciliador que el del jueves (no era muy difícil), Messi se felicitó por la buena imagen que habían mostrado en declaraciones a Movistar: “Era un partido difícil por la situación, la hora y el calor, pero la actitud del equipo y el compromiso es el camino a seguir. Lo principal es que hicimos autocrítica de puertas para adentro, no hicimos una gran temporada a nivel de juego ni de resultados. Hoy tuvimos compromiso y ganas que es lo único que no nos debe faltar. Ya no hay nada más que hablar, ahora hay que estabilizarnos. ¿El Pichichi? Es secundario, los premios individuales son lo de menos. Me hubiera gustado que fuera acompañado del título de LaLiga. Pase lo que pase voy a estar bien”. Ahora falta saber si esta última victoria le ha servido a Setién para mantener su puesto o ya ha sido demasiado tarde.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios