EL JUGADOR VASCO, EN LO PERSONAL, ESTÁ CONTENTO

Kovacic colma el vaso de Illarramendi: el Real Madrid escucha ofertas

El conjunto de Chamartín ha gastado 88 millones en tres futbolistas que no formarán -en teoría- parte del once titular habitual. Entre ellos está Asier Illarramendi, que costó 39 millones hace dos años

Foto: Illarra se ha quedado sin hueco en el Real Madrid (Imago).
Illarra se ha quedado sin hueco en el Real Madrid (Imago).

Entre Lucas Silva (14), Illarramendi (39) y Kovacic (35), el Real Madrid ha invertido en torno a 88 millones de euros en futbolistas que, previsiblemente, no formarán parte del equipo titular de Rafa Benítez esta temporada. En el caso del brasileño porque su pasaporte extracomunitario le pone en la rampa de lanzamiento para ser cedido a otro club (sobra uno) y en el del jugador vasco porque ante la llegada de Kovacic también se va a tornar muy complicado el simple hecho de que se mantenga en la plantilla blanca. Es el daño colateral, más bien la gota que ha colmado el vaso, por la llegada de este centrocampista de 21 años con un perfil similar al de Luka Modric, quien la temporada pasada sufrió una lesión que afectó notablemente en el rendimiento del equipo.

Hace un par de temporadas, cuando el Madrid lo incorporó a sus filas, a Iniesta se le cuestionó sobre cuál era su futbolista favorito del máximo rival. La respuesta fue Modric. La campaña anterior, su ausencia por lesión pasó factura a un equipo que logró un récord europeo de 22 victorias consecutivas, a perder el norte en Liga, caer eliminado de Copa y titubear en los octavos de Champions cayendo en casa por 3-4 frente al Schalke (reaparición de Modric). En esos momentos, el caché de Modric subió al hacerse más visible que nunca su aportación en el campo. Illarramendi no había sido capaz de adoptar el rol del croata (estilos de juego diferentes) y se fichó a Lucas Silva, un joven brasileño de buena pinta pero que, para empezar, su cuerpo estaba en pretemporada… y lo que el Madrid necesitaba era un recambio de garantías inmediatamente.

“Un jugador no puede arreglar solo todo”

“Un jugador no puede arreglar solo todo”, las expectativas sobre 'Lukita' eran tan altas que debió realizar estas declaraciones cuando volvió al césped. Y es que hasta que no regresó Modric, el motor merengue no volvió a funcionar: en el Camp Nou el Madrid duró lo que aguantó un Modric recuperado pero sin físico. Ancelotti lo debió de cambiar y el conjunto blanco bajó los brazos. Antes de las semifinales de Champions, el mediocampista de 30 años se volvió a lesionar y nuevamente el Madrid desaceleró en su marcha. En este tiempo, Ancelotti hasta probó con Sergio Ramos en el centro del campo ante la falta de soluciones en el banquillo.

En la secretaría general del Real Madrid se tomó nota y se repescó a Casemiro. Ahora, para dar una capa más de cemento a la estructura de la medular y tras comprobar por sí mismo Rafa Benítez el engranaje en esa zona del campo, el club que preside Florentino Pérez ha contratado al que se ha convertido en uno de los suplentes más caros del mundo: Mateo Kovacic.

El pase antesala del gol

Con Lucas Silva con los dos pies fuera (el cupo de extracomunitarios es de tres y están Danilo, Casemiro y James por delante de Lucas), el medio estaría formado por Toni Kroos, Modric, Casemiro, Kovacic e Illarramendi. Por este último se escuchan ofertas.

¿Qué aportaba Modric a Ancelotti para que el italiano mirase al banquillo y no encontrase nada? Sobre todo, la capacidad de poder controlar, esquivar a un contrario y dar un pase que pudiera ser la antesala del gol. Luka asumía riesgos porque sus aptitudes se lo permitía. Mateo Kovacic, en teoría, también posee esa característica ofensiva y, además, otras defensivas que le iban a permitir ocupar un puesto similar al de Toni Kroos este año en el Inter de Milán.

Illarramendi no se quiere ir de Madrid porque en el plano personal es feliz, pero si el año pasado no tuvo demasiadas opciones para vestirse de corto, este año parece que tendría menos. En una conversación con el primer entrenador de Primera División que trabajó con él, Juanma Lillo, éste lanzó una reflexión que ha día de hoy puede explicar su paso por el Madrid: "Qué quiere Asier para su vida".

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios