sueña con reclutar algún día a cristiano o messi

Dinero, medidas anticorrupción y una buena dieta: China y su firme apuesta por el fútbol

El mercado de fichajes se encuentra en plena ebullición y China busca ‘cracks’ para la nueva temporada. El crecimiento del fútbol en el gigante asiático es imparable

Foto: La fiebre por el fútbol en China sigue creciendo (Reuters)
La fiebre por el fútbol en China sigue creciendo (Reuters)

Algunos no han tenido problemas en encargar gestiones para fichar a Cristiano Ronaldo o Leo Messi. Millonarios chinos se han planteado seriamente reforzar sus clubes con uno de los dos mejores futbolistas del planeta. “Eso es imposible”, ha sido siempre la respuesta que han recibido. Sirva esta anécdota para dejar claro que China también quiere dominar el mundo algún día si de fútbol hablamos. Con una liga en claro crecimiento y en estos momentos con el mercado de fichajes en plena ebullición -la competición regresa a principios de marzo-, durante estos días los magnates que manejan los clubes mueven sus hilos para reforzar sus equipos con futbolistas de primer nivel. Es imposible que la ‘Chinese Super League’ pueda competir hoy en día con Premier, Liga o Bundesliga, pero nadie sabe qué pasará dentro de unos años. El gigante de Asia, que se ha convertido hace poco en la mayor economía del mundo cuando hablamos de Producto Interior Bruto (PIB), quiere ser en un futuro una referencia mundial también con el balón.

Xi Jinping, presidente de la República Popular de China, es un enamorado del deporte rey -llegó a hablar de ganar un Mundial algún día-, convencido de que el fútbol es una excelente herramienta, puede que fundamental, para potenciar aún más la imparable expansión del país. Durante estos días, la actividad en las sedes de los clubes es frenética. Toca perfilar las plantillas y los millones de dólares circulan a través de la red telefónica. No tocan los principales clubes a entrenadores y futbolistas baratos. Sus dueños, con cuentas corrientes muy bien saneadas, aspiran a que sus equipos sean dirigidos por técnicos de primer nivel mundial y en cuanto a jugadores se refiere, tratan de convencer a más de uno con puñados de billetes. El español Gregorio Manzano ha triunfado en su primer año, alzando al Beijing Guoan a la segunda posición y siendo elegido mejor técnico de la temporada. El entrenador europeo es objeto de deseo por parte de los clubes, lo que ha provocado que muchos, y de renombre, hayan sido 'tocados' durante los últimos días.

Hace un año, el Guangzhou Evergrande ganaba la Champions de Asia de la mano de Marcelo Lippi. Para la siguiente temporada, cede su lugar en el banquillo a Fabio Cannavaro, una potente imagen que dará más lustre a la competición. Una liga que todavía se encuentra en plena evolución. Son muchos los aspectos que con el paso del tiempo mutarán, como el de los derechos televisivos; por ahora son los clubes los que pagan por aparecer en la pequeña pantalla, pero es algo que cambiará más pronto que tarde. A medida que se vayan liberalizando sectores, la Super Liga irá evolucionando. Lo mismo se puede decir con las marcas de material deportivo. Nike, patrocinador de la competición, viste a todos los clubes, mientras potentes firmas deportivas del país hacen cola para posicionarse algún en algún club. Otros potenciales patrocinadores esperan impacientes para colocar su logo en la competición.

Un aspecto que no es anecdótico tiene que ver con los hábitos alimenticios de la población china. Han cambiado en los últimos tiempos, lo que ha provocado que la obesidad en la juventud sea un motivo de gran preocupación. Los jóvenes, alejados mayoritariamente de las drogas y el alcohol, se han refugiado durante mucho tiempo en los estudios y una vida sedentaria; el sobrepeso juvenil ha pasado a convertirse en un problema que se quiere resolver. Las campañas de salud por el fomento de una vida sana se multiplican. Además, los gobernantes del país están potenciando programas para que los estudiantes sepan compaginar los libros con la actividad física, lo que ha provocado que el número de futbolistas con licencia federativa haya aumentado de una manera muy considerable en los últimos años.

Una importante medida que ha adoptado el gobierno de China es que el fútbol pase a convertirse en una asignatura más en muchas escuelas del país. Fundamental decisión que pone de manifiesto que en el futuro esperan ver en primera línea mundial tanto a los clubes como a la selección nacional, que por el momento no ha dado muchas alegrías a la numerosa población. Una decisión básica fue que el Consejo de Estado decidió recientemente que el Ministerio de la Educación Nacional pase a ocuparse de la promoción del fútbol en la juventud, algo que hasta ahora era competencia de la Asociación China de Fútbo. Ésta, salpicada de manera permanente por numerosos casos de corrupción, ha pagado tan alto precio Aunque han aterrizado entrenadores de primer nivel en China en los últimos años, tanto a nivel profesional como de formación, Japón y Corea del Sur, ‘enemigos’ más próximos, continúan estando por delante del gigante de Asia.

La corrupción es desde hace tiempo uno de de los graves problemas que manchan la imagen del fútbol en China. Muchos millonarios han optado por dejar de invertir dinero para evitar que sus empresas se vieran afectadas. Tanto el gobierno como los rectores federativos están tomando medidas para que el fútbol siga creciendo con brillo. Fue tal el número de escándalos que se acumulaban, que en su día la televisión estatal decidió no retransmitir partidos durante un año, a la vista del creciente desinterés de los aficionados y la huida de patrocinadores. Ahora las cosas están cambiando y las penas de cárcel se ejecutan sin contemplaciones. Las apuestas, con amaños de partido por medio, provocaron que en 2009 las autoridades pusieran en marcha diferentes campañas para limpiar el fútbol chino. En los últimos años se han celebrado diferentes juicios contra futbolistas, árbitros y dirigentes, siendo duramente condenados muchos de ellos. Estas medidas han provocado que poco a poco muchos patrocinadores vuelvan a fijarse en el balón de fútbol para expansionar su marca.

Los sueldos que pagan muchos clubes son de consideración. No tienen problemas muchos empresarios a la hora de ofrecer dólares. Por ahora, grandes figuras han emprendido esta aventura en la recta final de sus carreras, pero el objetivo es que dentro de unos años, futbolistas importantes que se encuentren en la madurez se planteen jugar en China. Por el momento, el mercado sudamericano es el principal a la hora de incorporar futbolistas. Los mejores nativos del país, por su parte, se encuentran cómodos porque los salarios son importantes. Fichas que muchos clubes de Europa de categoría media no pueden asumir, además de que el traspaso suele ser demasiado elevado. No regalan a sus figuras los clubes de China. El futbolista chino, el bueno, cada vez vale más. La inversión en el fútbol de base, mientras, cada vez es mayor, multiplicándose los acuerdos con clubes de primer orden mundial para aprender. Apasionados de las ligas extranjeras, los aficionados esperan ansiosos durante estos días la llegada de los nuevos futbolistas, soñando con que algún día aparezcan por aquellas tierras Cristiano Ronaldo o Messi…

Internacional
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios