el Shenhua representa al Club de Fútbol Cracks

La gran invasión que llegó de Shanghai para revolucionar el fútbol regional de Valencia

El Shanghai Greenland Shenhua, uno de los grandes de China, adquirió la licencia del equipo amateur del Club de Fútbol Cracks, que ahora es defendido por un grupo formado por 25 futbolistas chinos

Foto: La gran invasión que llegó de Shanghai para revolucionar el fútbol regional de Valencia

Nada que ver con la potente apuesta del Atlético de Madrid, pero pionera y novedosa en nuestro fútbol. Escuela de reconocido prestigio y con una dilatada historia en Valencia, hace semanas se embarcaba en una aventura para revolucionar la categoría Regional de la provincia. El Club de Fútbol Cracks alcanzaba un acuerdo con el Shanghai Greenland Shenhua, uno de los grandes de China, para que su equipo amateur fuera gestionado durante este 2015 por el club asiático. Adquirió la licencia, se transfirieron todas las competencias y el vestuario del primer equipo -amateur- de la escuela se lleno de ojos rasgados. El equipo filial en pleno, 25 futbolistas con el correspondiente staff técnico para hacer un total de 32 personas, desembarcaba en Valencia para defender los colores de Cracks en busca del ascenso a Preferente. “Se ha convertido en el rival a batir”, apunta una persona que sigue la vida diaria de estos chavales.

El Shenhua, habitual visitante de nuestro país, donde su primer equipo ha realizado varias pretemporadas -la Superliga China arranca a principios de marzo-, mantiene unas excelentes relaciones con la escuela valenciana y en 2014 surgió la oportunidad de federar por completo al segundo equipo del club chino, pero manteniendo el sello de Cracks cuando toque competir. Y así fue. Desde principios de 2015, la armada asiática defiende todos los fines de semana al club valenciano. Inscrito en el Grupo IV de la Primera Regional Valenciana -en esta categoría no hay límite para alinear jugadores extranjeros-, el ‘club asiático’ ha acelerado para soñar con el anhelado ascenso. Seis triunfos y un empate adornan el caminar del equipo; ya en cuarta posición a 4 puntos del segundo (promociona) y a 10 del primero, que asciende forma directo a Preferente.

“Estamos contentos con este acuerdo”, comenta en conversación con El Confidencial Rafa Gimeno, presidente del Club de Fútbol Cracks, reconociendo que “al principio teníamos cierto temor a la respuesta de los rivales por ser algo tan novedoso. Sin embargo, no hemos tenido ningún problema y tratan al equipo como a cualquier rival”. Reconoce el dirigente que este grupo de futbolistas, de entre 18 y 20 años, “física y técnicamente es superior al resto de rivales. Tácticamente les falta mejorar, pues sobre todo han venido a España a progresar y aprender en este aspecto”. No hay que olvidar que estos futbolistas entrenan como cualquier equipo profesional, con sesiones dobles muchos días de la semana.

Un traductor a todas partes

Esta novedosa iniciativa ha provocado que los campos de los rivales estén más poblados de público de lo que es habitual por “ser llamativo y al mismo tiempo atractivo para los aficionados ver a un equipo chino”, comenta Gimeno. El impacto para el club valenciano se irá viendo con el tiempo, pero ya se puede apreciar a través de las redes sociales que las cuentas del Club de Fútbol Cracks son seguidas por aficionados del Shanghai Greenland Shenhua. “Creo que la apuesta ha sido positiva para las dos partes”, destaca el presidente. “Poco a poco los jugadores van asimilando las costumbres y la cultura española, sobre todo a nivel futbolístico, que es lo realmente importante para ellos”, añade.

La gestión del equipo a todos los niveles ya es cosa del Shanghai Greenland Shenhua. Sólo un técnico de Cracks está integrado en la disciplina del equipo; Rubén Rodríguez hace las veces de segundo entrenador, además de realizar los informes de los rivales y estar pendiente de todo lo que puedan necesitar el cuerpo técnico o los futbolistas. No falta un traductor, que no se separa del equipo en ningún momento. La gestión meramente futbolística, empezando por el estilo, táctica y demás, depende de manera exclusiva del entrenador asiático, aunque siempre con los oídos bien abiertos cuando debe ser aconsejado sobre cualquier cuestión. “Los jugadores han venido a aprender, a asimilar conceptos y a curtirse, con el fin de dar próximamente el salto al primer equipo del Shenhua”, recuerda Gimeno.

Intensivas clases de español

Los futbolistas chinos y los miembros del cuerpo técnico se manejan como un auténtico equipo profesional. Alojados en el Centro de Tecnificación Deportiva de Valencia, los jugadores viven por y para el fútbol las 24 horas del día, pero sin olvidar las intensivas clases de español que reciben para manejarse en su vida diaria y durante los partidos. Las competiciones para jóvenes en China no tienen demasiado nivel -sólo se disputan torneos regionales-, y por el ello el Shenhua consideró que la mejor manera de formar a sus mejores talentos era hacerlos competir en Europa. Es un club que invierte mucho en cantera y aprender nuestro modelo es básico para la dirigencia. 

Se asoman a Mestalla o al Nou Estadi del Levante para disfrutar la Liga y en su lugar de alojamiento no falta la antena correspondiente para poder ver todos los partidos de las principales competiciones que se disputan en Europa. Fútbol a todas horas… La armada que llegó de la lejana Asia se ha adaptado con rapidez a su nueva vida, a las costumbres españolas y sus bondades culinarias. Sufren con la comunicación, sobre todo cuando toca competir, y notan que el fútbol español, aunque hablemos de categoría Regional, es mucho más competitivo que en China a estas edades. Padecen la dureza del futbolista español, pero precisamente vinieron para eso, para endurecerse…

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios