La pena de Santi Denia y la falta de respiradores que se llevó a su padre
  1. Deportes
  2. Fútbol
Falleció el pasado 21 de marzo

La pena de Santi Denia y la falta de respiradores que se llevó a su padre

El coronavirus se ha llevado al padre de Santi Denia, seleccionador sub-19. El manchego aportó su crudo testimonio al programa 'El Larguero' de la Cadena Ser

placeholder Foto: Sani Denia dirige a la Selección en un cuentro contra Alemania. (Reuters)
Sani Denia dirige a la Selección en un cuentro contra Alemania. (Reuters)

Santi Denia, seleccionador de la sub-19, perdió el pasado 21 de marzo a su padre, de 86 años, por culpa del coronavirus. En 'El Larguero' de la Cadena Ser contó a última hora de este pasado miércoles su testimonio, muy duro: "Tengo pena y mucha impotencia por todas las circunstancias que han rodeado a la muerte de mi padre. Él estaba bien, en una residencia de Albacete. Fue muy rápido. A mi hermana le dio tiempo a despedirse porque avisó el médico a la hora de comer: nos dijo que había empeorado. Yo llegué dos horas después, gritándole “Chapi” que es así como le llaman, y no contestaba ya...".

"Intenté buscar un respirador en Albacete para mi padre. Creía que era la única posibilidad de darle una oportunidad. Pedí al doctor, a amigos de Albacete, a amigos en Madrid, pero España tiene una situación complicada. Busqué llevarle también a Madrid, pero el médico desaconsejó el traslado. No había opción porque no había respiradores en ningún sitio", comentó Denia. El exjugador de Albacete y Atlético tuvo que despedirse de él ya en el velatorio: "No hubo manera de conseguir ese respirador porque el sistema está desbordado. Yo no soy ni más, ni menos que nadie para que me dieran un respirador. Sólo un ciudadano que buscaba darle una oportunidad a mi padre. A la mañana siguiente, llamaron a mi hermana y nos dijeron que había fallecido y que las 17:00 horas había que enterrarle. Fuimos cuatro personas al velatorio sin poder abrazarnos, con mascarillas. Fue muy duro. Luego dentro de lo malo, al menos tuvimos la suerte de que pudimos despedirle".

El coronavirus se ha llevado ya a más de 9.000 vidas en España y Denia quisó resaltar un dato sobre la crisis sanitaria: "En el acta de defunción pone que es sospechoso de coronavirus, pero es lícito por mi parte saber si está en esa lista o no. Por desgracia va a haber muchos casos en España que fallecen por coronavirus y no lo sabremos. Hoy leí que fallecieron 60 ancianos en una residencia en Las Rozas. Muy doloroso. Me gustaría saber si mi padre está en la lista y me gustaría que estuviera. Mi padre iba a cumplir 86. Sabemos que la mayoría de ancianos tiene patologías previas, pero lo que tengo claro es que seguiría vivo si no es por el coronavirus. No se por cuánto, pero seguiría".

Por último, instó al Gobierno a realizar más test para detectar posibles casos, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) y lanzó un mensaje de optimismo a la ciudadanía: "No quiero entrar en política, sólo me estoy expresando como un ciudadano que ha perdido a su padre. Vamos a tener esperanza y que, en tres semanas, vamos a tener la seguridad de haber vencido a este virus. No me cabe a menor duda".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Coronavirus Selección española Real Federación Española de Fútbol
El redactor recomienda