el nuevo seleccionador debuta ante bélgica

La primera misión de Julen: acabar con el desgobierno... y las timbas nocturnas

Más allá de los aspectos futbolísticos, Lopetegui sabe que la Selección que hereda viene de un periodo de decadencia del cual debe salir para recuperar todo su esplendor

Foto: Julen Lopetegui da instrucciones durante el entrenamiento en el estadio Rey Balduino de Bruselas. (EFE)
Julen Lopetegui da instrucciones durante el entrenamiento en el estadio Rey Balduino de Bruselas. (EFE)

Más allá del evidente fracaso deportivo que supuso caer en los octavos de final, la Eurocopa de Francia evidenció la decadencia de la Selección española de fútbol como equipo. Vicente del Bosque gestionó con maestría la herencia de Luis Aragonés y no solo ganó el Mundial de Sudáfrica, sino que revalidó el título europeo en el campeonato disputado en Polonia y Ucrania. Sin embargo, tras el fiasco del Mundial de Brasilposiblemente debió abandonar el cargo y no dilapidar gran parte del crédito y el prestigio que había ganado. El salmantino perdió el control de un grupo en el que solo las declaraciones fuera de lugar de Pedro enturbiaron el ambiente de la concentración en la última Eurocopa, aunque este fue paradójicamente demasiado bueno, al no estar enfocado en lo verdaderamente importante. 

Cierto es que el buen juego exhibido en el primer partido, ante la República Checa (1-0), y la contudente victoria en el segundo, ante Turquía (3-0), animaron las expectativas de hacer un buen papel, aunque las posteriores derrotas ante Croacia (2-1) e Italia (2-0) y, sobre todo, la forma en que ambas se produjeron, supusieron un punto de inflexión que terminó con la marcha de Del Bosque y la llegada de Julen Lopetegui, si no la mejor opción, desde luego la más sensata, aún más viendo las alternativas que se barajaban, léase Joaquín Caparrós, José Antonio Camacho o, incluso, Míchel.    

"No habrá una revolución sino una evolución", avisó Lopetegui en su presentación, y así se pudo comprobar en su primera lista, por más que hasta 10 jugadores que estuvieron en la Eurocopa se quedaran fuera. A saber: Casillas, Rico, Juanfran, Bellerín, Cesc, San José, Bruno, Pedro, Aduriz e Iniesta, este último por lesión. En su lugar entraron Reina, Adrián, Carvajal, Javi Martínez, Sergi Roberto, Saúl, Mata, Vitolo, Diego Costa y Alcácer.

Es decir, salvo el portero del West Ham, todos con antecedentes en la Roja o sus inmediaciones, de ahí que en el once de este jueves ante Bélgica (20:45, Tele 5) tampoco habrá grandes novedades. El lunes llegará el primer partido oficial, en León y ante Liechtenstein, primer rival en la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018, una selección que fue goleada este miércoles en un amistoso por Dinamarca (5-0).

Claro que los principales cambios introducidos por el nuevo seleccionador tienen que ver con la manera de funcionar. Desde pequeños detalles como saltar todos juntos a los entrenamientos, y no desperdigados como ocurría en los últimos tiempos con Del Bosque, a otros más importantes como ejercitarse por la mañana y no por la tarde, lo cual no permite trasnochar, pasando por una mayor presencia del balón y que los porteros participen en los ejercicios colectivos. Sobre el césped, será este jueves cuando se puedan empezar a ver los cambios que introduce Lopetegui. "No se trata de dar con una tecla, sino reconocer primero el potencial que tenemos y creer en lo que este grupo tiene para crecer. Estamos en una idea futbolística y hay que desarrollarla de la mejor manera posible y mejorar como equipo. Es lo que uno quiere como conjunto", explicó Julen en Bruselas.    

Piqué y Lucas Vázquez se lamentan durante la derrota ante Italia en la Eurocopa de Francia. (EFE)
Piqué y Lucas Vázquez se lamentan durante la derrota ante Italia en la Eurocopa de Francia. (EFE)

Aunque en Brasil ya se produjeron -y se taparon- los primeros síntomas de desgobierno dentro de la Roja, la concentración de España en la pasada Eurocopa disputada en Francia fue, según cuentan testigos presenciales, un desmadre. Así, era habitual que, además de más de un federativo que debía predicar con el ejemplo y no lo hacía, un grupo de jugadores trasnochara más de la cuenta y de manera habitual -de ahí que los entrenamientos estuvieran programados para las tardes- y que se celebraran timbas de cartas, a 7.000 euros la partida, para más señas. 

Conocido es también el incidente de un miembro del servicio de seguridad de la Selección que sufrió quemaduras en las manos al caerse sobre una de las hogueras que habían hecho en la playa frente al hotel de concentración con motivo de la noche de San Juan. Este accidente provocó que los internacionales suspendieran su participación en esta insensata actividad orquestada por la directora de la Selección, María José Claramunt. También hubo quejas sobre la propia preparación, carente de trabajo táctico, tal y como quedó evidenciado, especialmente en el partido contra Italia, en el que el repaso de Antonio Conte fue de libro.    

Además de que cualquier cambio en un banquillo siempre sirve para que los jugadores levanten las orejas por lo que pueda pasar, Julen Lopetegui tiene la gran ventaja de conocer a muchos jugadores de su etapa al frente de las categorías inferiores, primero en la selección sub 19, a la que llevó a ganar el Europeo de 2012, luego en la sub 20 y, por último, en la sub 21, con la que logró su mayor éxito: el Europeo de 2013. Precisamente, en aquel equipo estaban De Gea, Carvajal, Bartra, Koke, Thiago y Morata, seis futbolistas con los que ahora vuelve a contar, además de otros como Isco, ausente por unas molestias, según confirmó el propio Julen, y los Montoya, Alberto Moreno, Íñigo Martínez, Nacho, Illarramendi, Sarabia o Rodrigo. Como dijo Roberto Martínez, el nuevo seleccionador de Bélgica que curiosamente se estrena contra la Selección de su país, "Julen domina como nadie el relevo generacional de España". 

"A todos nos sorprende la ausencia de Casillas" o "hay que tener calma y paciencia con Lopetegui y dejarle trabajar, tenemos que remar todos en la misma dirección", son dos afirmaciones de Sergio Ramos, el nuevo capitán de la Roja tras la ausencia de Iker, que se pueden interpretar como avisos al nuevo seleccionador, aunque el técnico guipuzcoano sabe perfectamente dónde se ha metido y por dónde debe empezar esa evolución y no revolución de la que habló cuando Villar le presentó como sustituto de Del Bosque. Y es precisamente lo que mejor gestionó Vicente entre 2008 y 2012 lo que urge restablecer en la Selección española, si bien tampoco estará de más volver a jugar como equipo y no improvisar como una banda... de jazz.   

Alineaciones probables:

Bélgica: Courtois; Meunier, Alderweireld, Vermaelen, Jan Vertonghen; Defour, Witsel, De Bruyne; Carrasco, Hazard y Origi o Romelu Lukaku.

España: De Gea; Carvajal, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Koke, Thiago; Vitolo, Morata y Nolito.

Árbitro: Benoit Bastien (Francia).

Estadio: Rey Balduino. 20:45, Tele 5.  

 

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios