El pequeño 'Conejo' Pérez (1,72 m y 44 años) se queda sin jugar contra el Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
el jugador más veterano en jugar un mundial

El pequeño 'Conejo' Pérez (1,72 m y 44 años) se queda sin jugar contra el Real Madrid

A Óscar Pérez le conocen como el 'Conejo', es el capitán del Pachuca y su portero titular. Debutó hace casi dos décadas y media en el Cruz Azul y ahora ha participado en un Mundial de Clubes

En el final de una carrera futbolística hay pocos detalles que queden por completar, probablemente. Sobre todo si la vida deportiva se ha extendido durante 24 años. Pero este martes se ha producido un hito en la historia de un señor de 44 años. A Óscar Pérez le conocen como el 'Conejo', es el capitán del Pachuca y su portero titular. Debutó hace casi dos décadas y media en el Cruz Azul y ahora ha participado en un Mundial de Clubes, convirtiéndose en el jugador más veterano en jugar este torneo. Eso sí, se ha quedado sin la final, después de que Grêmio les apartase de la misma por 1-0 en la prórroga.

Lo curioso de Pérez, además de su edad, es su estatura. Con sus 172 centímetros no ha sufrido en sus años como profesional para ocupar el lugar entre los palos, precisamente donde se supone que la altura es más importante. Ágil, rápido y de buenos reflejos, de ahí el apodo de 'Conejo', ha estirado su carrera para jugar el Mundial con Pachuca y, probablemente, estirar su carrera y acabar su larguísimo periplo deportivo en el club de su vida, Cruz Azul, con el que estuvo desde que debutara en 1993 hasta 2008.

El campeón de la Copa Libertadores necesitó del tiempo extra para superar el representante de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe, que luchará por el tercer puesto con el perdedor de la otra semifinal. El equipo mexicano, que cumple en este 2017 su cuarta participación en un Mundial de Clubes y que también necesitó de la prórroga para superar al Wydad Casablanca marroquí, aspira ahora a mejorar el cuarto puesto que obtuvo en 2008, su mejor papel en esta competición. El campeón sudamericano cumplió con su condición de favorito, aunque necesitó más esfuerzo y más tiempo del esperado para doblegar a un adversario correoso y con escasas fisuras en su disciplina táctica.

Tal y como se desarrolló el encuentro, la amenaza de prórroga se cumplió. Fue en este tiempo extra cuando el equilibrio se rompió. Everton, que había saltado al campo en el minuto 71 en lugar de Michel, recibió la pelota en un saque de banda, se adentró en el área mexicana y, con escasa oposición de su marcador, soltó un fuerte disparo que sorprendió a Óscar Pérez. El Pachuca intentó reaccionar, pero el Gremio manejó el tiempo restante a su gusto. Cumplió con su condición de favorito el cuadro de Renato Gaucho, que buscará el título ante el vencedor del duelo entre el Real Madrid y el local Al Jazira.

Mundial de Clubes Gremio Pachuca Real Madrid