máxima tensión en la academia rojiblanca

La invasión de jugadores chinos, el tsunami que arrasa la cantera del Atlético

La llamada Academia del Atlético de Madrid atraviesa momentos de gran convulsión desde hace tiempo, con graves frentes abiertos todavía por resolver

Foto: Wang Jianlin, persidente de Dalian Wanda Group, junto a Gil Marín y Enrique Cerezo. (Reuters)
Wang Jianlin, persidente de Dalian Wanda Group, junto a Gil Marín y Enrique Cerezo. (Reuters)

Hace unos días, el diario 'Marca' desvelaba la fractura entre el Atlético de Madrid y Carlos Aguilera. El exfutbolista rojiblanco, uno de los ejecutivos que desde 2011 trabajaban con la cantera del club, desaparecía de escena de un plumazo. La institución le transmitía que ya no contaba con él. El movimiento, sin embargo, no es un problema aislado, sino la punta del iceberg de un cúmulo de cuestiones que se han anquilosado en la denominada Academia, dirigida por el exresponsable de comunicación del conjunto colchonero Emilio Gutiérrez, y que presenta otra incómoda arista: el elevado número de menores procedentes de Asia que han aterrizado en las categorías inferiores y el trato preferencial que algunos consideran que se les da.

"La Academia está llena de jugadores chinos". La expresión es utilizada por entrenadores, trabajadores y padres de jugadores del fútbol base, cada día más alterados por lo que está sucediendo desde que Wang Jianlin apareciera en la vida del club. Fue en enero de 2015 cuando el millonario asiático compró el 20 por ciento del accionariado. Un punto fundamental del acuerdo era que debían ir incorporándose jugadores provenientes de China, que de hecho comenzaron a aparecer poco a poco en las instalaciones rojiblancas tras el convenio. Hoy por hoy más de medio centenar de menores del país asiático juegan en las diferentes categorías de la cantera. Por cada uno de estos futbolistas menores de edad que se visten de rojiblanco, además, el magnate paga 60.000 euros al año al club. Todo un negocio para la entidad de Miguel Ángel Gil Marín.

El Beijing Wanda FC es el club que ejerce de lanzadera para todos los jugadores que aterrizan en Madrid desde China desde hace años. Wang Jianlin firmó en su día sólidos acuerdos con Valencia y Villarreal para la formación de jugadores. Ya no están vigentes estos convenios y muchos de aquellos chavales han encontrado refugio en el Atlético de Madrid. Este hecho ha provocado que por todos los rincones de la Academia aparezcan futbolistas asiáticos, detalle que por supuesto no ha pasado inadvertido para los padres, que en privado muestran una creciente preocupación al entender que éstos tienen un trato preferencial.

Wang Jianlin, accionista del Atlético de Madrid. (Reuters)
Wang Jianlin, accionista del Atlético de Madrid. (Reuters)

Quejas de Wanda

La pasada temporada, Wanda se quejó ante los directivos rojiblancos, porque entendía que la formación que estaban recibiendo los jóvenes que él traía bajo el paraguas de la dirección técnica de la Academia no era la adecuada. Como importante accionista del Atlético y debido a la relevante inversión que hace en los menores asiáticos, estaba en condiciones de exigir más. Desde entonces, los numerosos jugadores procedentes de China son tratados con especial cuidado por los técnicos que manejan la cantera.

La diferencia de trato es tal que parte de los progenitores no asiáticos se encuentran en estos momentos al borde de la revuelta. Cuando dio comienzo esta temporada, la dirección del Atlético le transnmitió a los padres de los chicos de la Academia que todos ellos serían medidos por el mismo rasero, que los mejores quedarían incluidos en los equipos principales de la escuela. Sin embargo, entienden algunos consultados por El Confidencial, la promesa no se está cumpliendo.

Carlos Aguilera, a la derecha, fue presentado en 2011 junto a José Luis Pérez Caminero, a la izquierda, por Enrique Cerezo. (EFE)
Carlos Aguilera, a la derecha, fue presentado en 2011 junto a José Luis Pérez Caminero, a la izquierda, por Enrique Cerezo. (EFE)

Chinos a primeros equipos

El interés por potenciar a los jugadores que provienen de China es tal que la dirección de la Academia tiene órdenes de que, en cuanto los chavales (de Wanda) tengan la edad oportuna para no chocar con las severas leyes que marca la FIFA sobre menores de edad —el club fue sancionado por no cumplirlas—, éstos deben cumplimentar la pertinente ficha federativa para integrarse en los equipos de mayor relevancia.

Por otro lado, en el horizonte aparece otro asunto de vital importancia, sobre todo para las finanzas del Atlético de Madrid. Una pequeña muestra de los jugadores orientales traídos por Wanda, según estiman en el club, apuntan alto, al menos para incorporarse con solvencia algún día al fútbol profesional, ya sea vestidos de rojiblanco o con otra camiseta. Las cesiones o ventas de algunos de ellos también están ya proyectadas en el plan del club con el fin de sacar el máximo beneficio económico a la alianza que se estableció en su día con Wang Jianlin, desde hace semanas atravesando graves problemas financieros, algo que dejó con la boca abierta a todos los altos mandos de la entidad madrileña.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios