EL MEXICANO CONFIRMA UNA OFERTA DE 4 MESES

El día que el FC Barcelona echó por tierra el caramelo a Griezmann (fichar a Carlos Vela)

Tras la lesión de Dembélé, el FC Barcelona ofreció un contrato de cuatro meses a Carlos Vela, a quien Griezmann reivindicó para su mejor once, en el que estaban Messi y Mbappé

Foto: Vela y Griezmann celebran un gol durante su etapa en la Real Sociedad. (EFE)
Vela y Griezmann celebran un gol durante su etapa en la Real Sociedad. (EFE)

Con motivo del 29 cumpleaños de Antoine Griezmann, el portal Bleacher Report realizó el reciente 21 de marzo un once ideal formado por los mejores compañeros del delantero francés durante su carrera. Ter Stegen; Juanfran, Godín, Varane, Filipe Luis; Busquets, Pogba, Kanté; Mbappé y Messi. Estos fueron los diez jugadores seleccionados. Es decir, tres compañeros del FC Barcelona, en el que lleva 37 partidos y ha marcado 14 goles, tres ex del Atlético de Madrid (257 y 133), cuatro de la Selección francesa (78 y 30) y ninguno de su primer equipo, la Real Sociedad (202 y 52).

Sin embargo, el propio Griezmann no dudó en responder con un escueto "¿Carlos Vela?", en referencia al delantero mexicano con el que jugó en el equipo donostiarra.
En las tres temporadas que ambos coincidieron en San Sebastián, Zipi y Zape, como así se les llegó a llamar y a cualquiera que conozca a los personajes de Escobar sobra explicar por qué, formaron una dupla letal. Tanto sus diabluras como especialmente sus goles fueron decisivos para clasificar a la Real para la Champions. Fue una etapa en la que el 'rey' Carlos V encontró su sitio en el fútbol, Griezmann se proyectó hacia el estrellato y a ambos les sirvió para forjar una gran amistad que aún sigue viva.

Vela, que el pasado 1 de marzo cumplió 31 años, es decir, tan solo dos más que Griezmann, suma ya en Estados Unidos 71 partidos con la camiseta de Los Angeles FC en los que ha marcado 57 goles, algunos de ellos antológicos. Esto ya lo hizo en la Real Sociedad, el equipo con el que más encuentros ha jugado en toda su carrera: 250, con 73 goles y 44 asistencias. Muy lejos quedan los 64 con el Arsenal (11 goles), el club que apostó por él, pero en el que nunca logró encajar, y los 33 de su cesión a Osasuna, 8 en el West Bromwich y 2 en la desaparecida UD Salamanca.

En una reciente entrevista concedida a la revista GQ, el delantero mexicano ratifica que el FC Barcelona se interesó por él tras confirmarse la lesión de Dembelé, que se sumó a la de Luis Suárez. Vela ya sonó en el anterior mercado invernal, cuando finalmente el club catalán fichó a Boateng, un auténtico fiasco. "El Barça planteó un escenario de cuatro meses en ese momento", asegura Vela, quien tampoco tiene ningún reparo en confesar que "yo lo aceptaba porque era una oportunidad muy buena. No fue decir: ‘Ah, quiero dos años y si no, no voy’. Dijeron cuatro meses y voy cuatro".

Sin embargo, su actual equipo de la Major League Soccer (MLS) no le dio "facilidades para salir y es entendible". "Al final, buscan lo mejor para ellos y cada uno para sí mismo. Lo intenté y no se dio, y no pasa nada porque estoy más que feliz aquí", comenta el mexicano con la tranquilidad que le caracteriza. Sobra decir que de haberse concretado su fichaje por el Barça, Vela se habría reencontrado con su ex compañero y amigo Griezmann, además de jugar al lado de Leo Messi, quien no sabemos cómo hubiera acogido su llegada, pues sabido es que el argentino sigue empeñado en el regreso de Neymar.

Vela celebra un gol con su actual equipo, Los Angeles FC de la MLS. (Reuters)
Vela celebra un gol con su actual equipo, Los Angeles FC de la MLS. (Reuters)

Vela y "la industria del fútbol"

Vela es un futbolista estelar, con calidad de sobra para jugar en el Barça, y también peculiar. "No me gusta la industria del fútbol y sí me gusta jugar. He pasado por muchas cosas y vas viendo que esto es un trabajo", comenta en la mencionada entrevista. "No es como para los aficionados, que es un sentimiento y una pasión. Como jugador, viendo lo que veo y cómo nos tratan y cómo nos manejan, terminas tomándolo de esa manera. Es cuando dices: pues si estoy bien, perfecto, y si no, tengo que saber qué es lo mejor para mí y ya está", explica.

El de Cancún no tiene ningún problema en reconocer que "no soy una persona que me encante ver partidos, aunque tampoco por eso puede decirse que no me gusta el fútbol. Aprovecho mi tiempo en otras cosas, que ya bastante tengo del trabajo como para seguir con eso el resto del día”. A sus 31 años aún no piensa en el retiro y es normal, pues no en vano la temporada pasada fue el máximo goleador de la MLS. "Aunque estoy muy bien, me quedan, máximo, cinco años", asegura, y no cabe duda de que la experiencia en el Barça a buen seguro que se hubiera prolongado más allá de esos cuatro meses que le ofrecían.

"Si puedo elegir qué haré con mi vida, no tendría nada que ver con el deporte, pero se me hace raro hablar de esto… Desde los 14 años llevo la rutina de entrenarme todos los días, y cuando se acabe, será extraño. Me veo con buena panza y tendré que comer menos tacos", aclara un Carlos Vela cuyo reencuentro con Griezmann estuvo cerca, aunque parece evidente que en el Barça no se tomaron en serio el fichaje de un futbolista que por segundo año consecutivo fue designado capitán del equipo de las estrellas de la MLS. Prefirieron pagar 18 millones por el danés Braithwaite, delantero del Leganés de 28 años. Con un contrato hasta 2024, mientras a Vela solo le ofrecieron cuatro meses. Otra más de un club a la deriva. U otra menos, según se mire...

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios