Núñez, Laporta, Rosell... los problemas judiciales del Barcelona y sus presidentes
  1. Deportes
  2. Fútbol
los juzgados, estrellas del día a día azulgrana

Núñez, Laporta, Rosell... los problemas judiciales del Barcelona y sus presidentes

La orden de ingreso en prisión de José Luis Núñez, expresidente azulgrana, es solo un episodio más en la larga lista de asuntos judiciales que salpican la actualidad del club

Foto: Rosell y Laporta llevan años enfrentados (EFE)
Rosell y Laporta llevan años enfrentados (EFE)

Hay algo dentro del Barça que nunca deja de sorprender. Da igual lo bien o mal que le vaya deportivamente al club; siempre habrá algún asunto que amenace con desestabilizarlo y enfangarlo todo, convirtiendo el día a día azulgrana en una sucesión de historias que muchas veces no tienen nada que ver con la pelota. Aunque eso, la pelota y lo que la rodea, también es una generadora constante de debates en Can Barça. A cuatro días del Clásico contra el Real Madrid, la actualidad blaugrana la han monopolizado dos asuntos judiciales: la orden de ingreso en prisión de José Luis Núñez y la retirada de la demanda presentada por el socio Jordi Cases.

Es cierto que Núñez dejó de ser presidente del FC Barcelona hace mucho tiempo, pero no lo es menos que la figura del empresario de 83 años estará ligada para siempre al club que presidió entre 1978 y el 2000. Tanto él como su hijo fueron condenados en julio de 2011 a dos años y dos meses de cárcel por el 'caso Hacienda'.

Los dos "aceptaron un diseño financiero contrario a las normas tributarias, del que obtenían un ahorro fiscal indebido y muy suculento, que obligaba a desarrollar una serie de operaciones mercantiles diseñadas y materializadas principalmente para producir ese ahorro fiscal", dice la Sección 9ª Audiencia de Barcelona en su auto. Ambos pidieron el indulto y solicitaron que la condena se suspendiera mientras se decidía, pero la Audiencia ha rechazado esa petición y ha ordenado su ingreso en prisión.

Su mano derecha y sucesor, Joan Gaspart, tuvo más suerte. Hace poco más de un mes, el juzgado mercantil número 10 de Barcelona condenó a los miembros del consejo de administración de Spanair a pagar solidariamente 10,8 millones de euros por irregularidades en el concurso de acreedores de la aerolínea, que cerró en el 2012. Gaspart, presidente de Turisme de Barcelona, que también tenía participación en la empresa, fue exculpado. No lo fue Ferrán Soriano, por entonces presidente de Spanair y en la actualidad director ejecutivo del Manchester City.

Soriano fue uno de los miembros originales de la primera junta directiva de Joan Laporta hasta que dejó el club en el año 2008, razón por la cual no le afecta la acción de responsabilidad social puesta en marcha por Sandro Rosell nada más llegar a la presidencia azulgrana. Con ella, la actual junta directiva exige a los 17 directivos de la última junta 'laportista' el pago de 47,6 millones correspondientes a los resultados negativos de la gestión. La junta presidida por Joan Laporta aprobó unas cuentas para el ejercicio 2009-2010 que arrojaban 11,1 millones de beneficios, mientras que la 'due dilligence' presentaba pérdidas de 79,7 millones.

No es la única espada que pende sobre la cabeza de Laporta. Hace solo dos días, Vicenç Pla, socio del FC Barcelona, decidió ejecutar la sentencia del 2013 que obliga al expresidente y otros siete directivos a avalar 23,2 millones de euros del presupuesto de la temporada 2006-2007. Los ocho condenados tienen dos meses para hacerlo.

Pero si hay un caso que ha centrado la atención en el último año ese ha sido el del fichaje de Neymar. La decisión de Jordi Cases de dar por finalizadas las acciones legales que emprendió contra el club por la falta de transparencia en las cuentas del traspaso del brasileño no afecta al proceso abierto en la Audiencia Nacional, donde la fiscalía seguirá investigando los detalles del fichaje. El caso está siendo juzgado por el juez Pablo Ruz, que imputó Sandro Rosell y al FC Barcelona por un delito de fraude fiscal y apropiación indebida. En cambio, rechazó la imputación de Josep Maria Bartomeu, actual presidente, y Javier Faus, vicepresidente económico, por no existir "elementos suficientes".

Leo Messi también se ha visto salpicado por problemas ficales, en su caso de manera más directa. El argentino ha tenido que declarar como imputado por fraude fiscal e irá a juicio próximamente. Además de la estrella argentina, el titular del juzgado de instrucción número 3 de Gavà mantiene la imputación contra su padre por tres delitos contra la Hacienda Pública por defraudar presuntamente 4,1 millones de euros en las declaraciones del IRPF de los ejercicios 2007, 2008 y 2009.

Todo lo anterior son asuntos judiciales externos, pero en los tribunales deportivos el Barça también ha tenido una temporada muy movida. La FIFA sancionó a los culés sin fichar durante un año (dos periodos de fichajes) por irregularidades en las contrataciones para su cantera. La sanción, que impide a los azulgrana fichar hasta enero del 2016, será recurrida al TAS, tribunal donde también tuvo que litigar el club por la sanción a Luis Suárez.

José Luis Núñez Joan Laporta Sandro Rosell Josep Maria Bartomeu Joan Gaspart
El redactor recomienda