casi un año en soto del real

Las cartas desde la cárcel de Sandro Rosell, su apoyo tras la décima negativa para salir

Dedicado al deporte, a responder la cantidad de cartas que recibe y bien integrado con el resto de presidiarios que le piden camisetas del Barça. Sandro Rosell espera el juicio oral

Foto: Sandro Rosell, pensativo, en una de sus últimas viistas a los juzgados. (EFE)
Sandro Rosell, pensativo, en una de sus últimas viistas a los juzgados. (EFE)

Refugiado en el deporte, la lectura y, sobre todo, en contestar las cientos de cartas que le llegan a la cárcel madrileña de Soto del Real. Así es el día a día de Sandro Rosell, el expresidente del Barcelona al que la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela denegó este lunes por décima vez la petición de excarcelación. Un nuevo revés cuando se van a cumplir once meses desde que entró en prisión preventiva (25 de mayo de 2017) por la acusación de blanqueo de capitales. La penúltima solicitud para salir de la cárcel fue el 7 de diciembre y, tanto sus abogados como el propio Rosell, tenían esperanzas de pasar las Navidades en casa. Pero el proceso de instrucción se está dilatando, se ha llegado a la primavera sin cerrar y en un nuevo intento tampoco se le han abierto las puertas de Soto del Real. "Su estado de ánimo no es malo, dentro de cómo se puede estar en esta situación porque es una persona psicológicamente fuerte y no pierde la esperanza. Pero hay personas que por supuestos delitos similares de blanqueo de dinero no están tanto tiempo en prisión”, cuentan en el entorno de Sandro Rosell. Califican la situación de “Kafkiana”.

El laborioso proceso de instrucción está a punto de llegar al final, pero de momento la juez se mantiene firme y el lunes 16 de abril fue la décima vez que rechazó la libertad con fianza porque, como dice en el auto, hay un riesgo de fuga ante la posibilidad de que tenga un patrimonio oculto en el extranjero y unas importantes influencias. Algo que niegan en el entorno de Sandro Rosell, según ha podido confirmar El Confidencial, al calificar que no está acreditado y que se acogió a la amnistía fiscal para regularizar su situación. Pero la juez Carmen Lamela vuelve a dilatar la fase de instrucción con más argumentos al mencionado de un posible patrimonio oculto y sus influencias. Se refiere a la complejidad de la causa y la abundante información que hay que estudiar.

Este último contratiempo pone en marcha nuevos plazos para preparar el recurso de apelación y esperar otros 15 días para tener noticias. Pero sí que hay un malestar en las personas que llevan la defensa de Sandro Rosell, que recuerdan con sorpresa la comparecencia del exfutbolista Romario y exjugador del Barça por videoconferencia para declarar ante la Audiencia Nacional. Romario, en calidad de senador, declaró hace mes y medio con un testimonio particular contrario a Rosell cuando tenía que haber informado del fallo de la comisión de investigación del Senado brasileño. Motivo de asombro para la defensa de Rosell. La conclusión del Senado brasileño fue excluir de cualquier responsabilidad a Sandro Rosell (con 15 votos a favor y 2 en contra), pero Romario hizo, nunca mejor dicho, un ‘regate’. Su testimonio fue desacreditado. La única diligencia que queda por practicar es una comisión rogatoria en Brasil para verificar más movimientos. De momento no hay contestación y la juez Lamela sigue adelante con la fase de instrucción. Está en la recta final.

Marta Pineda, mujer de Sandro Rosell, fue puesta en libertad tras los registros domiciliarios. (EFE)
Marta Pineda, mujer de Sandro Rosell, fue puesta en libertad tras los registros domiciliarios. (EFE)

En una celda de 10 metros cuadrados

Sandro Rosell ya espera el día con impaciencia para que se produzca un avance y poder acudir al juicio oral. Sus diez intentos de salir en libertad con fianza han sido rechazados. Como los de su compañero de celda, Joan Besolí. Socio y amigo andorrano que permanece en prisión. Investigado por crear la estructura de empresas que supuestamente blanqueó el dinero que se pasó por una empresa árabe de Isla Caimán. A Rosell, dentro de lo que se ha denominado la ‘Operación Rimet’, se le acusa de una supuesta apropiación indebida de 6,5 millones de euros dentro una investigación que cifra la suma total de dinero en 15 millones de euros procedentes de la venta de derechos audiovisuales de 24 partidos amistoso de la selección brasileña.

Su adaptación a la celda (de 10 metros cuadrados con baño propio), después de casi un año, su rutina deportiva, lectura, comunicación activa con el correo que recibe y buena relación con el resto de presidiarios del módulo (les ha hecho llegar camisetas del Barcelona) marcan la eterna espera del ex presidente que se hizo cargo del club azulgrana el 1 de julio de 2010. Fuera le espera su familia. Su mujer, Marta Pineda, fue puesta en libertad después de los registros domiciliarios.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios