Florentino, "el herniado" Bale y la tercera Bota de Oro de Cristiano
  1. Deportes
  2. Fútbol
el galés acudió a la entrega 'sin permiso'

Florentino, "el herniado" Bale y la tercera Bota de Oro de Cristiano

El presidente del Real Madrid protagonizó una curiosa anécdota con motivo de la entrega del galardón de máximo goleador europeo al delantero portugués

Foto: Cristiano recibió de manos del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, la Bota de Oro.
Cristiano recibió de manos del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, la Bota de Oro.

Si esta semana Cristiano Ronaldo recibía el premio Pichichi al máximo goleador de la última Liga, la semana pasada tuvo lugar la entrega al portuguésde su tercera Bota de Oro, premio al máximo goleador europeo que en esta ocasión compartió con Luis Suárez, exdelantero del Liverpool y actualmente del FC Barcelona. El acto, organizado por el diario Marca en representación de la ESM (European Sports Media), contó con la presencia del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, quien fue en encargado de hacerle entregaa su gran estrella de un galardón que no admite ninguna discusión, a diferencia de lo queocurreconel Balón de Oro, al que esta temporada nuevamenteaspira CR7, y este año como indiscutible favorito.

Mientras esperaba a Cristiano, Florentino bromeóen la sala VIP del hotel Meliá Castillasobre la presencia deRamos y Casillas, que acudieron para estar junto a su compañero. Los dos capitanes del Madrid y de la selección española fueronprotagonistas de la portada de Marca en la que se aseguró que habían pedido la cabeza de Mourinho, antecesor de Carlo Ancelotti en el banquillo del Bernabéu."Presi, en junio Mourinho o nosotros", era su título. El máximo digirente del Real Madrid llegó a convocar una conferencia de prensa para asegurar que la información era "simplemente mentira".

Florentino aprovechó la ocasión paravolvera dejar claro a los responsables de Marca que aquella información no fue verdad, al igual que la hernia de Bale,otra de las portadas del diario deportivo que no le gustaron nada al presidente del Real Madrid y quelevantaron una gran polémica. "Es difícil de entender una noticia con tanta crueldad, con un dibujo con la espalda, la columna, la sangre...sobre todo cuando no es verdad", señalóentonces.De ahí que, tras bromear conla presencia de Iker y Sergio, se le ocurrieracomentar:"Sólo falta que venga el herniado...", dijo en referencia al futbolista galés.Por lo vistoy, sobre todo, por lo oído, Florentinono sólo desconocía que Bale iba a acudir a la entregade la Bota de Oro a Cristiano, sino que no le agradó lo más mínimo que lo hiciera, sobre todo después de su comentario. "¿Tú qué haces aquí?", le preguntó extrañado a Garethcuando este hizo acto de presenciaen la salay fuea saludarle.

La famosa protrusión crónica

A propósito de Bale y una hernia que, tal y como reconoció el propio Real Madrid, acabó siendouna protrusión discal crónica,cabe recordar queel galésse ha perdido ya esta temporada, entre otros, los partidos deLiverpool (0-3) y el Clásico disputadoen el Bernabéu (3-1). Lo ha hecho por culpa de unas molestias musculares en elpiramidal derecho. Según explicóel doctor José Gonzálezen el diarioAS, esta dolencia “no es muy frecuente como lesión muscular aislada” y puede deberse a alteraciones anteriores, incluida la “protrusión discal crónica”.

“En nuestra experiencia clínica, el dolor del piramidal se debe a alteraciones discogénicas, incluidas protrusiones discales lumbares y estenosis foraminales y, en otras muchas ocasiones, a patologías del trocánter mayor del fémur”, explicó el doctor González sobre la posible causa de los problemas físicos de Bale. Lo que no se discutees que el rendimiento del galés no está dejando dudas cada vez que juega con el Real Madrid."El juego del equipo no cambia nada con él", dijo Ancelotti."Hay cualidad distinta con James, que le gusta recibir al pie, y con Bale, que le gusta más en carrera, la profundidad, pero en líneas generales el estilo de juego no cambia", aseguró el italiano, aunque con esta afirmación se niegue a reconocer lo que parece evidente.

Gareth Bale Cristiano Ronaldo Florentino Pérez