los dos clubes oficializan el traspaso

Illarra firma por la Real hasta 2021, después de dos temporadas en el Real Madrid

El Real Madrid y la Real Sociedad han hecho oficial el acuerdo para el regreso del centrocampista, por el que el club donostiarra pagará alrededor de 15 millones de euros. Illarra ya ha posado con el número 4

Foto: Illarramendi, en San Sebastián (Efe)
Illarramendi, en San Sebastián (Efe)

Asier Illarramendi vuelve a vestir rayas azules tras dos temporadas haciéndolo de blanco, aunque en menos ocasiones de las que le hubiera gustado. Real Sociedad y Real Madrid ya han hecho oficial el traspaso del mutrikuarra, que posó incluso con la camiseta con el número 4, precisamente el número que vistió Xabi Alonso. Después de quedarse fuera de la primera lista de Rafa Benítez con motivo del estreno liguero en El Molinón, el centrocampista tuvo claro que su intención de seguir en el Real Madrid era inviable. El regreso de Casemiro y el fichaje de Kovacic han dejado a Illarra sin sitio incluso en el banquillo del Bernabéu, de ahí la necesidad de cambiar de aires y por ello ya está en San Sebastián, donde pasó reconocimiento médico y firmó su contrato por seis temporadas, es decir, hasta 2021. "La Real era mi primera opción", dijo nada más llegar a Donosti, donde esta tarde será presentado, a las 19:00 horas en Anoeta. 

Aunque varios importantes clubes europeos como Liverpool o Inter han estado muy pendientes de su complicada situación en el Real Madrid, al final ha sido la Real Sociedad la que de verdad ha creído en su fichaje, lo que en este caso supone en realidad una vuelta a casa. Las buenas relaciones entre el presidente del club donostiarra, Jokin Aperribay, y de su homólogo madridista, Florentino Pérez, han sido muy importantes para llegar a un rápido acuerdo. Tampoco Illarra se lo ha tenido que pensar demasiado. Su regreso a la Real no es un paso atrás en su carrera, pues en el Madrid se ha quedado estancado, sino una segunda oportunidad, aún más después de haber rechazado marcharse en el último mercado de invierno al Athletic, que ofreció 24 millones por él. "Illarramendi no se le ha escapado al Athletic porque sigue en su club", dijo entonces Josu Urrutia, presidente del equipo bilbaíno. 

Lo cierto es que Jokin Aperribay ha sabido jugar muy bien sus cartas. Después de estar pendiente de que Illarra no acabara en Bilbao, ha esperado el momento oportuno para abordar la operación más ambiciosa económicamente en la historia del club donostiarra. Aunque las cifras en la que se ha cerrado el regreso de Illarra aún no han trascendido, a los alrededor de 15 millones que la Real pagará al Real Madrid, ya sea en concepto de traspaso o de cesión con opción obligatoria de compra, hay que sumar la alta ficha del mutrikuarra. Sin embargo, nadie puede olvidar que este mismo jugador dejó más de 32 millones y que su regreso es por ello no sólo una buena operación deportiva, sino también económica y, por supuesto, de imagen. En este caso, su llegada contrasta con la del guardameta Oier Olazabal, quien recala en la Real cedido una temporada por el Granada para cubrir la ausencia de suplente de Rulli.   

Con Illarramendi formando pareja por fin con Rubén Pardo en el centro del campo, por delante de la dupla de centrales Diego Reyes-Iñigo Martínez y por detrás del ataque formado por Vela, Jonathas, Xabi Prieto, Bruma y Canales, entre otros, dota al equipo que dirige David Moyes de un plus que obliga a cambiar de opinión al técnico escocés, quien hace una semana dijo que el objetivo de la Real no podía ser pensar en Europa. Es cierto que la intención de la dirección deportiva del club donostiarra sería desprenderse de jugadores como Granero o el Chory Castro para de este modo aligerar la masa salarial. No será fácil, sobre todo en el caso del madrileño, quien tiene una ficha muy alta y ya ha dicho que no tiene intención de marcharse. El uruguayo, que acaba contrato en 2016, tiene más mercado y su salida no es descartable.      

Illarramendi pasa reconocimiento médico en San Sebastián (Efe)
Illarramendi pasa reconocimiento médico en San Sebastián (Efe)

Lucas Silva, el siguiente en salir

Una vez que el Real Madrid ha acordado la salida de Illarra, el club que preside Florentino Pérez tiene seis días para encontrar destino a Lucas Silva, por cuya cesión se ha interesado, entre otros equipos, el Olympique de Marsella que dirige Míchel tras la espantada de Marcelo Bielsa. Más sorprendente es la posible marcha de Denis Cheryshev al Valencia. El joven extremo ruso parecía entrar en los planes del Real Madrid para su primer equipo, aunque finalmente parece que también está en el mercado, si bien en su caso siempre sería un traspaso con opción de recompra. Además, Coentrao podría marcharse cedido al Mónaco.

Además de las salidas, en el Bernabéu siguen pendientes de la situación de David de Gea, a quien Louis van Gaal volvió a dejar fuera de la lista del Manchester United para el partido de vuelta de este miércoles en Brujas, donde los diablos rojos se juegan el pase a la fase de grupos de la Liga de Campeones tras el 3-1 de Old Trafford. El Real Madrid va a intentar cerrar la contratación del portero español hasta el último día, aunque ello conlleve una rápida salida de Keylor Navas. El costarricense podría entrar en la operación De Gea, pero Keylor no tiene ninguna intención de irse a la Premier, de ahí incluso que se especule con la posibilidad de que acabara en el Sevilla. A saber...

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios